Capítulo III

Breve Historia de Piura

Por Reynaldo Moya Espinosa

 Tomo XII

 La República 1953 - 1980

 

CAPÍTULO III

 

PIURA BAJO EL GOBIERNO DE MANUEL PRADO

 

Ø  Se forma la Belco y adquiere concesiones

Ø  Agitados debates parlamentarios

Ø  El Ferrocarril de Paita al Marañón, otra vez sobre el tapete

Ø  María Elena Rossel Zapata “Venus 1959”

Ø  Se forma el APRA rebelde

Ø  Diversos sucesos en 1959

Ø  El Ejército interviene en el asunto La Brea y Pariñas

Ø  La Beneficencia reclama La Brea y Pariñas

Ø  El origen del problema

Ø  Piuranos rechazan propaganda de la IPC

Ø  Los Lama demandan en 1960 a la IPC

Ø  Comisión Consultiva contra el Laudo de 1922

Ø  Beltrán prepara un proyecto de ley

Ø  Empieza a funcionar el Banco Regional del Norte

Ø  Violencia en Ayabaca

Ø  El VI Congreso Eucarístico Nacional

Ø  Nuevo local del Club Grau

Ø  Investigaciones arqueológicas en Paita y Colán

Ø  Hallazgos en Sojo y el Garabato

Ø  Arrestan a periodista Baca Ríos

Ø  Ecuador declara nulo el Protocolo de Río de Janeiro

Ø  Funcionamiento de nuevos centros educativos

Ø  El Colegio de Lourdes

Ø  Sucesos diversos en 1960

Ø  La IRAC encargada de la colonización de San Lorenzo

Ø  Se crea la Universidad Técnica de Piura

Ø  Aviación Civil

Ø  Censo Nacional de 1961

 

 

Se forma la Belco y adquiere concesiones

ARRIBA

            La Belco Petroleum Corporation era una mediana empresa norteamericana que operaba sólo en los EE.UU. en todos los procesos de la industria del petróleo.

 

            El 9 de enero de 1959 se constituyó la sucursal peruana, con sede en Lima. Según la escritura pública de constitución suscrita ante el notario Enrique Costa Sáenz, la denominación de la sucursal peruana sería Belco Petroleum Corporation of Perú, con capital inicial de 25 000 dólares, que el 16 de marzo del mismo año se elevó a 300 000 dólares.

 

            La Belco tenía su sede en la 3ra Avenida de  Nueva York y operaba de acuerdo a las leyes del estado de Delaware. Su capital autorizado era de 10 millones de dólares, la mitad del cual pertenecía a la familia de Arthur B. Belfer.

 

            Tan luego se constituyó, la Belco entró en trato con los dueños peruanos de la Petrolera Peruana S.A.

 

            La empresa Petrolera Peruana S.A. nació el 7 de agosto de 1952, mediante contrato suscrito en la notaría de Alfonso Cisneros Ferreyros en Lima con un capital de 25 millones de soles del que ya se había pagado desde el inicio S/. 6 150 000,00.

 

            El primer directorio fue presidido por Augusto Gildemeister y lo integraban Gustavo Aspíllaga, Enrique Ayulo, Ernesto Baertl, Felipe Beltrán, Gustavo Berckemeyer, Elías Fernandini, Alfredo Ferreyros, Carlos Moreyra, Paz Soldán, Juan Pardo Althaus, Carlos Rizo Patrón y Waldemar Scroeder.

 

            Carlos Malpica en “Los dueños del Perú”, dice que el 24 de noviembre del mismo año ingresaron Carlos Rizo Patrón, testaferro de Pedro Beltrán, Felipe Thorndike Beltrán, sobrino de los Beltrán Espantoso y Manuel Pablo Olaechea.

 

            En base a la cláusula preferencial que el Reglamento de Ley del Petróleo concedía a los empresarios nacionales, la Petrolera Peruana S.A. logró adquirir en 1953 un buen número de lotes. En la zona del “Mirador” en la provincia de Paita, entre 1953 y 1958 habían perforado 15 pozos de los que 11 resultaron productivos, habiendo extraído 521 827 barriles.

 

            Ante una solicitud de la Belco y de la Petrolera Peruana S.A. al Gobierno para que se autorice la transferencia de concesiones a la Belco; con Resolución Suprema N° 30 de 14 de mayo de 1959, el ministro de Hacienda y Comercio Augusto Thorndik, pariente de Beltrán, concede la autorización. El contrato de transferencia fue suscrito el 21 del mismo mes ante el notario Ricardo Fernandini Arana, de acuerdo al cual se transfieren a la Belco, una concesión del “Mirador” en Paita, 4 concesiones “Litoral” en el zócalo continental en Talara y 12 concesiones “Montaña” en la selva.

 

            Las concesiones el en departamento de Piura abarcaban 13,025 hectáreas y el valor pactado fue de 575 000 dólares.

 

            “El Comercio” consideró que la transacción era un escándalo y que muchos empresarios peruanos sólo adquirían concesiones con el ánimo de especular al transferirlas a empresas extranjeras. Tuvieron sin embargo que pasar varios años para que en 1966 el diputado César Mora Bregante de la Democracia Cristiana, lograse el nombramiento de una Comisión Parlamentaria investigadora, de 5 miembros, entre los que estaban los piuranos Luis Carnero Checa y Ricardo Temoche, pero éste renunció al poco tiempo, por haber sido elegido Vicepresidente de su Cámara. El 23 de enero de 1967 se emite un dictamen en mayoría en que se contaba el diputado Carnero Checa, manifestándose que el contrato se había hecho de acuerdo a ley. El dictamen en minoría decía que el contrato era nulo por violar la Ley 11780 de Petróleo y su reglamento.

 

            En el informe de minoría se expresaba que el precio de venta era sospechosamente bajo y que los lotes traspasados eran de alta productividad, unos ubicados en el zócalo y los otros cerca de La Brea y Pariñas. Además, de acuerdo a la contabilidad de la Petrolera Peruana, ya había invertido $ 2362 951,00 por derechos de transferencia y que el Estado sólo percibió $ 28 750,00.

 

            Todas estas maniobras se hacían en Lima, mientras que en Paita y Talara los pacíficos vecinos ignoraban el tráfico que se hacía con sus grandes riquezas que iban a repletar los bolsillos de los avisados empresarios limeños.

 

            Para los talareños fue una verdadera novedad ver operar a la Belco en el mar, pues hasta el momento se creía que el petróleo sólo podía ser extraído de las entrañas de la tierra en el continente. La extracción de petróleo en el mar se hizo con una nueva tecnología, por medio de plataformas marítimas, donde se montaban los castillos para extraer el petróleo del lecho marino.

 

            Hasta 1966, las inversiones y reinversiones de la Belco llegaban a 16 500 000,00 dólares.

 

            A partir de 1960, la Belco extrajo del zócalo y del “Mirador” lo siguiente:

 

1960                                                       379 120 barriles

1961                                                       623 248

1962                                                       599 385

1963                                                       568 129

1964                                                       735 235

 

            Como la Belco no tenía refinería, utilizaba la de la IPC.

 

 

Agitados debates parlamentarios

            ARRIBA

El 1° de agosto de 1959, don Luis Miró Quesada ataca el Decret Supremo de Beltrán y dice que la IPC recibe más por el petróleo que vende en el mercado interno, que el que exporta.

 

            Mientras tanto en las cámaras de senadores y diputados se habían venido produciendo agitados debates y se revivía el famoso problema de La Brea y Pariñas y del Laudo de París de 1922.

 

            El 27 de agosto, decide el primer ministro, Pedro Beltrán, acudir al Senado con el ministro de Fomento, el ingeniero Alfonso Rizo Patrón, para explicar la política del Gobierno. El ministro fue extenso y minucioso. Le replicó al senador Alfonso Montesinos Montesinos, representante por Arequipa y líder de Acción Popular. El mencionado parlamentario tuvo que dejar su lecho de enfermo para concurrir a su cámara hablando por dos horas. Hizo una historia del Problema de La Brea y Pariñas, de la IPC y del Laudo Arbitral de 1922. Reveló que cuando la IPC despidió a más de 1 000 trabajadores en 1958 para paralizar la producción, pagó con toda puntualidad los jornales de los obreros despedidos a fin de no tener problemas laborales y poner toda su atención en presionar al gobierno para lograr el incremento de precios de combustible. Hizo conocer que había sido la Comisión A, de Hacienda del propio Senado, la que había recomendado el alza de precio de venta del petróleo y derivados, así como también de la incorporación de la IPC a la nueva Ley de Petróleo, dejando el privilegio que le había dado el Laudo en 1922, agregando que de eso habían pasado ya 37 años y que ahora había una situación distinta, pues de acuerdo al mismo Laudo la situación de privilegios se extinguía en 1972, mientras que al adaptarse a la nueva Ley de Petróleo 11780, podía lograr las concesiones de exploración, explotación y refinamiento por 60 años, es decir hasta el año 2019. Al final pidió se dejara sin efecto el Decreto Supremo del 25 de julio de Beltrán.

                       

            El 5 de setiembre “La Prensa” publica la exposición de motivos hecha por el ministro Rizo Patrón y hace causa común.

 

            El 1° de setiembre de 1959 en la Cámara de Diputados se aprueba un pedido de interpelación al canciller Raúl Porras Barrenechea. El Presidente de la Cámara de Diputados, Javier Ortiz de Zevallos, líder de la mayoría apro-pradista, trató posteriormente de evitar la interpelación, invitando en su domicilio a una reunión de conciliación al canciller, a líderes de la mayoría y de la minoría. Tras intervención de varios de los presentes hizo uso de la palabra el diputado Benavides Correa y llevaba hablando ya media hora, cuando el canciller Porras, lo interrumpió diciendo: “¡No habrá interpelación!”.

 

            Benavides Correa reaccionando, replicó: “Señor, está en un error, la interpelación ya está acordada”.

 

            Raúl Porras retomando el uso de la palabra, expreso: “He dicho que no habrá interpelación, porque a mi se me ha hecho creer, que este decreto es indispensable para restituir el equilibrio en la industria petrolera y que sólo significa un ligero aumento de precios, apenas perceptible en el nivel de vida. Pero veo que es otra cosa y estoy en desacuerdo. Yo renuncio esta misma tarde si no se suprime del decreto la adaptación que solicita la IPC. En esto hay de por medio cuestión de principios. Voy a plantear mi posición en forma muy clara y si el Gabinete no la acepta, me apartaré inmediatamente, pero no habrá interpelación”.

 

            Pero, ni el Decreto sufrió modificación alguna, ni el canciller renunció. Parece que el voluble ministro sufrió presiones muy fuertes que lo pusieron entre la espada y la pared, y el 7 de setiembre tuvo que sufrir la interpelación. Tras el tremendo carga montón que estoicamente sufrió Raúl Porras, trató de fijar su posición histórica, dijo: “…el Perú tenía vigorosas razones morales, que todos conocen y comparten, para invocar la nulidad intrínseca de actos que han afectado los intereses nacionales, pero que fatalmente por ser de carácter internacional, son definitivos”.

 

            Al final, la mayoría parlamentaria le dio un voto de confianza.

 

 

El Ferrocarril de Paita al Marañón, otra vez sobre el tapete

ARRIBA

Desde 1849 el genio visionario del paiteño-ayabaquino Rudesindo Garrido, planteó la posibilidad de construir un ferrocarril entre Paita y el Marañón.

 

            En el siglo pasado, el problema fue tocado constantemente. En 1856 en la Cámara de Diputados, se planteó la necesidad de un camino de fierro de la costa a la selva. En 1960 los diputados piuranos Manuel León, Ignacio Varillas y Leonidas Echandía piden la construcción del Ferrocarril según los estudios de Rudesindo Garrido. Vinieron luego los proyectos del ingeniero Duval en 1872, de Herbert Tweddle y Sam Scold en 1872, de G. M. Von Hassel al iniciarse el nuevo siglo en 1901, los pedidos constantes y empecinados del senador Enrique Coronel Zegarra, la casa Koppel en 1910, etc.

            En 1958 el Presidente del Club Departamental de Piura, el doctor Pedro P. Coronado, remitió un oficio al Ministro de Fomento, pidiéndole, se actualizaran los estudios del Ferrocarril de Paita al Marañón y se procediera a su construcción.

 

            La iniciarse el año 1959, el Club Departamental de Piura en Lima, recibió una comunicación de la casa japonesa Mitsubishi Koishi Ltd. interesándose por el proyecto y planteando la posibilidad de otorgar al Estado un préstamo de 30 millones de dólares para llevar a cabo el proyecto.

