Nuestro Repertorio (Intro)

La amalgama de pobladores que vinieron a las islas después de la conquista fue verdaderamente importante. Si es cierto que, ante todo se establecieron en ellas gentes de la zona occidental de Andalucía, no menos cierto es que también llegaron, en menor proporción pequeños contingentes que procedían de muchas otras partes de la Península.

El comercio y la industria azucarera, además, estaba muy dominado por los mercaderes portugueses, y como esclavos fueron traídos, especialmente a las islas más orientales, gran numero de berberiscos de la vecina costa africana y más adelantes hombres de color capturados en África negra. Todos estos elementos contribuirían a conformar un folklore musical característico a lo largo de los siglos.

En el siglo XVIII España sufre una serie de cambios económicos y sociales que afectarán muy profundamente a ciertas costumbres, extendiéndose a partir de entonces por las comunidades rurales una serie de modas. Es entonces cuando fandangos, jotas, seguidillas, y otros géneros se asientan en todas partes y, como no, llegan también a Canarias. Las más tardías incorporaciones de danzas populares a Canarias datan del siglo XIX. Se trata de un grupo de bailes de origen centroeuropeo que se manifiestan en la polca, la mazurca y la berlina. Son también bailes sueltos y alegres, de muy dinámicas mudanzas y saltos menudos, los cuales constituían la sal y pimienta de las fiestas campesinas canarias hasta avanzado el siglo XX.

intro

Tanganillo, Santo Domingo y Tajaraste (Tenerife)

Este es un ejemplo del trabajo realizado por las secciones femeninas de la isla y los grupos de Coros y Danza; producto de los concursos nacionales de folclore de las primeras décadas del siglo XX nos encontramos en una sola pieza recogidos tres bailes diferentes en estructura, melodía y antigüedad.

El tanganillo es un tipo de seguidilla, también del siglo XVIII caracterizado por un periodo melódico más amplio, en el que el texto cantado se extiende en reiteraciones de ciertas palabras.

El Santo Domingo es una de las más valiosas y arcaicas supervivencias en el folklore musical canario. Sus orígenes se remontan probablemente al siglo XII, aunque las coplas del canto llegaron a Canarias mucho después. Los pocos versos antiguos que se conservan en Canarias aluden a la vida y milagros del llamado Santo Domingo de la Calzada.

El Tajaraste, seguimos hablando en esta ocasión de un baile de filas enfrentadas de hombres y mujeres, de muy antigua tradición en el Archipiélago, que en este caso adquiere una serie de variaciones: se incorporan además de los instrumentos esenciales para el tajaraste como son el tambor y las castañetas los instrumentos de cuerda.

Tajaraste

Santo Domingo Gomero

La devoción religiosa de nuestro pueblo ha hecho que Santo Domingo tome un papel relevante en la ejecución de este tema tan carismático de nuestro folklore. Pudo ser de los primeros temas en llegar a Canarias, con motivo de la cristianización de nuestro pueblo, y encontramos versiones de este en casi todas las islas, tomando relevante importancia el de Tenerife, Gran Canaria y La Gomera. En Tenerife, como hemos dicho antes, se le ha unido a la trilogía de Tanganillo, Santo Domingo y Tajaraste, siendo de tempo cadente y melodía muy suave con un cambio de tonalidad entre una estrofa y otra. Se baila en la modalidad de rueda. En contraposición a este encontramos el de Gran Canaria, con un tempo mucho más alegre aunque con similar estructura musical. El baile es muy característico, con mucha similitud con los bailes de seguidillas (bailes en forma de cuadro, giros sobre si mismo y cruces). El Santo Domingo Gomero es quizás el que, como todo el folklore de la isla colombina, mejor se ha conservado, manteniendo los toques de tambor y chácaras y bailado en filas con giros sobre uno mismo al comienzo de cada estrofa del cantador.

Según parece, el Santo Domingo arribó a La Gomera a finales del siglo XIX al mismo tiempo que otros géneros de cuerda. Acostumbraba a interpretarse en los salones de baile junto con jotas (isas), folías, malagueñas... sobre todo al final de la verbena. En La Gomera evolucionó de manera curiosa, pues el tambor se apoderó de él y, paulatinamente, se dejó de interpretar con cuerdas.

