Imagen
ATENCIÓN EN CRÍSIS
   
PSICOLOGIA HOY NELRIK
PSICOTERAPIA HOY
ENSAYO, EJERCICIO PSICOANALÍTICO
ATENCIÓN EN CRÍSIS
LEY DEL PSICÓLOGO, SE REGLAMENTA EL CÓDIGO DEONTOLÓGICO BIOÉTICO Y OTRAS DISPOSICIONES

ENLACES
Imagen
La Crisis
Es un momento crucial y decisivo, en el curso de una enfermedad, o una situación inesperada que afecta tanto física como psicológicamente y que obliga a una pronta respuesta por parte de la persona que se enfrenta a la crisis. En ocasiones la crisis puede conducir a tomar decisiones equivocadas o incluso puede bloquear a la persona impidiéndole salir de la misma. Una crisis es un estado temporal de desorden emocional positivo o negativo y que le impide al individuo afrontar la situación adecuadamente.

La crisis puede presentarse de dos formas: La primera, se presenta de forma inesperada o súbita como es el caso de catástrofes naturales, accidentes inesperados, o eventos fortuitos como el duelo por muerte, la separación, violación, cualquier tipo de perdida, etc. La segunda se presenta en las distintas etapas del desarrollo humano (infancia, adolescencia, adultez, vejez) estas crisis se manifiestan por lo general al culminar cada etapa.


Etapas de la Crisis
Durante un estado de crisis se han presentado una serie de eventos previos que provocan la misma, estos son:

1) Acumulación de tensión por distintas circunstancias sin que esta tensión se atienda.

2) Aumenta la tensión y esta es acumulativa, quizás por que no se ha enfrentado la situación como correspondería, se genera sensación leve de intranquilidad en ocasiones se distrae la sensación con otras actividades estresantes y no se resuelve nada.

3) Luego de la tensión y energías acumuladas se desencadenan en el organismo otros mecanismos para reducir las tensiones; pueden ser estados profundos de sueño, alguna somatización leve (enfermedad física de origen psicógeno), descontrol del estado anímico entre otros; esto busca reducir el cúmulo de tensión y energía, pero en muchos casos la tensión se acumula aun más debido a la resistencia de la persona para resolver o enfrentar la situación de tensión (estrés).

4) Al continuar acumulando tensión sin resolverse o reelaborarse en los pasos anteriores, esta puede provocar una grave desorganización emocional y física como llanto repentino, temblor, mal humor, insomnio, pesadillas, hiperactividad o quietud exagerada sin aparente razón, estados de resfriado, tos persistente, dolor de caveza, sensación de estar deprimido constantemente ideación de muerte o querer escapar de algo, etc.

5) Perdida del control sobre la vida y su normal desarrollo en la cotidianidad, esto se puede acompañar de alucinaciones, estados de agresividad sin control contra si mismo o contra otros, intentos de suicidio, ataques de pánico, histéresis (parálisis o mal funcionamiento de alguna parte del cuerpo) mutismo excesivo, incongruencias al hablar, euforia incontrolada y exagerada, entre muchas otras manifestaciones. Aquí por lo general la persona a perdido casi por completo el control anímico y de desenvolvimiento cotidiano.

Los anteriores pasos conducen a un cambio de su entorno de manera tal que su vida se hace dificultosa interna y externamente, la persona es incapaz de resolver la situación apropiadamente; es inminente en estos casos una atención en crisis asistida por un psicólogo u otro profesional de la salud preparado para apoyar estos casos.


Categorías de Intervención
La intervención en crisis esta dirigida a ayudar o auxiliar a cualquier persona para que soporte adecuadamente suceso traumático de modo que se puedan atenuar los efectos traumáticos o de crisis mediante la reflexión y la expresión emocional que le permitan a la persona recuperar el control adecuado de la situación y de su vida.

Para una atención en crisis por cualquier motivo se ha de tener en cuenta que hay tres categorías de intervención, que van desde la primaria o básica, hasta la de orden terapéutico.