 

            La empresa nombró como sus representantes ante el Club Departamental a los señores Carlos Cilloniz y Frank Laquer. El préstamo se haría en maquinaria, rieles, dirección técnica y parte en efectivo para la mano de obra. La Mitsubishi era y es una de las empresas manufactureras más grandes del mundo. La mencionada firma se comprometía a entregar el ferrocarril funcionando. El crédito sería pagado a largo plazo con un interés razonable.

 

            No sabemos por que motivos estas conversaciones o contactos no continuaron.

 

 

 

María Elena Rossel Zapata “Venus 1959”

ARRIBA

El Club Departamental de Piura en Lima, presentó como candidata piurana en el concurso de belleza “Venus Perú 1959”, a María Elena Rossel Zapata, nacida en 1941, hija del coronel Alberto Rossel Bresani y doña Rosa Victoria Zapata Espinoza de Rossel. Era también nieta del ex-alcalde y ex-senador don Víctor M. Zapata. María Elena triunfó y fue agasajada por el Club Departamental de Piura y luego por la Municipalidad de Piura, donde se le tributó un caluroso recibimiento.

 

            El segundo semestre de 1960, María Elena viaja a Londres para presentarse en el Congreso Mundial de Belleza y obtiene un meritorio 2° lugar tras final de suspenso, cuando por sólo poquísimos puntos pierde el cetro mundial.

 

            El 26 de diciembre de 1965, contrae enlace en Piura con el ingeniero Eduardo Balarezo Hilbck en la Iglesia de la Virgen del Perpetuo Socorro. La pareja se radicó en Piura donde el ingeniero Balarezo explotaba un fundo de la familia, que fue expropiado en tiempos del Gobierno del general Velasco, lo que motivó el traslado de la familia a Lima.

 

 

 

 

Se forma el APRA rebelde

 

ARRIBA

En el APRA como en todo partido había tendencias opuestas, y es así como no faltaban grupos nutridos, sobre todo en la juventud universitaria, que se sentían influenciados por las ideas de Fidel Castro, del Che Guevara y otras tendencias de extrema izquierda.

 

            La alianza del partido aprista con los grupos plutocráticos del pradismo para formar la Convivencia, fue rechazada por muchos apristas, lo que también se pudo notar en Piura. Pero fue en la Universidad de Trujillo, cuna del aprismo, en donde se hizo más patente el rechazo, capitaneado por un joven de aristocráticas familias y pariente de Haya de la Torre. Fue Luis De la Puente Uceda, secretario General de la Federación de Estudiantes Universitarios, el que comandó el rechazo a la Convivencia y se vio acompañado por un buen número de estudiantes universitarios piuranos Entre ellos Héctor Béjar, Fernández Gasco y el cataquense Luis Pizá Espinoza..

 

De la Puente había nacido el 1º de abril de 1926  en 1948 participó en una conspiración con algunos militares, por lo que fue deportado

 

            Por el año de 1956  integra el ala izquierda del apra. Un año más tarde se produce la masacre de Casa Grande lo que motivó a protestas airadas de De la Puente Uceda y su grupo, siendo muchos detenidos.

 

            El 12 de octubre de 1959, se realizó en Lima la IV Convención Nacional del Partido Aprista y fue en ese lugar en donde De la Puente Uceda atacó en forma frontal al pacto de la Convivencia. Un total de 23 dirigentes nacionales, acusaron a la dirigencia nacional del partido haberse aliado con los grupos más retardatarios del país y haber traicionado los postulados del partido. La mayoría en la Convención rechazó a los grupos protestatarios y fueron expulsados del APRA. Entre ellos se contaba De la Puente Uceda, Carlos Malpica, Fernández Gasco, Ramírez Novoa, Luis Pizá  etc.

 

            Los expulsados formaron el Apra Rebelde, que no logró mayor proselitismo, pero que arrastró a un buen número de jóvenes y estudiantes. En 1962 se transformó en el MIR o Movimiento de Izquierda Revolucionaria. En ese año De La Puente tuvo un incidente con un defensista de Haya de la Torre, matándolo. Preso y enjuiciado, salió libre  los tres meses por que los jueces establecieron que había actuado en defensa propia.

 

Diversos sucesos en 1959

ARRIBA

·               Fue nombrado Prefecto de Piura don Carlos Toledo Ocampo.

 

·               Mediante Resolución de la Superintendencia General de Aduanas, se dispone que todas las operaciones de intercambio comercial del departamento de Piura y del sur del Ecuador, serán controladas por la Aduana de Sullana.

·               Continuaba en Lima la delegación de obreros petroleros de Talara, integrantes de la Comisión Tripartida nombrada para resolver el problema de la crisis petrolera y del despido de 1000 obreros por la IPC. La delegación la forman 6 personas encabezadas por Juan Aldana Gonzáles y Juan Tabeada. Las reuniones están paralizadas. Los otros miembros de la comisión son los representantes de la IPC y del Gobierno.

·               En enero, los diputados Juan Palma Trelles y Hernán Pasapera de Unificación Nacional se separan de ese grupo parlamentario, pro discrepancias con un proyecto de ley de la Unificación, para estabilizar la moneda.

·               El 23 de enero, en Lima, el Club Departamental de Piura, elige como Presidente de la Junta Directiva a don Manuel Checa Eguiguren como sucesor del doctor Pedro P. Coronado. Esta institución tenía local propio  y entre las de su clase era la más activa.

 

·               Por Ley 13168 del 9 de febrero de 1959, se crea un impuesto, de un centavo por kilo de carga que se importe o exporte por el puerto de Paita. El 50% de lo que rinda será renta del Municipio Provincial de Paita y el 50% restante se distribuiría entre los Municipios Distritales de esa provincia.

·               Con las leyes 13170 y 13172 de fecha 9 de febrero, se crean una Agencia Fiscal en Paita y un Juzgado de Paz Letrado en Sullana, respectivamente.

 

·               El 14 de febrero, mediante Decreto Supremo se norma el accionar del Servicio Nacional de Erradicación de la Malaria, de acuerdo al convenio celebrado el 13 de agosto de 1957 entre el Gobierno Peruano y la UNICEF (Fondo Internacional de Socorro a la Infancia de las Naciones Unidas). Como consecuencia de eso, se intensificó la acción contra la malaria.

 

·               En abril, abre sus puertas el Colegio San Ignacio de Loyola en Piura, regentado por la congregación jesuita. Ocupó un amplio y moderno local propio ubicado al norte de la Urbanización Miraflores en una zona que aún no estaba urbanizada y donde posteriormente se levantaría el Hospital Regional.

 

·         El Concejo Provincial de Sullana, presidido por el doctor Carlos Torres Ontaneda, otorga en mayo, una Medalla de Oro, al doctor Luis Antonio Eguiguren en reconocimiento  por lo beneficios de la Ley de Obras Públicas. El acto se realizó en el Club Sullana en Lima, por intermedio del doctor Marco Antonio Garrido Malo.

 

·               El 4 de junio, moría en Lima el doctor Guillermo Garrido Lecca Montoya, que por muchos años vivió en Piura siendo tronco de una numerosa y conocida familia. Abogado de profesión, había sido ministro de Gobierno durante el primer gobierno de Prado. Era padre del por entonces ministro de Salud, Guillermo Garrido Lecca Frías.

 

·               En setiembre llegó a Piura la venerada Cruz Misionera por gestión de Acción Católica, dando motivo a concurridos actos religiosos.

 

·               El 11 de setiembre se promulga la Ley 13240 del Contador Público, en cuya dación tuvo destacada actuación la diputada piurana Carlota Ramos de Santolaya.

 

·               .El 1° de octubre en el V Congreso Nacional de Periodistas celebrado en el Cuzco, es elegido Presidente de la Federación de Periodistas del Perú, el Diputado y periodista piurano Luis Carnero Checa.

 

·               El equipo de fútbol de Talara logra el Campeonato Nacional Amateur. Era la segunda vez que cumplía esta hazaña, pues ya en 1954 lo habia conseguido.

 

·               El equipo tuvo como arquero a Saldarriaga más conocido como “cara de vivo”,  Lázaro Gutiérrez, Mario Iwasaki (de Sullana), y Alberto Luna en la defensa;  el “chinito” Cisneros y Mendoza en la línea media, “paleta” Núñez, “pichón Castro, “cabo” Aguilar, Juan Zapata y Víctor Coronado en el ataque, Las finales se jugaron en el Estadio Nacional de Lima.

.

 

El Ejército interviene en el asunto La Brea y Pariñas

ARRIBA

Al iniciarse el año 1960, ya el público casi se había acostumbrado a los nuevos precios del alza del combustible, pero la aplicación del Artículo 6° del Decreto Supremo del 25 de julio de 1959 que disponía la adaptación de la IPC al régimen de la Ley 11780 del Petróleo, quedaba en suspenso porque necesita la aprobación de las cámaras y en eso la minoría hizo una tenaz oposición ayudada por la campaña desatada por “El Comercio” y otros diarios; y también por el criterio adverso de la opinión pública. Desde la interpelación del 7 de setiembre del año anterior cuando el canciller Raúl Porras Barrenechea, trató de defender la incorporación de la IPC a la nueva Ley del Petróleo, el problema había tomado mayor magnitud y entonces lo que se pedía era la declaración de nulidad del Laudo Arbitral de 1922.

 

            El 23 de enero de 1960, “El Comercio” ataca violentamente al Laudo y dice que la Ley de 25 de abril de 1931, con N° 7511, había autorizado al Poder Ejecutivo para pedir la revisión y nulidad del Laudo. Al día siguiente el diario “La Prensa” ataca duramente al diputado Benavides Correa y asegura que el canciller Porras Barrenechea había asegurado que el citado diputado con la tesis que sustentaba, podía ser descalificado en el primer año de Derecho. “La Prensa” siguió haciendo editoriales y publicando artículos con grandes titulares sobre dos puntos: 1.- El Laudo es un tratado internacional y como tal no puede ser desconocido unilateralmente. 2.- Benavides Correa, no tiene ninguna razón y ha arrastrado a 37 legisladores para que firmaran un documento pidiendo la nulidad del Laudo.

 

            Hasta entonces el Ejército no había emitido pronunciamiento alguno, pero el 2 de febrero de 1960, una Comisión del Alto Mando integrada por el general Jesús Briceño Pastor, los coroneles Juan Bossio Collas y Enrique López Velasco y los mayores Wilfredo Contreras Anderson y César Augusto Freitas Ramos, emite un documento interno, declarando:

 

            El llamado Laudo Arbitral de La Brea y Pariñas firmado en París el 24 de abril de 1922, es nulo por lo siguiente:

 

            1.- Rebasar los alcances de la Ley 2016 y violar el inciso 18 del Artículo 83° de la Constitución del Estado de 1920, al no ser aprobado el acuerdo de arreglo de 27 de agosto de 1921 por el Congreso.

 

            2.- Desnaturalizar la Ley 3016 que se dictó precisamente, para impedir una transacción directa.

 

            3.- Burlar la Ley 3016 que tenía por objeto impedir igualmente la transacción en esta controversia, mediante el acuerdo de arbitraje de 27 de agosto de 1921.

 

            4.- Carecer el representante peruano de facultad legal para:

 

a)      Transar sobre el subsuelo del Estado, que es bien imprescriptible de éste.

b)      Exonerar de impuestos, conforme al Artículo 7° de la Constitución vigente, que disponía, que sólo el Poder Legislativo, estaba facultado para ello.

c)      Rebasar los alcances de la controversia, cuya materia se señalaba claramente en el Artículo 1° del Acuerdo de Arreglo del 27 de agosto de 1921.

d)     Sustituir al árbitro, quien debía de sentenciar sobre la materia de la controversia.

 

            Recomendaciones:

 

            1.- Que se gestione la exclusión del Registro de Tratados Internacionales del Perú, el llamado Laudo Arbitral de La Brea y Pariñas, por no reunir los requisitos que corresponden a esta clase de instrumentos internacionales y estar viciado en su contenido.

 

            2.- Que la Internacional Petroleum y Company, pague el monto exacto de las contribuciones devengadas a partir del 1° de enero de 1915.

 

            Lima 2 de febrero de 1960.