Existen dos variantes: una, más relacionada con la que se canta en el resto de las Islas, y que se basa en cantares propios de este género; y otra, donde se interpreta un romance a ritmo de Santo Domingo. Esta segunda forma la aprendimos de don Isidro Ortiz Mendoza, director de "Los Magos de Chipude".

En todo caso, el Santo Domingo no tiene el carácter procesional del Baile del Tambor y, en cierta medida, los mayores (al menos en la zona de Valle Gran Rey) lo consideran un "género menor".

Tango Guanchero (Tenerife)

Es el Tango Guanchero uno de los diversos tajarastes que encontramos en la isla de Tenerife, específicamente en los altos del Valle de la Orotava, más concretamente por la zona de Benijos; se caracteriza por ser bailado en forma de cuadrado por dos parejas. Referente a la música se toca exclusivamente con flautas, tambores y castañetas, que según los historiadores fueron los primeros instrumentos introducidos en la isla por medio de las milicias.

Tanganillo de Teno Alto (Tenerife)

Como hemos dicho anteriormente, El tanganillo es un tipo de seguidilla, también del siglo XVIII caracterizado por un periodo melódico más amplio.En este caso llama la atención, que no tiene letra para ser cantada, sino que consiste en una pieza exclusivamente melódica, que se utilizaba en las fiestas de salón o bailes de taifa, como un pique (competición) entre la parranda (cuerpo de cuerdas) y los bailadores. Consistía en que la parranda iba aumentando la rapidez del ritmo de la música para conseguir así que los bailadores o se cansaran, o perdieran el paso y conseguir que se rompiera el baile. Dicen los ancianos del lugar que estas piezas se usaban para cuando la fiesta o el baile estaba decaído, reanimar a los que allí se encontraban.

Tango de La Florida (Tenerife)

La mayoría de los estudiosos del tema coinciden que es una manifestación de un antiguo baile de cintas ya desaparecido. Característico es de este baile el tajaraste que aparece al final. No se trata aquí ya de una danza de filas enfrentada, sino en rueda, caracterizándose por los saltos que dan los bailadores.

Tango Florida

Las Folías (Tenerife)

Populares en Canarias constituyen una joya musical del inusitado interés. Son una fiel versión del antiquísimo complejo formado por melodías y bajo acompañante que desde fines del siglo XVI era conocido ya en toda Europa con el nombre de "Folías de España". Esta danza cortesana debió extenderse entre el pueblo canario bastante después del año 1700 y como género musical descendido de cultas esferas. Se bailan las folías muy delicadamente con maneras cortesanas, y conservan, como elemento característico de la danza, la antigua tradición de cambio de pareja por parte de la mujer, la cual retorna a la postre a bailar con su primer acompañante.

Folias Tenerife

Folías de La Palma

Populares en Canarias constituyen una joya musical del inusitado interés. Son una fiel versión del antiquísimo complejo formado por melodías y bajo acompañante que desde fines del siglo XVI era conocido ya en toda Europa con el nombre de "Folías de España". Esta danza cortesana debió extenderse entre el pueblo canario bastante después del año 1700 y como género musical descendido de cultas esferas. Se bailan las folías muy delicadamente con maneras cortesanas, y conservan, como elemento característico de la danza, la antigua tradición de cambio de pareja por parte de la mujer, la cual retorna a la postre a bailar con su primer acompañante. En este caso al estilo de La isla de La Palma tanto en lo que se refiere a lo musical, como en la danza.

Las malagueñas (Tenerife)

Derivada del fandango andaluz, las malagueñas llegan a Canarias hacia el siglo XVIII, adoptando un aire más dulcificado y lánguido que las diferencia de las variantes peninsulares. Por lo que respecta al baile, el hombre maneja a la mujer; es el varón el que guía a la mujer con cierto matiz sexual, ya que se le aproxima fuertemente para demostrarle su papel dominador. Parece estar claro que los mejores bailadores eran aquellos que conseguían marear a sus mujeres.

