Prólogo


Gracilaso Inca de la Vega, en 1559, forzado al exilio hacia España, al dejar su ciudad natal, el Cusco, pronunció las siguientes palabras: “¡Oh Cusco: madre de extraños y madrastra de tus hijos’”

Estas palabras de doliente queja del joven Garcilaso, hoy, en el año 2005, tras 445 años, son aún más ciertas y sublevantes; pues, no solo el Cusco sino toda la nación peruana es madre de extraños y madrastra de sus hijos.

Asi es compatriotas, nosotros descendientes de la estirpe inca somos inquilinos en nuestra propia casa (nación), ajenos a las decisiones para el destino de nuestra nación. este hecho; no es casualidad, de hecho es el resultado de una campaña sisitemática montada desde que se consumó la invasion española al Tawantinsuyo.

La destrucción física del Incario, por colosales que fueran las obras materiales, resulta insignificante comparado con el descerebre. Prohibido bajo pena de muerte usar las vestimentas autóctonas, conservar las pinturas de sus antepasados nobles, los teatros públicos y principalmente proscritos nuestras lenguas el quechua y el aymara; es decir, su idiosincrasia o alma cultural, el Antiguo Perú quedó en estado vegetativo.

J.J. Vega Bello afirma en su libro "La Guerra de los Wiracochas", que la guerra de conquista para los españoles y guerra de resistencia para los incaicos, fue principalmente matanza de Amautas (filósofos, científicos) y de Auquis (ingenieros, tecnólogos), sacrificados en la hoguera como hechiceros y herejes. De los que pudieron escapar o rebrotar, dio cuenta la Santa Inquisición. Esto quiere decir que la cabeza del Incario fue operada, La memoria de la raza cobriza fue objeto de cirugía en México y Perú.

En México parece completo el descerebre, pues no hay añoranza de sus emperadores. Entre nosotros la sola palabra "Inca" es sinónimo de arquetipo de estadista. y de hombre de virtud.


El despertar andino


El Perú es un país único por su enorme diversidad cultural, esto se debe principalmente a que fuimos una de las cunas de la civilización mundial y asiento de uno de los imperios más extensos del mundo: El Imperio Inca. Este territorio con una gran diversidad, único en su género por la variedad de pisos ecológicos existentes, hizo que el hombre a lo largo del tiempo logre una serie de adaptaciones y que con su independencia, creara una cultura andina única y diversa a la vez.

Antes de la irrupción europea, en los Andes se desarrollaron sociedades caracterizadas por la moral, fraternidad, reciprocidad, equilibrio, orden y previsión; todas ellas fundamentadas en el reconocimiento de un ordenamiento cósmico, en el desarrollo de una relación armoniosa entre el hombre y la naturaleza, no contradiciéndola pues la consideraba su madre. No podemos decir que esta era una relación empírica o ajena a la inteligencia cultivada; el hombre andino y las sociedades prehispanas fueron capaces de desarrollar una ciencia que permitió dar paso a una sociedad donde se desconocía el hambre y la desocupación.

Luego de producída la invasión española los conquistadores y virreyes, buscaron exterminar totalmente nuestra identidad cultural, arrasar con nuestras nacionalidades y borrar todo recuerdo de lo que habíamos logrado alcanzar; sin embargo la fuerza cultural del peruano no lo permitió y hoy siguen teniendo vigencia entre nosotros, elementos culturales de hace 500, 1000, 2000 años o más.

Como herencia de ello y por las diversas adiciones culturales suscitadas desde el siglo XVI, hoy existen múltiples danzas tradicionales, una rica y variada gastronomía, una inmensa cantidad de sitios arqueológicos e históricos, una variada artesanía y música tradicional, entre otros. Varios sitios del Perú han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad como reconocimiento a su autenticidad y significado: sitios como Machu Picchu, Chavín, Chan Chan o las Líneas de Nasca muestran lo autóctono de nuestro acervo. De otro lado, los centros históricos de Lima, Cusco y Arequipa deben de constituirse en motivo de análisis y comprensión de lo que fue ayer y lo que es hoy el mestizaje.

Aspectos Históricos.- En los cuarenta años que hay de 1532–Pizarro a 1572–Toledo, fueron traídos gran parte de los dones naturales de Eurasioafrica: equinos, vacunos, ovinos, caprinos, porcinos; todos los cereales: trigo, arroz, cebada, caña, frutales y legumbres. Trasplantaron la Edad del Hierro, trajeron el alfabeto y la escritura, luego su avanzada ciencia y tecnología y actualmente la alta ciencia y alta tecnología. Se trasplantaron sus sistemas sociales: Esclavismo, Feudalismo y Capitalismo y ahora el denominado Globalismo neoliberal; todos sus sistemas políticos: Monarquía y Republica; sus formas de gobierno: dictadura, democracia, protectorado; Desde 1821 millones de libras esterlinas y después decenas, centenares y millares de millones de dólares en préstamos e inversiones; Se ha recibido y recibe asesorías de la ONU y sus organismos: FMI, BM, FAO, OMC, UNESCO, OIT, OEA, BID, etc; Todo esto y mucho más en casi 5 siglos en la vana pretensión de extranjerizar el Perú: españolizarlo, europeizarlo, japonizarlo, norteamericanizarlo y hasta chilenizarlo. Su resultado?. Esta a la vista ¡un desastre Total!

Ante el fracaso de lo extranjero se plantea la peruanización de lo extranjero.