 

            Este era un documento interno destinado a circular entre la oficialidad, pero del cual tuvo inmediato conocimiento el premier Pedro Beltrán, que el día 3 solicitó una entrevista con el Comandante General del Ejército, el general Alfredo Rodríguez Martínez, el cual manifestó que el Ejército había tomado conocimiento del problema que comprometía la integridad del país. No obstante  eso, el canciller Porras Barrenechea hizo el día 5 de febrero una exposición en la Comandancia General ante gran número de jefes y oficiales. Acompañaron al canciller, el doctor René Hooper, el doctor Guillermo Hoyos Osores, el señor Juan Calle y el señor Enrique González Ditoni.

 

            Para impactar, el canciller Porras manifestó que desconocer el Laudo, que era un tratado internacional, podría ser precedente para que Ecuador desconociera el Protocolo de Río de Janeiro.

 

            Al retirarse el canciller Porras, los jefes y oficiales presentes tuvieron un intercambio de opiniones y como resultado de eso enviaron una comunicación al ministro de Guerra, el general Víctor Tenorio Hurtado, en los siguientes términos:

 

            Lima, 5 de febrero de 1960.

 

            N° 36-J1

 

            Señor General de División, Ministro de Guerra.

 

            ASUNTO: Acuerdo de la Fuerza Armada en el problema de “La Brea y Pariñas”

 

            Tengo el honor de dirigirme a ese Superior Despacho, para manifestarle lo siguiente:

 

            1.- En la fecha se reunieron en el Ministerio de Guerra:

                        - El Comando Conjunto de la Fuerza Armada, constituido por los Comandantes Generales del Ejército, Marina y Fuerza Aérea y el Jefe de Estado Mayor del Comando Conjunto.

                        - Los Jefes de Estado Mayor General del Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

                        - Personal Asesor.

            Para dar respuesta a los oficios N° 49 y 50 de fecha 29 de enero de 1960, de la Cámara de Diputados.

 

            2.- En esta reunión, la Fuerza Armada del Perú, acordó por unanimidad lo siguiente:

                        a) Condenar el llamado “Laudo Arbitral de La Brea y Pariñas” por ser lesivo a la soberanía nacional.

                        b) En observancia de la misión que le señala el Artículo 213 de la Constitución del Estado y otras disposiciones vigentes, pide le sean proporcionados oportunamente para su opinión, el estudio y las conclusiones a que lleguen los organismos a quienes se encomiende la solución del problema de “La Brea y Pariñas”.- Dios Guarde a Ud. El Comandante General del Ejército, General de División Alfredo Rodríguez Martínez.

 

 

 

La Beneficencia reclama La Brea y Pariñas

ARRIBA

En todo el departamento de Piura se había venido siguiendo con mucha atención el agitado debate en torno, primero al aumento del precio de los combustibles y de la incorporación de la IPC al régimen de la Ley del Petróleo 11780, que luego revivió el problema de “La Brea y Pariñas”.

 

            Piura y en especial las poblaciones de la zona petrolera habían sufrido en carne propia todo lo que podríamos llamar, la vida y pasión del petróleo peruano.

 

            En marzo de 1960 era presidente de la Beneficencia Pública de Piura el doctor Carlos León Monzón, que en la noche del martes 12 de abril, acordó iniciar acción judicial para lograr reivindicar a los fundos Máncora y Pariñas que por sucesión correspondían a la “Beneficencia y no a los actuales conductores”. Asistieron a la citada reunión extraordinaria sus miembros el doctor Aníbal Santibáñez, Luis Palacios Noriega, Ricardo Ramos Arrunátegui, Alipio Ramírez, Germán Salazar Sojo, Alfredo Delgado, Pedro Castro, Luis Monge G. y Ángel Andrade.

 

            El doctor León Monzón presentó un estudio de 20 páginas con croquis y mapas, con copias certificadas de los registros públicos. Manifestó que en esos momentos en que se discutía en Lima la validez del Laudo de La Brea y Pariñas, era necesario que toda la ciudadanía del departamento y del país, conociera el origen y la historia de la propiedad de los fundos Máncora, La Brea y Pariñas y que a quien verdaderamente habían pertenecido y seguían perteneciendo era a la Beneficencia Pública de Piura. Agregó que todos los bienes de la Beneficencia de Piura, y sobre todo los de mayor valor habían pasado a manos de personas extrañas, que por uno u otro medio se habían apoderado de ellos, ya sea “vendidos” o simplemente desparecidos por obra y gracia de los viejos faquires del agro peruano. Agregó que muchos valiosos documentos se había tenido el cuidado de hacerlos desaparecer para de ese modo, los usurpadores, poder ocultar sus delitos.

 

            El día 14, “La Industria” de Piura, a todo ancho de la cuarta página de 8 columnas, aparecía con los siguientes titulares “La Brea y Pariñas reclamará la Beneficencia Pública”.- “Acordaron iniciar acción judicial reivindicativa”. Tras dar cuenta de la sesión extraordinaria, empezaba el diario a narrar la fantástica historia del origen de la propiedad de La Brea y Pariñas.

 

Resumiendo lo publicado por el diario ese día, diremos que se remontó al 3 de enero de 1765, cuando el opulento filántropo don Juan Benito de las Heras, otorgó en testamento como único y universal heredero de su hacienda Máncora al Convento Hospital de Santa Ana de la ciudad de Piura, administrado por las Medres Betlehemitas que posteriormente se llamó Hospital de Belén, y en 1960 era la Beneficencia. El fundo abarcaba las tierras comprendidas desde el río Tumbes hasta el río Chira y en 1815 estaba en brillante pie de prosperidad despertando la codicia de los hombres. El fundo había estado en arrendamiento y fue así como don José Lama logró en ese año que le fuera otorgado el dominio útil del fundo, mediante un contrato enfitéutico de 150 años. Más adelante, decía el doctor León Monzón, y ya consumado el atropello contra los enfermos pobres del Hospital; don José Lama al recibir el fundo Máncora, con mucha astucia al otorgar la fianza y el recibo de inventario, éste y su esposa incluyeron también los bienes y capitales del fundo Pariñas, como se podía apreciar en la escritura del 13 de diciembre de 1815. Continúa manifestando el doctor León, que en 1830, el Presidente de la República, el general Agustín Gamarra, ordenó se otorgara a don José Lama el dominio directo del mencionado bien por 43,926 pesos; lo cual al motivar la protesta de la Beneficencia, se dispuso que ésta percibiría por cuenta del Estado 2,070 soles anuales. El doctor León explicaba que lama había logrado la posesión del suelo, pero no del subsuelo, pero que en 1826 don José Antonio Quintana compró al Estado una mina de brea, que a su vez Lama la adquirió posteriormente, mina que estaba ubicada en el fundo Pariñas. Narra luego como los herederos de Lama transfieren en herencia el fundo Pariñas a don Genaro Helguero y cómo este transfirió sus derechos a don Hebert  Tweddle, el 3 de febrero de 1888 y que éste el 20 de octubre del mismo año, vendió la mitad indivisa del fundo La Brea y Pariñas y las minas de brea  y depósitos  de petróleo a don    Guillermo  Keswick en la cantidad de 30 000 libras esterlinas. Por el fundo pagó 10 000 libras y por la mina 20 000.

 

            Luego viene la IPC que por escritura pública suscrita en Londres el 27 de febrero de 1924 otorgada por el Cónsul General del Perú don Oscar Víctor Salmón, adquiere el pleno dominio de los fundos La Brea y Pariñas por compra a Keswick pagando 75 000 libras esterlinas. Esta transferencia de dominio fue suscrita en el Registro de la Propiedad Inmueble de Piura en el asiento N° 6 de fojas 174 del tomo 19.

 

            Aclaraba el doctor León Monzón que lo que el Gobierno vendió a Quintaba en 1826 fue una mina de brea situada en el cerro Prieto, en el distrito de Amotape, para luego cuando estuvo en poder de don José Lama se convirtió por arte de magia en Mina La Brea, extendiéndola, de lo que sólo era un cerro y sus alrededores a toda la Hacienda La Brea.

 

            El artículo de “La Industria” causó conmoción en Piura y fue objeto de general comentario.

 

 

El origen del problema

ARRIBA

Originalmente, el fundo Máncora que Benito de las Heras legó al Hospital de Santa Ana de las Madres Betlehemitas, abarcaba desde Tumbes hasta el Chira. Posteriormente para una mejor administración, las religiosas lo dividieron en dos: uno era el fundo Máncora que abarcaba del río Tumbes hasta la quebrada Honda y el otro era el fundo  Pariñas que estaba situado entre la quebrada Honda y el río Chira.

 

            Cuando en 1815, Lama adquiere de las monjitas el fundo Máncora, hace que al momento de otorgar el recibo de inventario, se incluyera al fundo Pariñas.

 

            La transferencia de propiedad que hizo al morir una heredera de Lama a Helguero fue por el fundo Pariñas, así como la venta a Tweddle y Keswick.

 

El día 16 de abril de 1960, el doctor León Monzón saca un nuevo y extenso artículo en “La Industria”, se refiere a los Keswick y demás propietarios de la Mina de La Brea y Pariñas, asegurando que de acuerdo al certificado literal de dominio, el fundo Pariñas pertenecía  a  Guillermo  Keswick, a  Charles  Leonel, a Ward  Jackson  y  Otis  Angelo

 

Migatti, todos de nacionalidad inglesa y residentes en Inglaterra, que tenían como su representante en Lima a Santiago Guthis Reid, según poder conferido en Londres el 21 de marzo de 1899, ante el Cónsul General del Perú Eduardo Lembeck.

 

            La Brea y Pariñas se extendía por el norte desde quebrada Honda y por el sur hasta los barrancos de Amotape y el río Chira, con 25 millas de largo por 20 millas de ancho o sea 500 millas cuadradas equivalentes a 175,000 hectáreas. Consecuentemente, las propiedades de don José Lama, abarcaban la enorme extensión que ocupaban la hacienda Máncora al norte y las haciendas La Brea y Pariñas al sur. Fueran esta dos últimas las que fueron a parar al poder de Genaro Helguero, el que con escritura pública otorgada en Lima el 3 de febrero de 1888 ante el notario Ramón Valdivia, transfirió sus derechos a don Hebert Illkin Colqueoun Tweddle y este vendía después la mitad indivisible de La Brea y Pariñas a Keswick por 30 000 libras esterlinas.

 

            Luego se refiere el doctor León Monzón, a la venta fraudulenta que hizo el Gobierno del general Gamarra en 1830 del enorme fundo Máncora, que comprendía a La Brea y Pariñas, que no eran propiedad del Estado, sino del hospital.

 

            El 17 de abri de 1960, siempre en “La Industria” el presidente de la Beneficencia Pública de Piura, el doctor León Monzón, se refiere a la forma ilegal de cómo Genaro Helguero inscribió La Brea y Pariñas en el Padrón de Minas recientemente abierto, pero también expresa el doctor León que de acuerdo a normas legales existentes, en esa fecha no se subsanaba la nulidad con el hecho de la inscripción. Se remonta luego a la compra de la mina de brea que hizo Juan Antonio Quintana en 1826, cuando con fecha 22 de setiembre de ese año, el Libertador Simón Bolívar expidió el siguiente Decreto: “Visto, se adjudica a don Juan Antonio de Quintana, la mina de Brea, cito en cerro Pietro, en departamento de La Libertad (al cual perteneció Piura) conocida como mina de Amotape”. Por lo tanto, dice el doctor León, los linderos de esa mina eran única y exclusivamente, los del cerro Prieto y como dicho cerro no tiene más de 3 hectáreas, entonces los títulos adquiridos por Quintana y que luego pasaron a Lama sólo abarcaban esa reducida extensión. La mina de brea fue vendida por Quintana a Lama el 14 de marzo de 1827 ante el notario piurano Manuel Núñez, siendo representado José Lama por su hermano Mateo. La suma que pagó Lama fue de 6,247 pesos monto igual al de la adjudicación del Estado a Quintana. De esa forma el Estado pagó a Quintana una deuda que le tenía por préstamo para sostener los gastos militares de la campaña libertadora. Se aseguraba que Quintana era un simple testaferro de Lama. Fue posteriormente en 1886, cuando Genaro Helguero hizo que el juez de Paita Hernández, considerara que no era una mina de brea, sino la Mina La Brea y que comprendía toda la extensión que la hacienda La Brea tenía.

 

En abril de 1960, el Dr. Héctor Lama Lama uno de los herederos  de don Diego de  Lama y Farfán de los Godos plantea en nombre de todos los herederos, a la  IPC demanda de deslinde, pues aseguraba el Dr.  Lama que la empresa norteamericana estaba usufructuando terrenos que no le pertenecían,

 

 

Piuranos rechazan propaganda de la IPC

ARRIBA

A principios de 1960, la IPC inició una campaña de concientización y difusión de lo que consideraba sus derechos.