Las malagueñas en Tenerife y Gran Canaria son muy similares, con una danza donde el hombre dirige a la mujer en una serie de figuras coreográficas y otras donde dos parejas ejecutan una serie de cruces. En Tenerife se suele ejecutar otra modalidad donde un hombre dirige a varias mujeres en una bella coreografía. Esta modalidad fue popularizada por un bailador llamado D. Fermín Morín por los años veinte.

Malagueñas de los novios (Fuerteventura)

Baile muy singular, donde encontramos al hombre bailando al mismo tiempo con dos mujeres, una que es la novia la tiene agarrada por la cintura, la otra "la pretendienta" está agarrada a un pañuelo que sujeta el hombre; mientras la novia gira alrededor de su novio moviendo los brazos, la mujer del pañuelo gira al sentido contrario con movimientos provocadores. En los bailes de taifas de Fuerteventura, este era el único tema que bailaban los novios enlazados por la cintura, el resto eran bailes sueltos.

Malageña de los novios

Las seguidillas y saltonas (Tenerife)

Las seguidillas también arraigaron en el Archipiélago durante el siglo XVIII en muy variadas formas. Existe una versión de baile muy dinámica y colorista, propia de las islas orientales, a la que se conoce por seguidillas corridas. Otra versión es la de las saltonas, caracterizadas porque los cantantes se alternan pisándose las estrofas que cantan (seguidillas robadas).

Seguidillas de Gran Canaria

Las seguidillas las encontramos difundidas por todo el archipiélago bajo diferentes interpretaciones, en este caso se caracterizan porque el baile las ejecuta en forma de cuadrado, de dos en dos parejas realizando giros entre si y acompañándose de las palmas. En este tipo de seguidillas no se usa el robo de coplas.

Seguidillas de Lanzarote

Se caracterizan las seguidillas de Lanzarote por la forma brusca pero de nuevo vistoso en el que las parejas bailan en rueda con grandes saltos de dentro hacia fuera, conformándose el baile en dos ruedas una interior formadas por las mujeres y otra exterior formada por los hombres. Los solistas que cantan las seguidillas de Lanzarote suelen ser de timbre agudo y con gran potencia.

La Isa (Tenerife)

Isa es una palabra que proveniente del bable asturiano y significa salta. En realidad la isa sólo es una versión canaria de la jota que entra a formar parte del repertorio musical de las islas en el siglo XVIII, pero no cabe duda de que en las islas han adquirido un sello dulzón y nostálgico. En esencia, sabemos que la isa era hasta fines del siglo pasado un baile suelto de castañuelas, cuyos saltos exigían gran destreza. Luego se ha sustituido la danza por una serie de puentes, cadenas, corros y figuras, copiando modelos de danzas que pueden contemplarse hoy en el folklore suizo.

Isa del uno (Lanzarote)

Polca de Santa Cruz (Tenerife)

De procedencia centroeuropea, concretamente de Polonia, a la que debe el nombre. Fue un baile muy de moda en toda Europa en el siglo XIX, llegando incluso a Canarias, donde se popularizó. La polca se bailaba en un principio en salones y estuvo a punto de perderse, fue recogida por el pueblo y aun perdura en muchos lugares.

La Polca de Santa Cruz, es fiel reflejo de las polcas de salón que anteriormente se nombraba, esta pieza guarda todas las características de los bailes de salón de la gente acomodada de la isla, y en este caso, de la capital tinerfeña como es Santa Cruz de Tenerife.

Polca Coros y Danza de La Orotava (Tenerife)

La polka, mazurca y berlina son bailes que se popularizaron en Europa durante el siglo XIX, llegando a Canarias, donde el pueblo los adopto como una de sus más representativas formas de expresión. Sus bailes son sueltos y alegres, de dinámicas mudanza y saltos, que constituían lo más pícaro de las fiestas campesinas canarias hasta bien avanzado el presente siglo. Los textos de la polka (que en la isla de Fuerteventura encontró a sus mejores cultivadores), suelen tener una doble intensión y en ellos se refleja toda la socarronería del isleño.