Los "extraños" aludidos por Garcilaso, nunca mas del 2% de nuestra población, están rigiendo el Perú ya casi 5 siglos, son los autores del desastre peruano; pues este es un resultado de hechos humanos y no una casualidad.

a) Los españoles de España, apodados "peninsulares" tras 292 años, quebraron y militarmente capitularon en 1824.

b) Sus hijos, españoles del Perú, apodados “criollos”, tras 170 años, el Poder político que habían obtenido con heroísmo guerrero lo perdieron sin pena ni gloria; peor, sin ni siquiera darse cuenta, en 1990, a manos de los neocriollos o extranjeros con DNI.

c) Neocriollos, hijos y nietos de inmigrantes de potencias industriales, llegados con y tras Lord Cochrane y San Martín desde 1820, que moran organizados en colonias manteniendo su nacionalidad e idioma para cuyo fin cuentan con propios colegios, templos, clubes, prensa, cámaras de comercio, bancos, actuando bajo la supervisión de sus embajadas. Ellos no pidieron ni piden la nacionalidad peruana, es el Perú que ingenuamente la regala. Ellos lo tomaron como gesto de fineza del país anfitrión; la prueba es que comportándose con lealtad hasta 1990 no fueron diputados ni senadores, prefectos ni subprefectos, jueces ni fiscales, ministros ni directores y menos presidentes.

Ante el vacío de Poder por pérdida de peso económico (latifundios) y fatiga política de la casta criolla, por un lado; y, por el otro, el designio de la mega oligarquía mundial (G-8) de liquidar la soberanía de los países sub-desarrollados, la casta neocriolla accedió al Poder. 

La razón de la estada de los neocriollos aquí, es el negocio. Por 170 años vivieron vendiendo en el Perú, haciendo cada cual su negocio. Ahora en el Poder desde 1990, viven vendiendo el Perú, el Perú es su principal negocio. Es hasta lógico porque para ellos, el Perú no es Patria sino patrimonio. Sus respectivas patrias, que les son sagradas, están allende los océanos. En fin los neocriollos, decentes hasta 1990, son forajidos desde entonces y están en Palacio. 

La gran Especie.- La especie humana, por Naturaleza de cuatro variedades, razas o etnias troncales: Negra, Blanca, Amarilla y Cobriza, con sus respectivos hogares continentales: África, Europa, Asia y América. De éstas cuatro (4), una, la Cobriza fue victimada en el siglo XVI. Operada de su memoria de gran cultura en Perú y México y exterminada por genocidio en el resto de América. Las víctimas del genocidio son humus, osarios o reducciones de cobrizos parias; en México la memoria Azteca no da signos de vida, está en virtual estado vegetativo. Solo en los territorios del Antiguo Perú dió reflejos de vida y siempre pugnó por retomar al Poder. Ahora, su retorno es un hecho ad-portas y de doble trascendencia, tanto para el cobrizo como para la Especie humana misma.

Para el Cobrizo terminan casi cinco siglos de cúratela, sin señorío aún en los países en que es abrumadora mayoría. Es reivindicación de su lugar entre sus pares: Negra, Blanca y Amarilla en el quehacer y la toma de decisiones del destino humano. Así el Gran Perú se perfila inexorable a ser la Nación y la Patria de todos los cobrizos, incaicos y no incaicos, de aquende y de allende nuestras fronteras geográficas. Una gran Nación Mundial.

En cuanto a la Especie, es reivindicación de su desnaturalización o vileza; pues siendo por naturaleza de cuatro variedades ahora es virtualmente sólo de tres (3). Es deber ético del Negro, del Blanco y del Amarillo no obstaculizar la reincorporación del Cobrizo. Dignos a nuestra estirpe de creadores de vieja Gran Cultura, en base a esta conciencia es nuestro deber asumir el desafío de convertirla en nueva Gran Cultura de alta ciencia y de inconfundible sello andino. en este sentido, Ecología de categoría suprema, pues no trata de salvar de la extinción un vegetal, o un animal cualquiera, sino una de las variedades fundamentales de la misma especie humana.


Los preceptos de oro del Antiguo Perú:


Pocos pueblos de la Tierra han alcanzado el considerable adelanto moral que lograron los hombres del antiguo Perú. Su sociedad en donde estaban ausentes: el robo, los crímenes, la mentira, la ociosidad, la pobreza y la mendicidad, distinguióse por el espíritu laborioso de sus componentes, el respeto mutuo y el bienestar común.

Este extraordinario encumbramiento espiritual fue el resultado, ciertamente, de sabias enseñanzas morales, de consejos y normas de conducta que el Estado los había convertido en leyes. Quienes violaban tales normas recibian castigos que llegaban hasta la pena de muerte.

El código moral de los Incas estuvo formado por dichas normas, especie de preceptos o mandatos divinos cuyo cumplimiento era obligatorio para todo los habitantes del imperio. entre tales preceptos morales, figuran como principales los siguientes:
Ama k'ella = No ser ocioso
Ama sua  = No ser ladrón
Ama llulla = No ser mentiroso
Con lo que la nación peruana recupera su legitimidad ética y moral, conjuntamente con el restablecimiento del Decreto Dictatorial de Enero de 1824 de Bolívar que castiga con la pena de muerte el robo de los bienes públicos.


Enlaces

Inclusión andina
Historia de las luchas del pueblo peruano
Notas del nacionalismo andino
Cómprale al Perú, sí (pero, ¿dónde está el Perú?) Problema de autoestima
Las papas queman en Andahuaylas..., pero no se fríen en Larcomar
Los dueños del Perú
El imperialismo


Comentarios y/o sugerencias
© 2006 almandina. Derechos Reservados