 

            Circularon profusamente en el Perú, sobre todo en Lima y Piura tres folletos editado por “Noticias del Petróleo” de la IPC.

 

            Uno tenía como título “La Cuestión de La Brea y Pariñas” y contenía los discursos pronunciados por los senadores Arturo Osores y Manuel Vicente Villarán, a favor de la IPC,cuando se debatió por primera vez en sesión extraordinaria del Senado en 1917, el problema del petróleo. El documento tenía 77 páginas.

 

            Otro opúsculo, de 78 páginas se denominaba “Informe Jurídico sobre le Caso de La Brea y Pariñas” por el doctor Luis Echecopar García.

 

            El tercer opúsculo se llamaba “El Laudo Arbitral de La Brea y Pariñas y la posición de la Internacional Petroleum”.

 

            El 17 de abril, en “La Industria”, el doctor Manuel Ato Cueva, precisa que el Senador de 1917, el doctor Manuel Vicente Villarán, intervino en la Legislatura Extraordinaria, defendiendo a la IPC, usando documentos que había tenido su padre, el abogado Luis Felipe Villarán y que a su vez había recibido de los herederos, de don Diego Farfán de los Godos, precisamente para que los defendiera contra la IPC y otras empresas que se habían apoderado de sus propiedades. Consideraba el doctor Ato Cueva, que había sido falta de ética profesional, el haber usado documentos que familiares de Diego Lama “habían entregado muchos años antes y ahora servían más bien para defender a la IPC”.

 

            El 22 de abril, Demetrio Castro Jarra, presidente de la Sociedad de Empleados de Piura y el secretario Pedro Pulache Delgado, se dirigían a Guillermo Gorbitz, Gerente Administrativo de la IPC, haciéndole conocer que le devolvían los folletos recibidos que iban en menoscabo de los legítimos intereses del Perú. Fueron muchas las instituciones y personas que dieron a conocer su público repudio por tales folletos.

 

            El doctor Ato Cueva, aseguraba que la Beneficencia no sólo había perdido las haciendas que tenía la IPC en su poder, sino otras más en los valles del Chira y Piura.

 

            El Dr. Ato fue dando a publicidad, antiguos documentos de 1882, entre los cuales figuraba el poder que doña Dolores Díaz había dado a favor de don Daniel  Franco, para que la reemplazara en la acción judicial de repartición. Doña Dolores era pariente de los Lama Farfán de los Godos, había adquirido las acciones y derechos de doña Josefa Lama de Arellano, hija de Diego Lama.

 Los 13 hijos de éste, habían heredado en forma indivisa, grandes lotes de tierra ubicados en la extensa hacienda Máncora, y habían elegido al doctor Rafael García para que hiciera la división y partición, lo que se llevó a cabo, entre los 13 poseedores de acciones.

 

El doctor Ato Cueva titulaba a su artículo “Cómo perdió la Sociedad de Beneficencia 13 haciendas” y narra cómo muchos de los hijos de don Diego vendieron sus acciones y derechos, quedando a fines del siglo XIX la situación en la forma siguiente: don Pedro Sandoval (que se aseguraba fue hijo no reconocido de José Lama) adquirió la parte de Dolores María Lama Saavedra, esposa de don Nicanor Reyes; el doctor Víctor Eguiguren compró la acción hereditaria de Dolores Andrea Lama Mauricio esposa de José Lucas Barreto; José Figallo Tassara fue  comprador de la acción hereditaria de Juana Lama Otoya, esposa de José Cardó; Daniel Franco apoderado de Dolores Díaz  compró acciones de Josefa Lama Varillas, casada con Atavaliba Arellano. También tenía acciones Pedro José Merino Vinces en representación de su esposa Rosa Aurora Lama Saavedra. Así mismo  los hijos José Lama Arizmendi, José Andrés lama Guerrero (casado con Dolores Díaz León), Pedro Rafael Lama Otoya, Alegría Lama Saavedra, Belisario Daniel Lama Roa, Gumersindo Lama Saavedra, Diego Lama Otoya y Victoriano Lama Roa.

José Lama Arizmendi que fue diputado por Paita, fue también  abuelo de Sofocleto y este escritor se refería en su libro “Los Cojudos” que su abuelo vendió sus acciones por una miseria.

 

 

Los Lama demandan en 1960 a la IPC

ARRIBA

El 29 de marzo de 1960, se reunieron en Lima, en casa de un señor Hernández, los descendientes de los 13 dueños de acciones y derechos, para determinar la forma de reclamar los terrenos indivisos de Máncora, La brea y Pariñas a la IPC habiendo elegido como su defensor al doctor José León Barandiarán, al cual le reconocían el 30% de lo que se obtuviera.

 

            El 25 de abril, el doctor Héctor Lama y Lama, bisnieto de don Diego Lama Farfán de los Godos, declaró ante el diario “La Industria”, que la señorita María Luisa Lama Díaz y su hermana Felícita, hijas de Dolores Díaz León de Lama, habían convocado a una reunión en Lima, a los descendientes de los 13 herederos para hacer reclamos directos ente la IPC y ante el Gobierno, por la posesión de lo que fue la antigua hacienda Máncora, en la parte comprendida desde la caleta Máncora y el norte de Talara. Narraba el doctor Héctor Lama, que sus tías habían demandado hacía 20 años a la IPC, pero cuando la cuestión judicial había entrado a la etapa de sentencia, fue declarada en abandono porque los interesados no se presentaron a la diligencia por razones de tipo económico.

 

            Don Héctor Lama Lama que en 1960 era Juez de Paz Letrado y de Tránsito de Piura, expresaba que don José Lama al morir dejó una enorme hacienda Máncora ubicada entre la quebrada Honda y el río Tumbes a su hijo Diego. A su esposa y a su hila Josefa, les dejó respectivamente Pariñas y La Brea, que habían sido secciones de Máncora. Al morir la esposa de Lama, dejó Pariñas a Josefa por cual ésta se vio poseedora de una gran extensión de tierras La Brea y Pariñas). Como tenían una relación afectiva con su primo Genaro  Helguero, le dejó en herencia las dos haciendas, las que Helguero vendió a Tweddle por 18 mil libras esterlinas. Más tarde el nuevo propietario forma “The London Pacific Petroleum y Company” y toma como socios a los herederos de Diego Lama, que aportan parte de lo terrenos de Máncora, próximos a Talara, recibiendo 1888 acciones por un monto que en 1960 el doctor Héctor Lama, estimaba que bordeaban en 10 millones de soles. Luego las tierras y los yacimientos pasaron a manos de Keswick y posteriormente a la IPC, pero los herederos de don Diego se quedaron con los bonos sin poder redimirlos. De acuerdo a los tratos de Diego con Tweddle, el primero cedía al segundo las tierras a las que nos hemos referido por 60 años y a cambio le entregaron 400,000 dólares en bonos. A la muerte de don Diego, el fundo Máncora quedó indiviso hasta que los 13 herederos se los repartieron, pero quedaron tres lotes pro-indivisos que fueron “Rica Playa” y “Cazaderos” en Tumbes y “Coyonitas” que comprendía la quebrada Honda y el Tablazo de Cabo Blanco, propiedades que en 1960 trataban de rescatar.

 

            Como hemos dicho, los descendientes de Diego Lama iniciaron en 1960 un nuevo juicio, teniendo como abogado al doctor León Barandiarán y confiaban en que el 6 de mayo se realizase de todos modos, la primera acción de deslinde. Pero cualquiera podía suponer que en el Perú, toda acción legal contra la IPC estaba destinada a perderse.

 

            De todos modos de estos sucesos relacionados con la historia del petróleo en Piura, nos hemos ocupado en esta misma “Breve Historia de Piura” de forma amplia en otra  oportunidad. Así del legado que hizo don Benito de las Heras de la hacienda Máncora al Hospital, lo  hemos tratado en “Piura Virreinal”. Luego en “Primera Etapa de la República”, nos hemos ocupado de la forma cómo don José Lama adquirió la hacienda Máncora y con ella las haciendas  de La Brea y Pariñas. También hemos tratado de la manera cómo Quintana logró la adjudicación de una mina de brea en el cerro Prieto, y  luego cómo las haciendas donde había tanto petróleo pasaron a Diego y Josefa Lama, hijos de don José y cómo Genaro Helguero recibió de Josefa, La Brea y Pariñas. Luego en “República Segunda Etapa” me he ocupado de las adquisiciones de Tweddle y Keswick, la formación de la London, la aparición de la IPC, el planteamiento de la llamada Cuestión de La Brea y Pariñas y del Laudo Arbitral de París de 1922:.todo lo cual bien podría ser la Historia del Petróleo Peruano.

 

Comisión Consultiva contra el Laudo de 1922

ARRIBA

El 7 de febrero de 1960, el canciller Porras Barrenechea es nuevamente interpelado en la Cámara de Diputados. La mayoría gobiernista ante la situación tan desairada en que quedó el Canciller, tenía un problema difícil en cuanto concederle un voto de confianza, pero tenía una sólida mayoría para imponerlo. Fue entonces en que prácticamente tranzó con la minoría el día 8, en el sentido de que no habría ni censura, ni voto de confianza, pero se convocaría a una Legislatura Extraordinaria en mayo para tratar exclusivamente el problema de La Brea y Pariñas.

 

            Mientras tanto, la IPC para mejorar su imagen llega a un acuerdo con la delegación de obreros petroleros que comandados por Juan Aldana G. se encontraba en Lima. Por otra parte, la Compañía no desperdiciaba oportunidad de seguir logrando mayores ventajas y es así como por intermedio de su subsidiaria Peruvian Pacific Company, logra autorización, para que los barcos perforadores “Rincón” y “Barquero” hagan perforaciones en el zócalo continental entre Cabo Blanco y la bocana del Chira.

 

            La atención pública, entre mayo y julio de 1960, estuvo pendiente de la Comisión Consultiva de Relaciones Exteriores, que estaba estudiando toda la documentación relacionada con el Laudo Arbitral de París de 1922, sobre el cual debía emitir su dictamen.

 

            Se tenía confianza en esta Comisión porque la integraban personas de alto prestigio. La presidía el doctor Luis Bustamante y Rivero, ex-Presidente de la República y que años más tarde sería Presidente del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya. Integraban la Comisión el gran orador, el doctor Víctor Andrés Belaúnde, que con el correr de los años llegaría a ser Presidente de la Asamblea General de la Naciones Unidas; también el internacionalista  doctor Alberto Ulloa, el doctor Francisco Tudela y Varela, el doctor Alfredo Solf y Muro, el doctor Manuel Bustamante de la Fuente, el doctor Luis Alayza y Paz Soldán, el doctor Luis Alberto Sánchez y el doctor Javier Correa Elías.

 

            El 10 de mayo de 1960, la Comisión Consultiva emite un extenso dictamen que termina manifestando, que: “La Comisión Consultiva considera que los convenios de 1922 están viciados en su esencia. Situado en el terreno del Derecho Interno, el Congreso por sus atribuciones constitucionales y como supremo gestor del dominio público, tiene la facultad de dictar la ley que señale el camino a seguir en una cuestión, que como en este caso, compromete los intereses nacionales”.

 

            El dictamen se hizo público el 9 de julio.

 

            Era por lo tanto el Congreso el que debía abocarse a resolver el difícil problema que por tantos años había embargado la atención pública.

 

 

Beltrán prepara un proyecto de ley

ARRIBA

Ante lo resuelto por la Comisión Consultiva, el Primer Ministro Pedro Beltrán se apresuró a elaborar un proyecto de ley, para presentar a las Cámaras y resolver el problema de La Brea y Pariñas. De acuerdo a este proyecto, se reivindicaba para el Estado la propiedad del subsuelo de La Brea y Pariñas.

 

            Disponía el proyecto que las 166 000 hectáreas que por entonces tenía la IPC, 100 000 pasarían al régimen de concesión a favor de la IPC por un período de 30 años, prorrogables 10 años más y las 66 000 hectáreas restantes se trasferirían a la Empresa Petrolera Fiscal, que recibirían el suelo, los pozos y las instalaciones sin costo alguno.

 

            La IPC se comprometía a pagar como derecho inicial de explotación por una sola vez 300 millones de soles y anualmente por 30 o 40 años, la cantidad de 35 millones de soles, como “prima única”. Además, las utilidades serían distribuidas, por mitad entre el Gobierno y la IPC; y de lo que le tocase a la IPC, debía de reinvertir el 50%. Por último, la IPC devolvería al Estado la franja de 50 metros a partir de la marea alta.