La polca que realiza la A.F. OROVAL era ejecutada por la Sección Femenina y Coros y Danza del municipio de La Orotava. Esta iba unida a un Santo Domingo melódicamente similar al de Gran Canaria. Debido a su gran similitud a las demás polcas que encontramos en el resto de las islas, especialmente a la ejecutada por los enanos de La Palma, la A. F. OROVAL, la ha incorporado a su repertorio como pieza de identidad del folclore realizada en el municipio en las primeras décadas del siglo XX.

Polca Tenerife

Polca de Fuerteventura

La polca, es un baile que se popularizó en Europa durante el siglo XIX, llegando a Canarias, donde el pueblo lo adoptó como una de sus más representativas formas de expresión. Su baile es suelto y alegre, de dinámicas mudanzas y saltos, que constituían lo más pícaro de las fiestas campesinas canarias hasta bien avanzado el siglo XX. Los textos de la polca, que en la isla de Fuerteventura encontró a sus mejores cultivadores, suelen tener una doble intención y en ellos se refleja toda la socarronería del isleño. Llama la atención al finalizar el baile como se saludan los bailadores, costumbre habitual al finalizar una danza en la isla de Fuerteventura.

VALS (Tenerife)

Pieza que se realizaba en los bailes de Taifa, se incorpora en nuestro folklore a finales del siglo XIX con una clara influencia centroeuropea. Debido al reducido tamaño de los locales y en algunos casos, sólo podían bailar un número determinado de parejas, por lo que había diferentes formas de organizar el baile. En una de ella se colocaba un hombre en la puerta con un garrote, cobraba la taifa (tarifa / precio), y según el número de mujeres que hubiera dentro, dejaba entrar a igual número de hombres, los cuales, una vez acabada la pieza, salían del local para dar paso a otros.

Esta pieza musical es fruto de las investigaciones que desde varios años lleva realizando el taller etnográfico de la Agrupación Folclórica Oroval, después de varias entrevistas con gente mayor del norte de la isla encontramos en el letargo del olvido esta pieza musical de gran valor histórico. Destaca que no tiene letra como se piensa que llegaron los valses a canarias. También hay que poner atención en el cuerpo de baile, ya que representa las diferentes formas con las que un hombre y una mujer se agarraban para comenzar a bailar, siempre intentando guardar las distancias por parte de la mujer, y del hombre acercarse más.

Berlina del Escobonal (Tenerife)

Pieza del siglo XIX, de origen culto y parecido a la polca, las berlinas canarias tienen muchas versiones pero con un denominador común, el compás binario y el aire festivo que las caracteriza. La berlina se suele utilizar para contar anécdotas de personajes o de hechos curiosos en la historia de un pueblo.

Berlina del Hierro (El Hierro)

Es una de las más tardías incorporaciones de danzas populares en Canarias, data del siglo XIX. Las diferentes Berlinas que encontramos en Canarias son variantes de aires centroeuropeos (llegados de Berlín, tal como denota su nombre) de carácter alegre. Encontramos versiones en La Palma, Tenerife, Fuerteventura y el Hierro, esta última, de muy dinámicas mudanzas y saltos menudos.

Berlina de La Palma(Tijarafe)

Pieza del siglo XIX, de origen culto y parecido a la polca, las berlinas canarias tienen muchas versiones pero con un denominador común, el compás binario y el aire festivo que las caracteriza. La berlina se suele utilizar para contar anécdotas de personajes o de hechos curiosos en la historia de un pueblo. Esta versión es recogida por la Agrupación Folklórica Echentive de La Palma en el municipio de Tijarafe de Dña., Demetria Pérez.

Berlina de la Palma

Pasacatre (Tenerife)

Constituye la única aportación francesa a nuestro folclore; "pas a catre" significa "paso a cuatro" en francés. De carácter marcadamente alegre y en ritmo binario, muy similar al de las polcas y berlinas, se ejecutaba en los bailes de algunas zonas de Tenerife. La letra es una adaptación tardía de un juego infantil conocido en toda Canarias bajo el nombre como "La Primera Entradita del Amor", según la versión recogida por L. Diego Cuscoy.

