BUITRAGO DEL LOZOYA
Inicio
Escudo de Buitrago del LozoyaEscudo de Buitrago del Lozoya
Ir a LOCALIZACIÓN Ir a HISTORIA Ir a LUGARES DE INTERÉS Ir a FESTEJOS Y EVENTOS Ir a OTROS

LOCALIZACIÓN


Acceso en coche: A 76 Km de Madrid. Tomar la carretera N-I hasta el desvioSituación de Buitrago del Lozoya de Buitrago.
Acceso en autobús: Compañía Continental Auto. Líneas de Buitrago y La Acebeda. Desde el Intercambiador de Plaza de Castilla.
Habitantes: 1246
Superficie: 26,4 Km2
Altitud: 975 m.
Ayuntamiento: Plaza Picasso, 1    Tel: 91-868-00-56
Etimología: 1) De "Britablo"(ciudad romana citada por Tito Livio). 2) De "Vulturus-acum" que da Vultraco y significaría Buitrera o lugar de buitres. 3) De "Fegh Tarek" (paso de Tarik) que derivaría en Bugtareco. 4) De "Bustar-aco" que daría Bustraco y significaría "lugar de pastizales para ganado vacuno"

Vista panorámica del pueblo      El término municipal de Buitrago del Lozoya es atravesado por la N-I. Su casco urbano se asienta sobre un promontorio que forma una curva en herradura sobre el río Lozoya, entre los embalses de Riosequillo y Puentes Viejas.
      Situado en mitad del Valle del Lozoya, al pie de las estribaciones meridionales de la Sierra de Guadarrama, su altitud es bastante homogénea, oscilando entre los 860 y los 1200 metros. No se encuentran elevaciones destacadas y el territorio está formado sobre todo por zonas de monte alto que son un resto degradado del bosque mediterráneo de roble y haya, todavía presente en el siglo XIX. En el sector más oriental pueden encontrarse pinares de repoblación. Además del río Lozoya, embalsado casi en todo su recorrido por el término, surcan el terreno los arroyos de la Tejera y Riosequillo, por el sur, y el de la Árcava y Cigüeñuela, por el norte.
      La carretera N-I divide el término en dos mitades. Esta situación de paso obligado en el camino hacia el Puerto de Somosierra ha condicionado toda su historia.
      Buitrago está dotado de una densa red de vías pecuarias que delata la importancia histórica de estos parajes en el sistema de transhumancia que desde la Baja Edad Media rigió en gran medida la economía agraria de la Meseta Central de España. El eje de la misma lo constituyen las cañadas reales de Velayos y San Lázaro, que atraviesan el término de norte a sur.



HISTORIA


Fachada del Ayuntamiento      Las referencias históricas más antiguas respecto a Buitrago datan del siglo I a. c. (sería la "Litabrum" conquistada por Cayo Flaminio, según Tito Livio), pero no hay ningún vestigio material que lo avale, ya que no se han hecho prospecciones arqueológicas. Tampoco hay vestigios medievales anteriores a la Reconquista y por lo tanto de la presencia musulmana anterior al siglo XI.
      Buitrago aparece de lleno en la historia de la Reconquista en tiempos de Alfonso VI, hacia el 1083 o 1085. Su valor estratégico es la razón de su pronta repoblación por medio de un privilegio otorgado por el mismo rey que facultaba la Villa para repoblar los núcleos existentes en su jurisdicción y crear otros nuevos. El amplio territorio delimitado por el monarca es el origen de lo que se conoce como Tierra de Buitrago, una comarca que formaba una sola unidad jurisdiccional y cuya cabeza era la Villa de Buitrago.
      Durante cinco siglos, esta unidad jurisdiccional tuvo una doble naturaleza. Desde 1368 fue un señorío otorgado por Enrique II a Don Pedro González de Mendoza, familia a la que sigue vinculado hasta la desaparición del Régimen Señorial en el siglo XIX. La familia Mendoza recibió en el siglo XVI el título de Duque del Infantado. Por otra parte, Buitrago y los pueblos de su tierra formaban una "Comunidad de Villa y Tierra", institución que los agrupaba tanto para satisfacer sus obligaciones de vasallaje, como para defender sus intereses frente a terceros. Suponía el gobierno mediante ordenanzas generales que regulaban la mayor parte de la vida económica y social de la Comarca, así como el asentamiento de nuevos vecinos.
      La morfología urbana de Buitrago guarda estrecha relación con su circunstancia histórica. El núcleo más antiguo es "La Villa", es decir, la parte más alta interior al recinto amurallado (las murallas podrían remontarse a la época árabe). La rápida saturación de este recinto da lugar a la aparición de dos arrabales, uno al sur, llamado San Juan y otro al norte, al otro lado del Lozoya, conocido como Andarrió.
      Esta estructura urbana que Buitrago ha mantenido hasta hoy está ya plenamente consolidada en la Baja Edad Media. Las parroquias actuaron como hitos de referencia y elementos generadores de la trama urbana. En la Villa, la Iglesia de Santa María del Castillo, única sobreviviente de las cuatro que todavía existían en el pueblo en el siglo XVI, era el elemento central. Intramuros también había que destacar la parroquia de San Miguel y el Hospital de San Salvador, fundado por el Marqués de Santillana en el siglo XV. En el barrio de San Juan, la iglesia del mismo nombre se levantaba en la actual plaza de Picasso, dando origen a la actual Calle Real. En Andarrió, la Parroquia de San Antolín estaba levantada junto a la antigua carretera.
      Los siglos XV y XVI, época en la que el poder de los Mendoza se asienta definitivamente, constituyen los de mayor esplendor de Buitrago, en todo lo referido a construcción de edificios y desarrollo urbano. Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, fundó la Iglesia de Santa María del Castillo y el Hospital de San Salvador (desaparecido), compró una dehesa llamada El Bosque como finca de caza mayor y construyó en ella un conjunto residencial conocido como Las Casas del Bosque, compuesto de un palacio de recreo y una capilla.
      Desde el siglo XVI se puede dar por completado el proceso de poblamiento de la zona y las Ordenanzas Generales cambian de orientación, tratando de protegerse del establecimiento de nuevos vecinos, con regulaciones restrictivas. El factor estratégico pierde importancia y empieza a ser dominante el económico. Una de las mayores preocupaciones de los vecinos en esta época es la salvaguarda de bosques y montes.
      Después del siglo XVI se registran pocos cambios significativos desde el punto de vista urbano y arquitectónico. Durante los siglo XVII y XVIII no se levantaron edificios singulares ni se modificó la trama urbana, en dos centurias caracterizadas por el estancamiento demográfico a la baja. En 1787 Buitrago contaba con 155 vecinos, unos 620 habitantes, lo que supone un grado importante de despoblación.
      Con la llegada del siglo XIX, la vieja importancia defensiva de Buitrago vuelve a primer plano con la invasión napoleónica. El ejército francés rompe el cerco de resistencia puesto en el puerto de Somosierra el 30 de noviembre de 1808 y ocupa a continuación los pueblos de la comarca, Buitrago entre ellos. Parece que todo el recinto amurallado fue pasto de las llamas por lo que parte de la población se desplazó hacia el arrabal de San Juan, que toma ciertas características de ensanche decimonónico, renovándose su edificación.
      En este siglo se modificó la estructura jurídica y económica de la zona con la desaparición del Señorío de Buitrago, de la Mesta, las Desamortizaciones eclesiástica y civil y la nueva división provincial de España.
      La primera mitad del siglo XX se caracteriza por el progresivo deterioro de sus edificios singulares que culmina con la destrucción del Hospital de San Salvador durante la Guerra Civil y de los últimos restos de la Iglesia de San Juan. También fue dañada la Iglesia de Santa María del Castillo. A pesar de todo ello la ciudad no fue acogida al Programa de Regiones Devastadas.
      En la segunda mitad del siglo, las obras de mayor envergadura han sido la construcción de los embalses que inundan su término, Puentes Viejas y Riosequillo, así como la Estación de Seguimiento de Satélites de Telefónica.