 

            Se suponía que este proyecto contaba con la aceptación de la IPC.

 

            De primera intención, y tras la intensa propaganda que “La Prensa” hizo del proyecto, se pensó que la solución del problema se había logrado.

 

            El 11 de julio “El Comercio” publicaba la opinión del jurista Hernando de Lavalle sobre el Laudo, en el sentido de que no cabía revisión del mismo, sino su nulidad porque desde el punto de vista jurídico el tal Laudo nunca había existido por no haber sido ratificado por el Congreso, situación en que también estaban los actos previos que lo generaron. En tal sentido, el doctor Lavalle emitió un voto singular dentro de la Comisión Consultiva.

            El 17 de agosto, altos miembros de la Fuerza Armada se reunieron con el ministro Beltrán, y le hicieron conocer que eran contrarios al proyecto que había preparado. De esa reunión no hubo información oficial.

 

            El 31 de agosto, Beltrán concurre al Senado para responder por primera vez un pliego interpelatorio, pero pocas horas antes de ingresar al Senado envió al mismo su proyecto que titulaba “Nacionalización Progresiva del Petróleo”.

 

            En esta oportunidad, volvió a intervenir el senador Montesinos y puso a consideración de la mesa directiva un proyecto de ley sustitutorio en nombre de su partido Acción Popular. El proyecto decía:

 

            “El Congreso de la República ha dado la Ley siguiente:

 

            Artículo 1°.- El Estado procederá a cobrar a la Internacional Petroleum y Company el importe de todo lo que esa compañía hubiera extraído de los yacimientos de La Brea y Pariñas, deduciendo los correspondientes gastos de operación, con excepción de los productos obtenidos de la mina de Cerro Prieto.

 

            Artículo 2°.- El Poder Ejecutivo procederá a adquirir por causa de necesidad pública las instalaciones existentes en los referidos yacimientos, abonando su valor con el importe a que se refiere el Artículo 1°.

 

            Artículo 3°.- El Poder Ejecutivo tomará las medidas que aseguren la explotación ininterrumpida de los indicados yacimientos.

 

            Lima, setiembre 30 de 1960”.

 

            A fines de setiembre se producen cambios en el Gabinete, como ministro de Guerra se nombra al general Alejandro Cuadra Ravinez y en Fomento a Jorge Grieve. Sale también Porras, que fallece el 27 del mismo mes.

 

            Al iniciarse el mes de octubre de 1960, la Cámara de Diputados había acordado interpelar al Primer Ministro, Pedro Beltrán.

 

            Por entonces, el general Alejandro Cuadra Ravinez había reemplazado al general Víctor Tenorio Hurtado en el Ministerio de Guerra. El diputado Benavides Correa pidió por intermedio de su Cámara que el Ministerio  de Guerra le enviase copia del Oficio N° 36-JL de 5 de febrero de 1960 enviado por la Fuerza Armada al ministro, donde le hacía conocer que condenaban el Laudo de 1922. El genera Cuadra como respuesta envió copia de una comunicación de fecha 10 de febrero, diferente a la anterior, que firmaba el general Tenorio, en ese entonces ministro de Guerra. El general Cuadra Ravinez negó la existencia de la comunicación del 5 de febrero.

 

            En la interpelación a Beltrán en la Cámara de Diputados, el principal opositor fue Alfonso Benavides Correa, que habló durante cuatro horas. Las graderías estaban llenas de público y afuera, en la Plaza Bolívar, había gran multitud de personas que pugnaban por entrar enfrentando a la policía. Desde días anteriores se oían en las calles los gritos: “¡Abajo Beltrán!” “¡Abajo la IPC!”.

 

            La empresa petrolera había llevado desde Talara a Lima una gran cantidad de trabajadores para que aplaudiesen las intervenciones de los que apoyaban al Gobierno y hostilizaron a los contrarios, pero los obreros petroleros terminaron ante el asombro general por aplaudir a Benavides Correa y cuando éste terminó su larga intervención, de pié cantó el Himno Nacional.

 

            Como epílogo final, no fue censurado Beltrán, pero tampoco se aprobó su proyecto de nacionalización progresiva del petróleo.

 

            Fue de llamar la atención, que ningún miembro de la representación piurana, ni del Senado, ni de la Cámara de Diputados hubiera intervenido, eso no obstante que el teatro de los sucesos que se ventilaban estaba en el departamento de Piura. En la representación piurana había personas de todos los partidos y muchos eran notoriamente competentes; pero sin duda primó en algunos las vinculaciones con el régimen y en otros la disciplina partidaria.

 

            En la noche del 17 de mayo, se reunieron los Sindicatos 1 y 2 en Talara y acordaron rechazar el Laudo por nulo, luego en marcha y cantando el Himno Nacional avanzaron hasta la Plaza Grau, donde se desarrolló un mitin.

 

 

Empieza a funcionar el Banco Regional del Norte

ARRIBA

En 1959 retorna a Piura tras haber estado en México el doctor Guillermo Vegas León y expuso ante un grupo de empresarios piuranos, su proyecto para volver a fundar un banco en la capital departamental.

 

            El proyecto fue acogido y se hicieron los trámites correspondientes ante la Superintendencia de Banca y Seguros que emitió la siguiente Resolución:

 

            Resolución 1738

 

            Lima, 9 de setiembre de 1959

 

            Vista la solicitud para la organización y funcionamiento de una empresa bancaria para operar en los departamentos de Piura, Lambayeque y Tumbes, con sede principal en la ciudad de Piura, que denominará “Banco Regional del Norte” representada por lo señores Emilio Hilbck Navarrete, Ernesto García Wicks, Juan Cuglievan Trint, Sócrates Balarezo Delta, Manuel Espinoza Vassi, Ernesto Valdez Ramírez, Felipe Burneo Valdivieso, J. Arturo Atkins Morales, Hernán León Molero, Antonio Leigh Rodríguez y Alejandro León Monzón, todos peruanos y vecinos de la ciudad de Piura.                                                                                                             

 

            Teniendo en consideración que la creación de esta nueva empresa bancaria, atiende a las finalidades de desarrollo de la región y dentro de las actuales circunstancias, beneficia el interés público; habiéndose cumplido con todos los requisitos puntualizados de los artículos 18 al 21 de la Ley de Bancos;

 

            SE RESUELVE;

 

            1.- Apruébese el proyecto de escritura social y estatutos del Banco Regional del Norte, los que serán elevados a escritura pública.

 

            2.- Autorícese a los organizadores, para llevar adelante las gestiones pertinentes a fin de llenar los demás requisitos señalados en la Ley de Bancos para el funcionamiento de dicha empresa bancaria.

 

            Regístrese, comuníquese y publíquese por una sola vez en el diario oficial “El Peruano”.- Federico Ruiz Huidobro.- Superintendente de Bancos.

 

            El 18 de julio de 1960, abrió sus puertas el banco, en la calle Arequipa N° 582, en esquina con CallaoSu sigla fue NORBANK

 

            El Presidente del Primer Directorio fue el ingeniero Manuel Espinoza Vassi. El capital inicial sólo fue de 10 millones de soles, bien modesto por cierto, lo que motivó a risueños comentarios del agricultor Domingo Seminario Urrutia.

 

            Al año siguiente abrió sus puertas una sucursal  en Sullana, estando esas oficinas al frente del C.P.C. Francisco Gonzáles García. Luego pondría una sucursal en Chiclayo. Más tarde abriría oficinas en Miraflores, Lima, San Isidro, Talara, Paita, Tumbes, Chulucanas, La Unión y Jaén

 

            El 18 de julio de 1960, cuando abría el banco sus puertas al público, el ingeniero Espinoza dijo: “Creemos que con la puesta en marcha de este Banco, estamos dando un paso sumamente importante para el descentralismo económico en el sentido positivo del concepto, a fin de sacar a nuestro país del estado de subdesarrollo en que se encuentra”.

Poco tiempo después, funcionó en local propio amplio y moderno. Igual sucedió en Sullana.

 

Violencia en Ayabaca

ARRIBA

A mediados de 1960, los comuneros de Tacalpo en Ayabaca y de otras parcialidades habían arreciado sus reclamos por el despojo de tierras, contra el propietario de la hacienda Cuaja, el doctor Diego Antonio Castillo, presidente de la Corte Superior de Piura y contra Roberto Flores de la hacienda El Molino.

 

            En Octubre, los comuneros habían invadido la hacienda antes mencionadas y Santa Rosa. El ministro de Gobierno y el prefecto Toledo dispusieron que una fuerza de 58 guardias de asalto y 48 guardias de la 38° Comandancia de Sullana, fueran a desalojar a los invasores. La fuerza llegó a Yanchalá y acampó tras de exhortar a los comuneros a dejar las haciendas. Por la noche, 600 comuneros atacaron a las fuerzas del orden. En la acción murió el comunero José Campoverde, quedando gravemente herido el subprefecto de Ayabaca Miguel Timoteo Carrión y 2 guardias.

 

            Fueron arrestados 11 campesinos dirigentes y el ex-capitán y el ex-parlamentario Ernesto Merino Rivera al que se acusaba de instigador. El problema de las tierras siguió ventilándose en las instancias judiciales.

 

 

El VI Congreso Eucarístico Nacional

ARRIBA

Entre el 25 y 28 de agosto de 1960 se realizó en Piura el VI Congreso Eucarístico Nacional, cuando era el obispo  monseñor Carlos Alberto Arce Masías.

 

            El 30 de mayo, el arzobispo de Lima Juan Landázuri, Primado de la Iglesia Católica en el Perú, creó el Comité Organizador de Lima que presidió la señora María Victoria Checa de Stewart

            Al suroeste de Piura, sobre una amplia explanada  convenientemente adaptada se levantó el gigantesco campo eucarístico dominado por un gran altar y una inmensa cruz. En ese lugar  se construyó después el parque  Miguel Cortés y la Urbanización 4 de Enero

El presidente Prado visitó Piura durante dos días. Concurrieron también la Virgen de Mercedes de Paita con un multitudinario acompañamiento, el Señor Cautivo de Ayabaca, el Señor  de Chocán de Querecotillo.

 

La Virgen de Mercedes  recibió la bendición canónica por el  Obispo Cushing.

Desde Tumbes llegó un peregrino a pie, cargando un cruz. También llegaron a pie,  todos los alumnos de la Escuela Normal de Sullana.

 

            Los cuatro días que duraron los actos religiosos congregaron a multitudes llegadas de todo el norte del Perú, llenos de fervor religioso, lo que facilitó que se avinieron a muchos sacrificios, pues los hoteles y hospedajes de la ciudad se vieron colmados y el Comité de Alojamiento, presidido por Juan Castagnino tuvo una de las más duras tareas por resolver, lo que felizmente se pudo lograr gracias a que cientos de hogares piuranos brindaron alojamiento.

 

            Como Legado Papal, llegó el cardenal Richard Cushing, Arzobispo de Boston. El Escudo Eucarístico encerraba una cruz, en cuya base figuraba la torre que forma parte del Escudo de Piura. Con estos motivos, circuló una estampilla de 10 centavos en toda la república durante el año 1960.Se repartieron 100.000 escudos durante las jornadas

            El padre Luis Baldo, de la congregación redentorista, fue uno de los más esforzados miembros del Comité Organizador de Piura.

 

            Una Comisión presidida por don Manuel Checa Eguiguren y que integraba el senador Verdeguer, los diputados Carlota Ramos de Santolaya, Juan Palacios Pintado, Ramón Abásalo Rázuri, Palma y el periodista Carlos Chávez Sánchez, así como doña Manuela Urízar, lograron que la Cruz de la Conquista fuera enviada a Piura durante esos días de las celebraciones.

 

            El cardenal Cushing obsequió al obispado, para que funcionara una universidad católica, el edificio que había comprado a un costado de la catedral, y que en 1914 había sido construido por la Casa Duncan Fox. Como el local resultase demasiado pequeño, el Obispado lo vendió al Banco Central de Reserva para con ese dinero adquirir un terreno de grandes dimensiones. En el terreno donde se levantó la Casa Duncan Fox, había funcionado durante la Colonia un cementerio.

 

 

            Doña Victoria Checa de Stewart, fue más tarde condecorada con la Orden del Mérito por Servicios Distinguidos por el Gobierno Peruano y el Sumo Pontífice le otorgó la condecoración Pro Ecclesia Et Pontificia.