Pasodoble Malagueño (Tenerife)

Aunque parece extraño encontrar un pasodoble dentro de nuestro folklore, es evidente que este género musical, tan español por otro lado, tuvo sus ramificaciones en nuestras danzas. En este caso con aires de malagueña la Agrupación Folclórica Oroval, recoge del olvido de las zonas altas de La Orotava una versión peculiar. El baile era muy sencillo, parecido a la isa en cadena, sin figuras complicadas ni movimientos refinados, presentando un claro ejemplo de las estructuras sencillas que nuestras gentes utilizaban en sus bailes.

La Jardinera (Tenerife)

Pieza de folklore infantil, nos referimos aquí a los juegos infantiles que aún en las últimas décadas del siglo XX conformaban el entretenimiento de los niños canarios. Ante las nuevas formas de vida y hábitos que nuestra sociedad está adquiriendo, que como no, afectan también a los niños, la Agrupación Folklórica Oroval ha recuperado esta pieza, del folklore infantil que rodeó la vida de nuestros mayores en su infancia. Los primeros trabajos donde ya se habla de esta pieza datan del 1884 –1885.

Danza de San Agustín (Tenerife)

Entre las famosas danzas que existen en Tenerife, se encuentra la de Güimar, y es precisamente desde Güimar y tras una visita realizada por don Emilio Fariña y don Alejandro Pacheco (vecino del barrio de Bebederos "altos del pueblo de La Orotava") a dicha localidad en 1928 donde encontramos el origen de nuestra danza.

"En esta época se había "enriscado" un muchacho llamado Santiago Pisamela y su madre doña Candelaria prometió que si se escapaba, levantaría una ermita con la imagen de San Agustín. Emilio y Alejandro prometieron traer de Güimar la danza y bailarla una vez al año por las fiestas del Bebedero.

San Agustin

Danza del Trigo (Comarca de Agache / El Escobonal)

Esta pieza es recopilada de la Agrupación Folclórica El Escobonal. Esta nace como rondalla del Escobonal en 1940 debido a una serie de concursos de carácter competitivos que se realizaban en el antiguo cine de Güimar. En los años sesenta pasa a convertirse en Coros y Danza del Escobonal, y en los ochenta en rondalla Acentemir. Es en los noventa cuando se legalizan creando La Asociación Sociocultural Acentemir de la que depende La Agrupación Folclórica El Escobonal.

Todo el repertorio que realizan en el programa televisivo Raíces de Teidevisión, es objeto del estudio e investigación de dicha agrupación, y en especial de su presidente Don. Juan Campos.

Don Juan Campos entra en la agrupación en los años sesenta, con catorce años de edad. Es entonces cuando empieza su contacto con los mayores de la zona y comienza a realizar sus investigaciones, apoyándose en los personajes con relevancia en el folclore de la comarca de Agache, como era el caso de Dña. Josefina Marrero, y varios de los grandes bailadores de antaño.

La Danza del Trigo es uno de las piezas recopiladas por la Agrupación Folclórica El Escobonal. "Esta se realizaba en las ciegas del trigo, ahí, no se llevaban muchos instrumentos, sino tambores, flautas, calabazas de aguas llenas de piedrecitas, cañas. Tenemos como ejemplo al famoso tamborilero, Don Cirilo de la zona de El Escobonal. La Danza del Trigo era una expresión de alegría por la buena cosecha, donde se pone de manifiesto la capacidad de trabajo en la trilla, donde el hombre era fuerte y su trabajo era continuo, mientras la mujer hacía descansos que se quedan reflejados en el baile.

Tajaraste de El Amparo (Tenerife)

El Amparo, es uno de los peculiares y característicos pueblitos de las medianías de la isla de Tenerife. Zona que en el discurrir histórico ha permanecido sumida en una situación de abandono muy pronunciado. En su seno, la incultura, el caciquismo, "las penitas" y la emigración han sido, triste y desgraciadamente, realidades históricas tradicionales, proyectadas hasta nuestros días.

En el barrio de El Amparo se celebran tres fiestas: la de San Antonio Abad, la de San Juan Bautista y la de la Virgen de el Amparo. La más afamada es la tercera, en honor de la Virgen de el Amparo.