LUGARES DE INTERÉS


Vista general con la Iglesia de fondo      Su Recinto Defensivo, formado por un castillo y un recinto amurallado, es de origen musulmán, creado en el siglo XI, aunque fue restaurado casi continuadamente hasta cuatrocientos años después. En el amurallado se presentan dos tipos: el bajo, en el margen del río, y el alto, localizado hacia el valle. Se conservan dos de las Puertas de la ciudad, con arcos apuntados. El castillo o alcázar es de estilo mudéjar y posee cuatro torreones. El interior fue destruído por un incendio. Desde él parte un apéndice de muralla que se introduce en el embalse, y servía para cubrir por medio de soldados el abastecimiento de agua.
      La Parroquia de Santa María, fue concluída en el año 1321, constando de una sola nave, de planta y alzados góticos. La entrada principal es de estilo gótico flamígero (s. XV a XVII). Se conserva poco de ella, la portada y la torre mudéjar, ya que fue incendiada en 1936. En el museo de la sacristía se conserva el artesonado. La torre es un bello ejemplar del estilo mudejar. Actualmente la nave de la iglesia está restaurada en estilo neomudéjar.
      El Puente viejo sobre el río Lozoya, ciertamente deteriorado, comunica el recinto amurallado y el antiguo arrabal del Andarrio.
      El Museo Picasso, que consta de 60 obras, fechadas y dedicadas entre octubre de 1948 y navidad de 1972. Además cuenta con obras de cerámicas, libros dedicados, y la caja de herramientas de peluquería en madera pirograbada.
      Otros lugares que destacan son la antigua Fuente de Las Cruces, en el interior de la escuela de F.P. "Santa María del Castillo", el Potro de herrar, y el Puente sobre el río Cigüeñela.



FESTEJOS Y EVENTOS


      El Belén viviente, en navidad, puede llegar a hacer dos representaciones diarias, según el público, donde se presentan 24 escenas durante un recorrido de 1.300 metros, por el casco antiguo. Participan 180 actores, 30 técnicos y 40 o 50 personas de apoyo.
      Las fiestas de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque, se celebran en torno al 15 de agosto, con misa y procesión como actos litúrgicos, y encierros, novilladas, juegos tradicionales e infantiles, competiciones deportivas y verbena.
      Próximo al 14 de septiembre, se celebra el Santísimo Cristo de los Esclavos y Virgen de los Dolores, con procesión, encierros, novilladas, baile, caldereta y concurso de bailes tradicionales.
      El día del Corpus Christi, se engalana la calle de la Villa con mantones, arcos y altares de descanso. Se representa la Ultima Cena en la Plaza del Castillo.
      La Coral "Santa María del Castillo" representa villancicos en Navidad, conciertos de zarzuela y recopilaciones del folclore de la Sierra Norte de Madrid.



OTROS


Estación de Seguimiento de Satélites      La Torre de "El Palacio del bosque", en dirección a Gandullas, cerca del embalse de Puentes Viejas, se encuentra esta casa de recreo y cacería, en estado ruinoso, empleada por los Duques del Infantado, que data del siglo XVI.
      La Estación de Seguimiento de Satélites de Telefónica, donde se encuentran cinco grandes antenas parabólicas, fácilmente visibles desde la zona. (No está permitida la visita).
      La Presa de Riosequillo, con una altura sobre cimientos de 56 metros, y una longitud de coronación de 1.060 metros.

Ir al mapa de la Sierra Norte Ir al INICIO