 

 

Nuevo local del Club Grau

ARRIBA

El Club Grau era sin duda, la más importante institución social de Piura. Había sido fundada el 1° de noviembre de 1885 por el entonces prefecto don Federico Moreno, que con 101 artesanos formó la Sociedad de Artesanos Grau y Auxilios Mutuos, cuyo primer presidente fue  don Parcemón Fuentes.. Inicialmente funcionó en una casa de la octava cuadra de la calle del Cuzco, donde  años más tarde ocuparía  Radio Victoria.  En el año 1900, siendo alcalde de Piura don Ramón Ruidías, se le otorga en uso para las prácticas de tiro, un amplio terreno en el oeste de la ciudad, que por entonces eran unos desolados médanos de arena.En 1904 amplía sus actiidades al tiro al blanco. En 1900 logra la propiedad del terreno y en 1908 el Ministerio de Guerra, reconoce a la antigua sociedad de artesanos como “Club Grau de Tiro al Blanco N° 51”. En 1910 el Club Grau de Tiro, adiestró a una gran cantidad de jóvenes piuranos que deseaban enrolarse en el ejército con motivo del conflicto con Ecuador.En 1911 sindo presidente del club  don Carlos Artadi, trasladn al club a las glerías de tiro , donde habia un alón amplio que se remozó y luego le puso una amplia verja. En 1912 da alojamiento a la Corte Superior cuyo local había sido destruido por el terremoto. En 1920 funciona en su local el Congreso Regional del Norte.

 

            En 1950 siendo presidente del Club don Guillermo Artaza Pérez, la institución se divide en dos: el Club de Tiro y el Club Grau. Posteriormente se forma una Comisión Permanente que preside don Leoncio Elías Arboleda para construir un nuevo y moderno local, lo cual se culmina en 1960 cuando era presidente del club el doctor Rafael Vega García. Lo acompañaban en la directiva, como vicepresidente, Leoncio Elías; segundo vicepresidente, Juan Castagnino; secretario, Telésforo León Vilela; pro-secretario, Tulio Vignolo; tesorero, Ángel Enrique Andrade y vocales, Guillermo Guzmán, el doctor Luis Altuna, el doctor Aristóbulo Morey Cortés, Tulio Orejuela, Luis Palacios Noriega y Manuel Zariquiey.

 

            Ahora el club cuenta con amplias y modernas instalaciones para actos sociales, deportivos, de esparcimiento, para conferencias y actos culturales.

El edifiio cuanta con una planta baja  y una alta con capacidad para 400 pesonas. El salón de recepciones puede dar cabida a 100 personas. El salón juvenil puede albergar 100 personas. Los salones privados son amplios con servicios especiales para lectura, y cantina.

  Su coliseo deportivo puede albergr 2.000 personas. Sus piscinasson las mejores de Piura, Posee u   parque infantil. En total son mas de 40 ambientes    

 

 

Investigaciones arqueológicas en Paita y Colán

ARRIBA

Los descubrimientos del arqueólogo norteamericano Edward Lanning en 1960, demostraron que primitivos piuranos se asentaron en la desembocadura del río Chira, en los períodos Pre-cerámicos y se volvieron sedentarios iniciándose en la agricultura, desarrollando un proceso cultural que Kauffman Doig en su obra “Perú Antiguo”, denomina Preludio de la Alta Cultura y abarca de 1,800 a 1,000 A.C. Luego Lanning que estudió Paita, Colán y Negritos, considera que los restos de cerámica que encontró en esos lugares corresponden al Cerámico Inicial. A estos procesos culturales llamó Paita A, Paita B y Negritos. Entre Amotape y Negritos existió una gran laguna, en torno a la cual se asentaron gentes primitivas, que consumieron mariscos, cuyos conchales aún existían en 1960. Lanning hizo conocer sus hallazgos en su obra “Notas sobre la arqueología en Piura”.

 

            Algunos grupos humanos se desprendieron de esos asentamientos, remontando el Chira tras la caza del venado y sajino y llegaron al medio Chira donde se maravillaron del esplendor y pródigo valle, terminando por formar diversos asentamientos como los de Sojo, en la margen izquierda y Garabato (Vista Florida) en la margen derecha, muy cerca de la actual Marcavelica.

 

            En estos lugares y mediante exploraciones estratigráficas, se ha podido establecer que en ese lugar se desarrollaron diversos procesos culturales, que abarcan desde el Período Pre-cerámico con sus épocas Pre-agrícola y Agrícola incipiente entre los  600  y 1 300 años A.C.  para luego seguir con los  períodos  de Cerámica Inicial de 1300 a 900 años A.C., el Horizonte Temprano de 900 a 200 A.C. y luego con Intermedio Temprano entre los 200 A.C. hasta 900 D.C. cuando se forma la etnia Tallán. Es decir, un desarrollo cultural de casi 7 000 años.

 

            Durante la época de los Tallanes, el valle del Chira estuvo ocupado por numerosos curacazgos autónomos que alcanzaron gran desarrollo en la agricultura, para lo cual construyeron maravillosas obras de ingeniería hidráulica, cuyos restos aún se usaban en 1999.

 

 

Hallazgos en Sojo y el Garabato

ARRIBA

En 1960, el arqueólogo David Kelly hizo exploraciones en Sojo y Garabato y todas sus experiencias las volcó en una obra titulada “Nuevas evidencias del Pre-cerámico en la costa del Perú”, que escribió en 1963.

 

            Los hallazgos que se han hecho, de acuerdo a las diversas capas estratigráficas, van mostrando como una secuencia cinematográfica el desarrollo cultural, desde los ceramios utilitarios muy primitivos, hasta cerámica fina donde se notan las influencias Wari y Mochica. Por último se ha encontrado numerosos objetos de oro, que los depredadores huaqueros en forma irresponsable las reducían a láminas a golpes de martillo, para venderlas al peso en Sullana. En 1939 un plato de oro fue vendido a un comerciante judío en esa ciudad por 500 soles.

 

            En la Semana Santa de 1934, el trabajador de la hacienda La Capilla, Justo Alvarado Mendoza con otros dos compañeros, hicieron excavaciones en Vista Florida, y a un metro de profundidad encontró varios objetos de oro, en capas superpuestas. Cada capa era más profunda que la otra y se separaban por pequeños ladrillos de oro o de arcilla. Al final cuando la excavación fue un poco más profunda, sufrió un vértigo por las emanaciones de antimonio.

 Los objetos encontrados y que se repartieron entre ellos eran todos pequeños y de oro y entre ellos figuraban una corona, un disco, una lagartija, una garza, varias agujas y alfileres, varias campanitas, láminas muy delgadas de 25 centímetros de largo y pequeños ladrillos. Todo fue vendido a una extranjera llamada Santos Shimbal de Solimano. También encontraron ceramios, pero los excavadores no les dieron mayor importancia. Cuando el administrador de la hacienda La Capilla, tuvo conocimiento de los hechos, hizo detener a los huaqueros, pero no se pudo evitar que circulase el rumor y al lugar convergieron gran cantidad de excavadores. Justo Alvarado murió a los 100 años en Sullana en la calle Sucre 1241.

 

            En 1983 las torrenciales lluvias desatadas por el Fenómeno del Niño, pusieron en Sojo al descubierto, un cementerio muy antiguo, de donde los pobladores sacaron miles de ceramios y objetos metálicos, que hoy (2.008) gradan sus casas. La depredación hizo desparecer pronto el cementerio, sin que las autoridades hubieran intervenido en nada.

 

 

Arrestan a periodista Baca Ríos

ARRIBA

            Julio Baca Ríos era en 1960 director y propietario de un semanario de formato hoja de cuaderno, de tiraje muy limitado y que en gran parte sólo circulaban en Sullana, y se distribuía en forma gratuita. Se llamaba “El látigo” En dicho órgano de prensa, atacaba duramente el contrabando que a la vista y paciencia de las autoridades políticas, aduaneras y militares se hacía por la frontera del Ecuador. Solicitaba que los pueblos fronterizos fueran vigilados por el Ejército.

 

            Con motivo del artículo “Nuestro Ejército tiene la palabra”, el prefecto Carlos Toledo Ocampo y el subprefecto de Sullana Donato Campos, se consideraron aludidos y por desacato dispusieron el arresto de Baca Ríos, el cual fue alojado en un ambiente de la comisaría ubicada frente a la plaza de  Sullana, donde se le dio buen trato, hacíendo uso del teléfono y recibía visitas. El diario “El Norte” hizo causa común con Baca y  su defensa fue asumida por el abogado del diario el doctor Arturo Martínez Olaechea, que planteó un recurso de Habeas Corpus que fue perdido en primera y en  segunda instancia, pasando a la Corte Suprema. Baca permaneció 65 días arrestado y al obtener libertad provisional, fue llevado en hombros por una multitud,  a su taller de la calle Independencia. La Corte Suprema de Justicia hace suyo el dictamen fiscal de doctor Ponce Sobrerilla y lo absuelve. Esto fue considerado como un triunfo de la libertad de prensa y sentó jurisprudencia teniendo repercusión nacional. De acuerdo al fallo, no constituye delito de desacato, el señalamiento por la prensa de los errores, faltas o delitos cometidos por funcionarios en cuanto a su función pública.

 

            El diario “El Comercio” y la Asociación Nacional de Periodistas, le otorgaron el Lima en solemne ceremonia, una medalla de oro y lo declararon Héroe de la Libertad de Prensa.

 

            “El Látigo”, que era escrito íntegramente por Julio Baca, continuó con su línea de atacar a todas las personas que consideraba malos funcionarios públicos. Por razones económicas, “El Látigo” dejó de salir en 1962.

 

 

Ecuador declara nulo el Protocolo de Río de Janeiro

ARRIBA

José María Velasco Ibarra, fue un  ecuatoriano que durante 40 años dominó el panorama político de su país. Entre 1933 y 1972 subió cinco veces al poder y en la mayoría de las mismas fue depuesto.

.En noviembre de 1940, Velasco Ibarra se encontraba desterrado en Piura y allí pudo percatarse que el Perú concentraba tropas en vista de los continuos choques fronterizos. Más tarde, el 2 de agosto de 1941, escribe al presidente de Ecuador Carlos Arroyo del Río, que estando en noviembre en Piura, había visto con espanto que el Perú estaba irritado por los continuos choques fronterizos inaugurados por el dictador Enríquez, por lo que acumulaba elementos militares contra Ecuador y criticaba a la diplomacia ecuatoriana que nada hacían y que el Canciller debía siempre hablar con dignidad y elevación para no exponerse al bochorno  que lo llamen al orden por su falta de cortesía en el lenguaje.

             En la misma carta, decía Velasco Ibarra al presidente Arroyo, que en el exterior muchos creían que el mismo Arroyo había fomentado los ataques del Perú para desviar problemas de carácter interno, y por eso la voz de Ecuador no había sido escuchada con respeto.

 

            En 1944, Velasco Ibarra sucedió a Carlos Arroyo y el 12 de junio declaraba al diario “El Comercio” de Quito: “He dicho en varias ocasiones, habiéndolo declarado a la prensa de Colombia, que respeto los compromisos contraídos por el Ecuador en Río de Janeiro”.

 

            El ex-Canciller Tobar Donoso de Ecuador, firmante del Protocolo, fue arrestado acusado de ser culpable de tal aceptación. El 24 de junio del mismo año, en un mitin, dijo Velasco Ibarra, que la prisión del doctor Tobar Donoso no significaba el principio de desconocer el Tratado.

 

            Poco tiempo después agregaría: “El Tratado es en sí, un ente jurídico, un ente internacional, que vincula a dos o más estados. Tiene vida propia, cae bajo la legislación internacional. Nosotros estamos obligados a respetar esos tratados y los respetaremos”.

 

            En su mensaje presidencial al Congreso, el 10 de agosto de 1944, decía Velasco Ibarra: “El Ecuador no quiere alterar la paz del continente. No quiere revisión de tratados, no se inspira en ningún criterio de venganza”.

 

            En la revista del Centro de Estudios de Derecho Internacional de Guayaquil, de diciembre de 1944, decía Velasco Ibarra: “Ecuador ama la paz. Quiere vivir en paz con todos los pueblos sudamericanos. No pretende ninguna revisión de tratados”.

 

            El 13 de agosto de 1945, el Canciller del Ecuador declaraba a “El Mercurio” de Santiago de Chile: “Ecuador no tiene actualmente ningún problema limítrofe y los que había pendientes con el Perú, han sido solucionados satisfactoriamente”.

