CAPITULO XI

LA TEORÍA DE LA REVELACIÓN DIVINA    



Hemos visto anteriormente la afirmación coránica que dice que, aún con los esfuerzos mancomunados de toda la humanidad, es imposible producir algo como el Corán. Un conciso examen del Corán a la luz de la ciencia moderna tiende a sustentar la anterior declaración, tal como lo demostró el Dr. Maurice Bucaille, un científico francés católico, en su obra "La Biblia, el Corán y la Ciencia". Algo que refuerza mucho más esta afirmación es el increíble formato del Corán. G. Miller nos dice:

"En cuanto a las maravillas numéricas  y los sorprendentes aspectos de la construcción del Corán,  estos son abundantes y, lo más importante, necesarios. Es decir, la disposición de las palabras en el Corán es necesaria, de otra forma contendría errores.1"  

    Las áreas de posible comparación entre el Corán y la Biblia a la luz de la ciencia moderna incluyen: La creación del mundo y sus etapas, la fecha de creación de la Tierra, la aparición del hombre en ella y la descripción del Diluvio y el Exodo.  

          1. La Biblia dice, en Génesis 1:3-5, que el día y la noche fueron creados en el primer día.

La luz que circula por el universo es el resultado de complejas reacciones en las estrellas. Es ilógico citar el efecto producido (¡e. La luz) en el primer día de la creación, situando el medio para producir esta luz (¡e. Las luminarias ) tres días más tarde. Además situar en el primer día la existencia de una 'tarde' es puramente alegórico. ¡La tarde y la mañana como elementos de un día, no son concebibles sino después de existir la Tierra y su rotación bajo la iluminación de su propia estrella, el Sol!2 . El Corán no presenta la mencionada secuencia.

2. En Génesis 1:9-13 leemos que "... pasto y hierbas que den semilla y  árboles frutales que den sobre la tierra fruto con su semilla adentro"  fueron creados en el tercer día . " .. que un muy  organizado reino  vegetal y con una reproducción por semillas apareciese antes de existir un sol (Este aparecerá, dice el Génesis, el cuarto día) y que se establezca la alternancia de los días las noches es por completo insostenible."3.

                    Nuevamente, el Corán no hace tal afirmación.  

3. En Génesis 1:14-19, en el cuarto día fueron creados el sol, la luna y las estrellas. "La Tierra y la Luna emanaron, de su estrella original, el sol. Situar la creación del Sol y la Luna antes de la creación de la Tierra es completamente contrario a las nociones más sólidamente establecidas sobre la formación de los elementos del sistema solar"4. Bucaille continúa enumerando muchas otras inconsistencias secuenciales. La creación del universo, según la Biblia tomó seis días. La duración de un día es aparentemente de 24 horas, pues Dios descansó en el Sabbath. El Corán también mencionó seis días, pero la palabra usada es "Ayamu", plural de "yaum". Esta palabra puede significar dos cosas: Un día de veinticuatro horas o un muy largo periodo de tiempo. El Corán dice en 32-4, que Dios creó los cielos y la Tierra en seis días y en el siguiente. verso dice que la duración de un día es igual a mil años de los nuestros. El Corán también rechaza la idea de Dios descansando en el Sabbath5. Entre los versos coránicos que hablan de la creación de los cielos y la Tierra tenemos: 79:27-35, 21-11, 2:29, 23:17, 71:15-16, 78:12-13, 32:4, 50:38 y 25-59. En cuanto al proceso básico de la formación  del universo, el Corán dice en 21:30:

¿ Es que no ven los que se niegan a creer que los cielos y la tierra estaban juntos y los separamos?  ¿y que hemos hemos hecho a partir del agua toda cosa viviente? ¿No van a creer?

En la sura 41, aleya (ie. verso) 11, el Corán dice: 

Luego dirigió (Su voluntad) al cielo, que era humo, y le dijo junto con la tierra...



1- G. Miller, ob. cit., p. 30

2- Maurice Bucaille, "The Bible, The Qurán and Science: The Holy Scriptures Examined in the Light of Science". Paris, Seghers, 1981. (T. Existe una traducción al castellote, Madrid, Arias Montano, 1991.),p. 43.

3- Maurice Bucaille, ob. cit., p. 43

4- Maurice Bucaille, Idem.

5- 'Sabbat', en hebreo, significa descanso. Ver Corán 50:38.


Atrás Principal Adelante