Reflexiones del Autor

Reflexiones

 

La mayor desgracia que ha tenido el Perú, desde la época de la Conquista,  fue sin duda la Guerra con Chile.

 

En realidad en 1879. el  Perú no solo tuvo que enfrentar a los ejércitos de Chile, sino también a la influencia  y al poder  económico de Inglaterra por entonces la primera potencia mundial.

De hecho, Inglaterra se convirtió en una descarada aliada de Chile.

 

Cuando el presidente Mariano Ignacio Prado envió a Europa una misión para adquirir elementos de defensa, no se  pudo comprar ni un cañón por que siempre se encontró con la oposición inglesa. Lo mismo ocurrió cuando el Perú trató de comprar al Imperio Turco un blindado mucho mas poderoso que el chileno “Blanco Encalada”.

 

Chile e Inglaterra nos ganaron la guerra y se repartieron los beneficios de ella. Chile se quedó con extensos territorios peruanos, y destruyó en forma sistemática nuestra industria, con la intención de dejarnos postrados para 100 años como siempre lo dijo.

 

 Los ingleses se quedaron con la explotación de las salitreras, al terminar la que muchos han llamado la Guerra del Salitre.

 

Patricio Lynch fue el encargado de destruir toda la organización industrial que existía en la costa. Lynch había servido en la marina real inglesa y en 1844 era teniente de navío en ella. Con esa expedición depredadora se trataba de hacer realidad aquello de dejar postrado al Perú por un siglo..

Eso no lograron por que  en 1979. cuando gobernaba el general Juan Velasco Alvarado, el Perú era la potencia militar mas poderosa de América  del Sur y Velasco se preparaba a rescatar Arica y el Morro. Por entonces Chile se encontraba militarmente  muy por debajo  La grave enfermedad de Velasco primero y su deposición después por el general Morales Bermúdez. impidieron esa acción reivindicatoria.

 

Chile no logró destruir al Perú durante cien años, pero consiguió  que en el corazo y en la mente de todos los peruanos  quedase un trauma que hasta hoy dura.

 

Chile sintió el peligro y a la sumir el poder el general Pinochet inició el rearme de Chile, hasta lograr convertirlo hoy en el país más poderosamente armado en América del Sur.

 

Los ejércitos chilenos en el curso de la invasión destruyeron todo lo que pudieron, y se llevaron a Santiago todo lo que les fue posible.

 

No respetaron las leyes de guerra y a los peruanos caídos heridos en los campos de batalla, los remataban para lo cual  establecieron lo que llamaron  El Repase. De esa forma ponían en práctica la orden dada por su comando de “ningún cholo vivo”

 

El 1879  debe constituir para nosotros una sangrienta lección que no debe volver a repetirse. Nunca mas, se ha dicho repetidas veces, pero no hemos actuado en concordancia con ese planeamiento.

 

El Perú en forma ilusa ha venido predicando una doctrina pacifista de no armamentismo, mientras que Chile se enorgullece de ser la primera potencia militar de América del Sur.

 

Durante el segundo gobierno de Belaúnde, el Perú adquirió varias unidades navales y 24 aviones Mirages franceses de última generación y lo primero que hizo el presidente Alan García en 1985 fue revender 12 de esos aviones.

 

La primera obligación que tiene una persona y una nación, es la de sobrevivir.

 

Se ha dicho hasta el cansancio: si quieres la paz, prepárate para la guerra. El Perú requiere de una potencialidad militar disuasiva.

 

Disponemos de unas reservas internacionales netas de  32.819 millones de dólares y perfectamente podemos disponer 5 mil millones de ellas para modernizar nuestro armamento.

 

En cuanto al elemento hombre, es necesario implantar la instrucción militar entre todos los estudiantes universitarios y organizar y modernizar a las rondas campesinas.

 

Ahora una propuesta audaz en el campo de la geopolítica: buscar la formación de la Confederación Brasil- Perú.

 

Brasil es en la actualizadla 8va.potencia mundial y pronto será la 5ta.El enorme potencial productivo de Brasil mira hacia los mercados de Asia, sobre todo Japón, China  e India.

 

Geográficamente, el Perú es una continuidad del Brasil y podría ser ventana en el Pacífico. Los dos países saldrían ganando y se convertirían en un estado poderosísimo, que nadie osaría tocar...

 

 

 

 

 

 

 

 


                                                                                                                                                     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1