 

            El 1° de setiembre de 1960, Velasco Ibarra inicia su cuarto mandato presidencial y desdiciendo todo lo anteriormente manifestado, declaró el 17 de agosto nulidad del Tratado, antes de asumir la presidencia y lo confirmó el 23 de octubre.

 

            En el Perú, la actitud del Presidente de Ecuador causó indignación y rechazo. En los departamentos de Piura y Tumbes y en la ciudad de Lima se produjeron manifestaciones de protesta.

 

            El 7 de diciembre de 1960, los cuatro países garantes cursaron a Ecuador una nota haciéndole conocer que no podía en forma unilateral declarar nulo el tratado, que seguía siendo completamente válido, y había sido ejecutado en su casi totalidad y que debía de ser cumplido por completo.

 

 

Funcionamiento de nuevos centros educativos

ARRIBA

Siendo director accidental de la GUE “Carlos Augusto Salaverry” de Sullana en marzo de 1960 el CPC Reynaldo Moya, director del Instituto de Comercio N° 35, por vacaciones del titular, el doctor Manuel Calvo Pérez, se enviaron al Ministerio de Educación, un  informe sobre las buenas condiciones en Sullana, para el funcionamiento de una Escuela Normal Mixta. El directo de Educación Normal y Superior Vigil Dávila autorizó a Moya la inscripción de postulantes. Lo hicieron 115 jóvenes de ambos sexos  no solo de Sullana, sino de otros lugares,  y se iniciaron las primeras pruebas para el examen de admisión, que terminaron bajo dirección del doctor Gerardo Antón Vice, nombrado director del nuevo centro de estudios. Los dos primeros meses funcionó la Escuela Normal en el local de la GUE “Carlos Augusto Salaverry” y luego en un edificio de tres pisos. que arrendaron frente a la plaza Grau. En junio de 1962 se da la Ley 14111 precisando que será una Escuela Normal Mixta de Frontera.

 

·               Se crea en Piura el colegio Sagrado Corazón que había sido escuela de aplicación de la Escuela Normal  Sagrado Corazón de Jesús.

 

·               Inicia en marzo el Colegio Santa María, regentado por la congregación dominica, ocupando un amplio y cómodo local propio en Piura.

 

El Colegio de Lourdes

ARRIBA

Había iniciado su funcionamiento el 31 de mayo de  1897 bajo la regencia de las monjitas de San José de Tarbes. Su primer local estuvo  en un local de la esquina de las calles Lima e Ica,  cedido por la familia Cortés Zegarra.  Luego pasó a la calle Lima  a un local de propiedad de don Francisco Eguiguren  Escudero. Después  iniciaron la construcción del local propio entre las calles Lima y Libertad. En 1934 impartió la secundaria técnica y en 1935 la secundaria común, habiendo egresado en secundaria la primera promoción en 1940. El 27 de enero por Ley 13306, se adjudica un amplio terreno al Colegio Lourdes de Piura, para construir su nuevo  local, pues el que tenía en la calle Libertad cerca de la plaza principal ya resultaba muy pequeño.. En 1958, la Rvda.. Madre San Vicente Paul  inicia la construcción de su nuevo y amplio local  en la Urbanización Club Grau

 

 

 

Sucesos diversos en 1960

ARRIBA

·               En enero de 1960, se le entregó al doctor Marco Antonio Garrido Malo, el Premio E.R. Squibb 1959, concedido por la Federación Panamericana de Farmacia y Bioquímica. Se trataba del más importante galardón en su clase en América.

     En esos momentos el doctor Garrido Malo era decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de San Marcos, presidente de la Federación Nacional de Farmacéuticos y diputado por el departamento de Piura, a cargo de los asuntos de Sullana.

 

·               El 31 de octubre de 1960 inauguran nuevo y hermoso y moderno templo en Sullana.

·               Se trataba de las nave, pues la frontera y torre había sido construido en 1945.

·               Es un moderno y esbelto edificio de arquitectura neoclásica, con una torre de 42 metros  de altura. La construcción de la frontera y torres,  se inició en l942 y se   inauguró 8  diciembre  de1945.siendo  obra de los Padres Pasionistas.

·               En l960 se edificó lo que es la "nave" de la iglesia, muy hermosa y amplia, obra de los Padres Maristas

·               En el campanario se colocaron dos  hermosas campanas bautizadas  con los nombres de  "Trinidad" y "María  Carmen" confeccionadas en España y  una más pequeña construida en Italia en  que después  las bajaron y la ubicaron a  un costado del altar mayor y tañe  en el momento de la Consagración.

 

·               Se funda el Colegio de Contadores Públicos de Piura y Tumbes, siendo su primer presidente el CPC Felipe Purizaca Ramos, que posteriormente sería primer director de la Escuela de Contabilidad de la Universidad Técnica de Piura

 

·               El Colegio se inició con 14 miembros de los cuales 6 era peritos contadores, autorizados por ley para funciones                           propias de contador  público. Purizaca estuvo en el cargo tres años y le sucedió el CPC Reynaldo Moya Espinoza. El acto de fundación se efectuó en el Club Grau

 

·               En enero, la señora María Delgado de Odría visita Piura, se le ofreció un almuerzo en el Hotel de Turistas y agasajo en la hacienda Tacalá de Teodoro Balarezo Lizarzaburu. El señor Balarezo había viajado el año anterior a Washington con motivo del onomástico del general Odría y le entregó un plato de plata, como reconocimiento de los agricultores piuranos por las obras del Quiroz.. Es decir que el obsequio se hizo cuando Odría ya no era Presidente. Todos los sgricultores piuranos hasta el mas humilde campesio, le quedaron siempre muy agradecidos a Odría lo que quedó de manifiesto en las elecciones.

                    

·               La organización de agricultores APARCO, logró que la Cámara de Diputados, les reservase 3,000 hectáreas de las nuevas tierras irrigadas por el Quiroz.

·               En enero, muere en Lima, José Idelfonso Coloma, ex-presidente del Club Sullana en Lima y cuatro veces alcalde provincial de Sullana.

 

·               En diciembre y en enero, estuvieron haciendo gestiones en Lima un comité piurano encabezado por el doctor Aníbal Santibáñez y el doctor Luis Altuna, gestionando la ayuda estatal para la creación de una universidad en Piura.

·               En la capital quedó instalado comité presidido por el doctor Pedro P. Coronado, que el año anterior había sido presidente del Club Departamental de Piura. La Comisión Organizadora Pro Universidad que presidió el doctor Santibáñez se integró con el ingeniero Jorge Vera Tudela, Augusto Arrunátegui U., José Estrada M., Hipólito Zurita, Manuel Gallardo, el ingeniero López Serpa, el doctor Rafael Vega García, el ingeniero Rómulo Franco Calle y el doctor Augusto Cevallos Timoteo.

 

·               El 27 de agosto de 1960, se inauguró un edificio residencial para aviadores que estuvieran en servicio en Piura. Era el más elevado de la ciudad pues tenía 6 pisos y había sido construido por la firma Juan Clark Cabada.

 

·               En enero muere en Piura Abraham Seminario, hermano del famoso futbolista Juan Seminario que por entonces triunfaba en Portugal. Fue sin duda el más grande futbolista que ha tenido Piura.

 

·               Kurt Beer funda en Piura el Instituto Peruano-Suizo, en el mes de marzo.

 

·               Con Resolución Suprema de fecha 3 de junio, el Gobierno crea el Instituto de Reforma Agraria y Colonización, o IRAC que de inmediato se establece en Piura para llevar adelante todo el proceso de colonización de San Lorenzo.

 

 

La IRAC encargada de la colonización de San Lorenzo

ARRIBA

            Por Decreto supremo del 20 de enero de 1961, se encargó al Instituto de Reforma Agraria y Colonización IRAC la programación, ejecución y supervisión de todo el proceso de irrigación y colonización de San Lorenzo. Para determinar el precio venta de las parcelas se tendría en cuenta el grado de soportabilidad de cada una de ellas. En la parcelación y adjudicación de lotes, se daría preferencia a la constitución de unidades agrícolas familiares. Se adjudicaría también un programa de créditos para atender las necesidades de los colones en cuanto de poner operativas las parcelas.

 

            Se podía considerar el año 1961 como el punto de partida de la colonización. Se inicia la adjudicación de lotes que se intensifica en 1963.

 

            En el centro de la colonización, se proyectó la construcción de una ciudad modelo a la que se llamaría Cruceta o Ciudad San Lorenzo. Distribuidos en diversos sectores se planeó la construcción de Centros de Servicios, habiendo sido los más importantes los de Parkinsonia y El Algarrobo. Todos ellos dispusieron de una adecuada infraestructura en cuanto a oficinas administrativas, depósitos, centros de salud, escuelas, etc.

 

            Los colonos fueron organizados en Cooperativas Agrícolas de Servicios Múltiples como las de Malingas, Yuscay, Hualtaco, El Porvenir, El Colono, El Progreso y una cooperativa lechera.

 

            Al frente del Instituto de Reforma Agraria y Colonización en San Lorenzo, se puso al ingeniero Renato Rossi, hombre organizado, competente y enérgico, con experiencia en Israel..

 

            En los primeros años, los colonos lograron buenas cosechas y alentadoras utilidades, pero en 1965 y 1966, por haber elegido cultivos que no convenían y por la falta de créditos, la colonización entró en crisis y se corrió el riesgo de que los colonos abandonaran los lotes, pero se pudo superar la situación.

 

 

Se crea la Universidad Técnica de Piura

ARRIBA

            A fines de 1955, el senador por Piura, el doctor Luciano Castillo, presentó en su Cámara un proyecto para crear una universidad estatal en la ciudad de Piura, el mismo que fue aprobado, pero se estancó en la Cámara de Diputados.

 

            En el año 1958 se formó en Lima un comité constituido por estudiantes universitarios residentes en Lima, para gestionar la creación de la universidad. Era presidente de ese comité el entonces estudiante Miguel Varillas Velásquez.

 

            Dos años más tarde, es decir en 1960 el Rotary Club de Piura en coordinación con la Asociación Cultural Piurana, movilizan a la institucionalidad piurana para demandar la creación de la universidad. Se forma entonces un Comité presidido por el doctor Aníbal Santibáñez Morales, que viajó a Lima para buscar el apoyo parlamentario. De ese suceso nos hemos ocupado cuando tratamos del año 1960.

 

            En Lima la Comisión fue atendida por el Diputado el doctor Ramón Abásolo Rázuri, que presentó a su vez un nuevo proyecto, que mereció un dictamen muy favorable del doctor Mario Alzadora Valdez, presidente de la Comisión de Educación. El proyecto fue aprobado en diputados sin mayor resistencia, pero como había otro proyecto del Senado, se gestionó la no insistencia para evitar nuevas dilaciones.

 

            El 3 de febrero de 1961, el proyecto es aprobado por el Congreso y el presidente del Senado, Alberto Arca Parró, socialista como Luciano Castillo, y Armando de la Flor, presidente de la Cámara de Diputados, lo envían al Poder Ejecutivo y el 3 de marzo, con Ley 13531 se crea la Universidad Técnica de Piura.

 

            La nueva universidad estaría integrada por:

 

a)      Escuelas Profesionales, destinadas a formar técnicos de grado superior.

b)      Institutos Técnicos, destinados a formar técnicos de grado medio.

c)      Centro de Capacitación para obreros.

 

            Las escuelas con que contaría la flamante universidad eran las siguientes:

 

            Escuela de Agronomía.

            Escuela de Medicina Veterinaria

            Escuela de Ingeniería Industrial

            Escuela de Ingeniería de Petróleo

            Escuela de Economía

            Escuela Náutica y de Pesquería.

 

            Los Institutos para formar técnicos de grado intermedio fueron:

 

            Instituto de Agricultura y Ganadería

            Instituto de Metalurgia y Soldadura

            Instituto de Química

            Instituto de Electricidad

            Instituto de Mecánica

            Instituto de Construcciones

            Instituto de Comercio

           

            La universidad sería gobernada por el Rector y el Consejo Universitario.

 

            Las Escuelas Profesionales e Institutos Técnicos tendrían un Director y un Consejo.

 

            Para el sostenimiento de la universidad se creaba un impuesto de S/. 3.00 por quintal de algodón desmontado producido en el departamento y el 2% advalorem sobre todos los productos de petróleo y derivados que extraigan  en Piura y Tumbes para la exportación.