El tajaraste siempre ha estado presente en las festividades del barrio, sobre todo en la tradicional celebración de la hachitos de San Juan, y en las festividades de la Virgen de El Amparo y Santo Domingo de Guzmán.

El tajaraste, que es danza y baile, constituye una de las herencias guanches más entrañables. Desde los tiempos más antiguos su música ha animado el ambiente festivo. Ha tenido un fiel conservador: el Pueblo.

Este preciado legado aborigen, se ha guarecido principalmente en las zonas monteras y marginales de la isla de Tenerife (Teno, El Palmar, Altos de Icod, cumbres del Valle de La Orotava, de Alentejo, de Güimar,…)

Con ritmo de tajaraste se interpretan los que durante mucho tiempo fueron los tres géneros bailables característicos de la localidad: el baile de la lanza o de cintas, el baile sentado y el baile corrido.

La lanza, es el único que desde hace varios años ha dejado de practicarse en El Amparo.

El baile sentado o de a cuatro

Su título nos explica claramente cuáles eran las peculiaridades de este baile que en contadísimas ocasiones acostumbra a interpretarse en las fiestas del El Amparo: "no se baila porque es de mas orden". Intervienen dos hombres y dos mujeres dispuestos en forma de cuadrado.

El baile corrido

Existen diferencias musicales y de disposición entre este baile y el anteriormente descrito. En el corrido, más movido y animado, los que intervienen se disponen en dos hileras, en cada una de las cuales se alternan hombres y mujeres. Queda reflejada igualmente en la antigua añorada estampa de estar interpretando uno de los dos bailes y pasarse al otro al producirse el correspondiente cambio musical.

El Baile del Vivo o Vivito. (El Hierro)

El folclore herreño se ha mantenido en un altísimo nivel de pureza. Los grupos folklóricos existentes son muy recientes (El de Sabinosa creado en 1945 y el de Tejeguate en 1977).

El Baile del Vivo o Vivito, es un baile de pantomima, algo picaresco, único de tal género que se conoce en el archipiélago. Se trata de una danza de una sola pareja, siendo la mujer el elemento principal durante su ejecución.

Situado uno frente a otro, desplazándose con vivos movimientos, la mujer simula de forma algo exagerada y risueña, diversas actitudes femeninas cotidianas: arreglarse la cara, peinarse, mirarse en un espejo de mano, ajustarse el talle, componerse la falda, amarrarse los zapatos,..., gestos que tiene que remedar el hombre sin perder el compás, lo intenta distraer en medio de la danza llamándole con el dedo a lo que el gesticula negativamente. Por fin logra la mujer quitarle de un manotazo el sombrero de la cabeza, dando el turno a un nuevo bailarín.

Mazurca de El Hierro

Los denominados bailes de cuerdas están muy relacionados con hechos históricos: la progresiva llegada a la Isla de los indianos que habían regresado de Cuba, y la creación de las primeras sociedades o casinos a finales de siglo XIX y comienzos del XX. Paulatinamente fueron proliferando los tocadores de guitarra, bandurria y laúd, a cuyo son, en las recién creadas sociedades, tenían lugar los denominados bailes de cuerdas.

El concepto engloba a un conjunto de bailes, generalizados incluso en ambientes rurales de Europa del siglo XVIII (folias, malagueñas, seguidillas, isas) y del siglo XX (polka, mazurca, berlina), los cuales arribaron a la isla de El Hierro como tantas otras cosas con bastante retraso:

"Ya con los bailes de cuerdas ponían velas pegadas a la pared, y carburos. En los campos, los bailes de cuerdas empezaron a bailarse después del año doce (1912); en Valverde antes".

Aunque fueron en sus orígenes bailes sueltos –celebrados al aire libre de bella coreografía, algunos muy alegres-, en los casinos se adaptaron a la nueva modalidad de baile "agarrado", práctica muy común, incluso en el Archipiélago, desde mediados del siglo pasado, estando relacionado todo ello con el movimiento "aperturista" que se observó en El Hierro por aquellos momentos, en los que el papel de los indianos significó tanto.