1) INTERVENCIÓN PRIMARIA O BÁSICA: corresponde a la ayuda psicológica y de interrelación con la persona en crisis esta se aplica en los primeros instantes del momento crítico o antes de que este ocurra y puede durar algunos minutos y extenderla a unas cuantas horas. Esta atención puede estar en manos de familiares o amigos inicialmente pero se recomienda extenderla a profesionales como psicólogos o personal preparado para este tipo de atención.

2) INTERVENCIÓN SECUNDARIA: la intervención ocurre inmediatamente después de la crisis, puede durar días o semanas y sus dos estrategias básicas son en primere instancia la ayuda psicológica, seguido del acompañamiento por parte de familiares, amigos y/o profesionales Psicólogos, orientadores, que propendan por el sostenimiento emocional adecuado de la persona.

3) INTERVENCIÓN TERCIARIA: que es el principio primordial de la terapia en crisis. puede durar meses o años, después del suceso critico y es proporcionada por psicoterapeutas y otros profesionales de la salud con conocimiento de técnicas de evaluación y tratamientos como: Psicoterapia a largo plazo, reentrenamiento, medicación, rehabilitación, etc.

Momentos en lo que se debe aplicar una atención en crisis, es cuando se manifiestan episodios de:

* Intranquilidad excesiva
* Irritabilidad frecuente
* Marcado cambio del estado de ánimo
* Sensación de Soledad
* Depresión
* Desconsuelo y perdida
* Abuso de sustancias
* Abuso proferido contra niñ@s
* Violencia intrafamiliar
* Enfermedad mental
* Ideación suicida

Tenga en cuente que muchas crisis se elaboran de forma inconsciente por parte de la persona; se relacionan con insatisfacciones personales que generan: crisis existenciales, deseos de muerte a si mismo o a otros, estados neuróticos, de paranoia, angustia, depresión somatizaciones etc. Todo esto por la acumulación y/o mala elaboración de las emociones, sentimientos y vicisitudes que se presentan en la vida de las personas.



ABORDAJE DE UNA ATENCIÓN EN CRISIS DURANTE UNA INTERVENCIÓN PRIMARIA

* Observe escuche y sienta a la persona
* Evalúe condición anímica y de conciencia en la persona
* No juzgue a la persona, escúchela y acompáñela
* Evite que la persona se lastime a si misma o a otros
* Dialogue con la persona, de forma calmada, positiva y fortalecedora
* En lo posible abrace a la persona y aconseje tranquilidad
* Ponga a la persona en estado de comodidad física
* Pídale a la persona que realice respiraciones profundas y cíclicas (sin parar)
* Inicie un dialogo calmado en el cual usted escuchara mas que hablar
* Todo sentimiento doloroso o triste expresado por la persona puede ser un punto para reflexionar sobre quien tiene el control de sus emociones y para que le sirve estar (triste, deprimido, muerto, agresivo, ausente etc.)
* Comuníquese inmediatamente con un Psicólogo, psicoterapeuta o profesional de la salud que pueda ayudarle.



ESTE ES UN APARTE DEL MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS EN PSICOLOGÍA

ESCRITO POR EL PSICÓLOGO CLÍNICO
NELSON RICARDO VERGARA C.


EL PROPÓCITO ES GENERAR INTERES POR EL MANEJO ADECUADO DE LA ATENCIÓN EN CRISIS Y LOS PRIMEROS AUXILIOS EN PSICOLOGÍA.


DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR
SI USTED HACE UNA COPIA DE ESTE ARTÍCULO FAVOR MENCIONAR Y RESPETAR LOS DERECHOS DEL AUTOR.



 
Escríbeme
Para más información

nelrik@hotmail.com
nelrik@galeon.com

Carrera 19 No. 84-96 consultorio 206
teléfono (571) 5300398 Antigüo Country Bogotá D.C. Colombia