En el caso de la Mazurca de la isla de El Hierro, cabe destacar su singular letra, en la que (al igual que en el romance de la Pulga y el Piojo) se manifiesta una personificación de diversos animales que establecen un extraño y desconcertante diálogo entre sí.

Aires de Lima (La Palma)

Están en gran medida relacionados con el nacimiento de la vida. Esta pieza musical que ya en el siglo XVIII se practicaba, es muy popular en Gran Canarias y La Palma. Estos aires se cantaban antiguamente para matar el tiempo durante las descamisadas del millo, en las velas de parida y en reuniones intimas de los campesinos destinadas a promover contactos amorosos. Nada tiene que ver con los cantos peruanos sino que proviene de los pueblos ribereños de río Limia (Lima en la lengua lusitana), a la que sin duda se rememora en Canarias al denominar estos aires por ser originarios de allí.

Conde de Cabra (La Palma)

Esta pieza corresponde o proviene de la época del Romancero Tradicional Español; hablamos de finales del siglo XV. Se supone que se introduce en Canarias por los conquistadores a principios del siglo XVI. Mientras en la península queda como un baile infantil, en el caso de La Palma queda como bailes de adultos, donde los hombres empiezan el baile separado de las mujeres y lo terminan juntos. La versión de Oroval es recogida por la A.F. Echentive de Fuencaliente "La Palma" en el barrio de las Tricias en Garafía.

Sorondongo de Gran Canaria

El Sorondongo en Gran Canaria debió practicarse, en las velas de parida, aunque también encontramos variantes en algunas canciones infantiles de la isla. La información que poseemos permiten acércanos a versiones, ya extinguidas en su práctica, procedentes del Sur y Noroeste de la isla. Sobre esta última se produjo un proceso de recreación muy curioso, que la ha convertido en uno de los más representativos géneros folclóricos de otra isla, Lanzarote. Pero pasemos a consignar las versiones de Agüimes y El Carrizal.

La versión agüimense se desarrolla en torno a un círculo estático de hombres y mujeres alternados que sólo cantan y que, además palmean los tiempos fuertes del compás. Dentro del ruedo, una chica baila describiendo un círculo sin fin, pasando por delante de todos los componentes del corro. En el momento en que este canta "salga usted", ella se para ante el chico de su preferencia y le invita con gestos a que se incorpore a danzar con ella. Entra él en el círculo y bailan juntos hasta que el coro cante nuevamente "salga usted". Entonces incorpora la chica al coro estático y es él quien escoge a otra chica de su preferencia para bailar con ella y así sucesiva y alternativamente. La danza termina cuando todos han bailado.

La versión de Sorondongo que realizamos, es una pieza de bailes recogida en el sur de la isla de Gran Canaria, concretamente en el municipio de Ingenio. Esta pieza es un trabajo de recopilación de la Agrupación Folclórica Antiguos Coros y Danza de Ingenio, bajo la dirección de D. Jose Antonio Pérez Cruz.

Baile del Tambor (La Gomera)

Baile de filas enfrentadas de hombres y mujeres que desde antes del siglo XVIII, ya se practicaba en la isla de La Gomera. Llamado también tajaraste gomero, consiste efectivamente, en un baile ejecutado sobre un corto esquema rítmico muy característico, cuya estructura es bien conocida en relación con los antiguos ritmos populares de tambor y, en particular, con el de una popular danza barroca europea llamada precisamente "le tambourin".

La letra que canta el solista corresponde a un romance; según dicen los estudios, la isla de la Gomera ha sido uno de los territorios españoles que mejor ha conservado el romancero español.

Tambor de la Gomera

Autores utilizados

  • Manuel J. Lorenzo Perera
  • Jose Antono Pérez Cruz
  • Lothar Siemens Hernández
  • Talio Noda Gómez
  • Luis Diego Cuscoy
  • Benito Cabrera
contadores

Últimas Noticias

(Incluye CD y DVD)
Nuestros puntos de venta 04/01/2014
Nuestro Rider 04/01/2014
Nuevos vídeos
Aprovecha toda la funcionalidad de la web navegando con Firefox o Chrome
Última Actualización: 12/02/2014
Siguenos en facebook"

Publicidad