 

            Para gobernar la naciente universidad se creó un Patronato que se juramentó en el Concejo Provincial de Piura. Lo presidía el doctor Santibáñez Morales y lo integraban el ingeniero Rómulo Franco Calle, el doctor Augusto Cevallos Timoteo, el doctor Luis Ginocchio Feijó, el doctor Luis Altuna, el ingeniero César López Serpa, el ingeniero Manuel Zariquey Panizo, el profesor Luis Ramos Zambrano y el señor Manuel Gallardo Juárez.

 

            Se decidió que la universidad funcionase desde ese mismo año, con la Escuela de Economía y el Centro de Capacitación Obrera.

 

            El 1° de agosto se inaugura la universidad en ceremonia realizada en el Club Grau, siendo todo un suceso pues contó con la asistencia del ministro de Educación, en representación del Presidente de la República, el presidente de la Corte Suprema, de toda la representación piurana, de los rectores de las universidades de Trujillo y San Marcos, de los alumnos ingresantes y  sus familiares y de las autoridades piuranas. Habían logrado admisión 120 estudiantes de toda edad.

 

            El 18 del mismo mes, en el local donde había funcionado antes la planta eléctrica, en la calle Libertad, el CPC Felipe Purizaca Ramos, presidente del Colegio de Contadores Públicos de Piura y Tumbes, dictaba la primera clase.

 

            El patronato tomó la decisión de nombrar interinamente como Rector al doctor Santibáñez y posteriormente asumió el cargo en propiedad el ingeniero Manuel Moncloa Ferreira.

 

            Para su local propio, la universidad recibió de la familia Irazola, la donación de 50 hectáreas del fundo Miraflores, en la zona que se estaba urbanizando. Otras 50 hectáreas le fueron vendidas a precio razonable. Allí se levantó la Ciudad Universitaria.

 

            Años más tarde la Universidad Técnica de Piura se transforma en Universidad Nacional, abierta también a carreras no técnicas.

            Tanto en la etapa de gestión como de consolidación, apoyaron decididamente al doctor Abásolo, sus colegas de bancada Marco Antonio Garrido Malo, Carlota Ramos de Santolaya, el ingeniero Samuel Torres Olave, Carlos Taiman, Carlos García y Hernán Pasapera.

 

            El Banco Regional, prestó 100 000 soles para los gastos de instalación, por no haber partida para tal fin.

 

            Los primeros profesores fueron: el doctor Aníbal Santibáñez, CPC Felipe Purizaca Ramos, el profesor José Estrada Morales, el profesor Domingo Riqueros, el doctor Benjamín Fernández Dávila y el teniente coronel Enrique Suárez, que fue profesor de Matemática.

 

            Como rectores, los sucesores del doctor Santibáñez, fueron: el ingeniero Manuel Moncloa Ferreyra, el ingeniero Amador Amico, el ingeniero Gullermo Villa Salcedo, el CPC Víctor Aguilar Roncal, el economista Arturo Davies Guaylupo, el economista Hugo Agurto Plata y el ingeniero Freddy Aponte Guerrero hasta 1999.

 

Aviación Civil

ARRIBA

En la década del 60, los prósperos agricultores deseaban usar un medio  rápido para llegara sus distantes haciendas, pues los automóviles no les era suficientes y además deseaban avionetas para fumigar sus extensos campos de cultivo

Pensaron entonces en las avionetas y usar el campo de la CORPAC de Piura. La idea fue acogida con entusiasmo por a FAP, pues se pensaba en los aviadores civiles como una reserva.

Se llegaron a tener 47 avionetas y se pensó en una escuela de aviación civil. Con ayuda de la FAP.. Una gran cantidad de jóvenes piuranos de uno y otro sexo se matricularon teniendo como instructor a José Schaefer Seminario. Después de cumplir con los requisitos reglamentario obtuvieron su licencia de pilotos Kart Arenas Ostendorf,  Javier Helguero Checa, Calixto Pozo Mogollón,  Francisco y Gonzalo Arteaga Ballón,  Juan Cuglievan Trint, Ramón Requena Oliva, Erick Bustamante Seminario, Pedro Raygada Talledo, Eduardo Raygada Camino,  Jonny Leigh Hougthon,  Javier Ponce Riofrío,  Dionisio Romero Seminario,  Tony Leigh Riofrío, . Gustavo Berendson, Luis Urteaga León,  Luis  y Fernando Urteaga Vegas, Rafael Seminario Riofrío,  Ernesto Guzmán Bregante, , Carlos, , benjamín y Antonio Leigh Rodríguez, Eduardo Seminario García Gabriela (Gaby) Guillermo y  Rodolfo García Saona, Carlos Seminario, Enrique Vega Riofrío, Ricardo  Artadi Checa, Mariana Schaefer Seminario, Guillermo León García, Manuel Cánepa García,  Orlando Villegas Cerro, Miguel Seminario

Seminario, Marciano Rodríguez García, Mateo Desoluvich Castro,  Manuel Balcázar Burneo.

 

Lo mas positivo es que la instrucción se dio sin tener que lamentar ningún accidente seri.

 

 

Censo Nacional de 1961

ARRIBA

El 2 de julio de 1961, se realizó un Censo Nacional de Población y Vivienda. en todo el Perú.

 

            Durante la Colonia, en el año de 1584 don Pedro de la Gasca hizo un estimado de la población indígena en 8 285 000.

 

            En 1570, el virrey Toledo, hizo un censo entre los indios varones, tributarios entre los 18 a 50 años, arrojando la cifra de 1 067 696, por lo tanto la población total podía ser 5 veces mayor.

 

            Se produjo a continuación un despoblamiento a causa de la mortandad de naturales en tal forma que ya en plena etapa republicana, en 1836 durante el mandato del general Santa Cruz, la población total sólo fue de 1 373 736 habitantes.

 

            Don Ramón Castilla realizó dos censos. Uno en el año 1850 durante su primer mandato arrojando la cifra de 2 011 203 habitantes y otro en 1862 en su segundo mandato dando 2 487 916.

 

            En 1876 Manuel Pardo, llevó adelante un censo, resultando 2 699 105 habitantes para todo el país.

 

            Se pasaron 64 años sin efectuar ningún censo hasta que en 1940 don Manuel Prado dispone la ejecución de un censo, siendo su resultado de 7 023 111 habitantes.

 

            El censo de 1961 arrojó una población de 10 420 357 habitantes y 1 985 859 viviendas.

 

            Entre el censo de 1940 y el de 1961, se había creado el departamento de Tumbes a expensas del departamento de Piura. También la provincia de Zarumilla, Contralmirante Villar y Talara.

 

            El censo por provincias, comparativamente al de 1940 fue el siguiente:

 

Provincias                   Censo              Censo              Superficie       Capitales         Altura

                                    1961               1940                  en km2              nombre            

 

Dpto. Piura                 668 941                      408 605                      33 069             Piura                    29

Prov. Piura                  185 392                      107 526                      11 062             Piura                    29

Prov. Ayabaca            105 452                        71 087                        4 989             Ayabaca          2 175

Prov. Huancabamba     71 674                        48 876                        3 603             Huancabamba 1 961

Prov. Morropón            99 938                        59 640                        3 906             Chulucanas        126

Prov. Paita                    43 515                        68 733                        2 208             Paita                       2

Prov. Sullana                98 032                        52 743                        4 885             Sullana                             59

Prov. Talara                  64 938                      ----------                         2 414             Talara                     5

 

            La provincia de Paita aparece con menor población que en 1940 a causa de que de su territorio se creó la provincia de Talara.

 

            La superficie del departamento de Piura, también aparece disminuida en 2 679 kilómetros cuadrados a causa de que en 1948 el departamento fue cercenado en la zona del desierto de Sechura, para incrementar el de Lambayeque. Piura recuperó ese territorio durante el gobierno de Velasco.

           

            En 1940, el número de distritos era de 39 y en 1961 llegaban a 49. Los centro poblados en 1940 eran 1 487 y en 1961 llegaban a 2 003.

 

            Por edades tenemos lo siguiente en 1961:

 

            Menores de 10 años……………….. 229 402

            De 10 a 19 años…………………… 149 778

            De 20 a 39 años…………………… 171 036

            De 40 a 69 años…………………… 104 664

            Más de 70 años………………………14 061

                                                                       ----------

                                                                       668 941

 

            Población de más de 15 años……… 357 787

            Alfabetos……………………………202 121

            Analfabetos…………………………155 666

 

            Producción agrícola

 

            Caña de azúcar………………1 980 Ha.                  118 776 Toneladas.

            Algodón…………………… 61 531                          20 307

            Arroz………………………..  8 408                          44 060

            Maíz……………………….. 19 722                          39 444

            Yuca………………………… 4 061                                      20 307

            Trigo…………………………4 228                             5 327

            Camote………………………1 219                             4 339

            Arveja………………………  3 653                             4 237

            Frijol…………………………1 558                             2 525

            Cebada…………………………854                            1 213

            Olluco………………………… 184                                360                     

 

            Censo de ganado y aves

 

            Vacuno………………………   161 138 cabezas

            Caballos……………………… 100  771

            Mulas…………………………   12  815

            Asnos…………………………   45 452

            Ovino…………………………   82 207

            Caprino……………………   2 532 101

            Porcino………………………… 57 828

            Auquénido……………………… 1 779

            Aves de corral…………………639 704

            Cuyes…………………………   87 064

           

            Población Urbana:      Hombres…………… 148 460

                                               Mujeres……………   149 368

                                                                                  ----------

                                                                                  297 828

 

            Población Rural:         Hombres…………… 187 144

                                               Mujeres……………   183 969

                                                                                  ----------

                                                                                  371 113

 

            Total:                                                             668 941

 

            Población por provincias y distritos

 

            Provincia         Piura………………………   185 392

            Distrito           Piura………………………   45 138

                                   Bernal……………………..       3 454

                                   Castilla…………………….    31 912

                                   Catacaos……………………   35 324

                                   La Arena……………………  13 371

                                   La Unión……………………  14 570

                                   Las Lomas…………………      6 001

                                   Sechura……………………    10 223

                                   Tambogrande………………   20 851

                                   Vice………………………..      4 548          

 

            Provincia         Ayabaca…………………… 105 452

            Distrito           Ayabaca……………………   34 375

                                   Frías………………………     15 869

                                   Lagunas……………………      4 736

                                   Montero……………………   11 249

                                   Pacaipampa…………………  15 931

                                   Sapillica……………………      7 796

                                   Sicchez……………………       4 610

                                   Suyo………………………… 10 885                                 

 

            Provincia         Huancabamba ……………… 71 674

            Distrito           Huancabamba ……………… 25 755

                                   Canchaque………………… 14 877

                                   Huarmaca………………….. 22 316

                                   Sondor………………………. 4 293

                                   Sondorillo…………………… 4 433

 

            Provincia         Morropón………………….  99 938

            Distrito           Chulucanas………………..   38 761

                                   Buenos Aires………………    8 702

                                   Chalaco……………………  16 340

                                   Morropón………………….  14 375

                                   Salitral……………………..    4 758

                                   Sta. Catalina de Mossa……    3 967

                                   Santo Domingo……………  10 035

 

            Provincia         Paita……………………….. 48 515

            Distrito           Paita……………………….. 10 791

                                   Amotape……………………  2 456

                                   El Arenal……………………    959

                                   Colán……………………….. 8 179

                                   La Huaca…………………… 5 460

                                   Tamarindo…………………  11 093            

                                   Vichayal…………………… 4 577 

 

            Provincia         Sullana……………………   98 032

            Distrito           Sullana……………………   40 325

                                   Bellavista…………………   15 670

                                   Lancones…………………    13 695

                                   Marcavelica………………    12 189

                                   Miguel Checa……………..     2 848

                                   Querecotillo………………   10 715

                                   Salitral……………………      2 590

 

            Provincia         Talara……………………     64 938

            Distrito           Pariñas……………………    28 271

                                   El Alto..…………………       9 077

                                   La Brea…………………      15 847

                                   Lobitos…..………………       3 113

                                   Máncora…..……………..       8 630

 

            Censo en el departamento de Tumbes

 

            Provincias                   Censo                         Censo                         Superficie

                                                1961                          1940                            en km2

           

            Dpto. Tumbes             55 812                        25 709                        4 731

            Prov. Tumbes             40 211                        15 510                        1 592

            Prov. Contralm. Villar  8 615                          6 785                        2 333

            Prov. Zarumilla           8 823                            3 414                           806

 

            Población Urbana:      Hombres…………… 18 550

                                               Mujeres……………   15 244

                                                                                  ----------

                                                                                  33 794

 

            Población Rural:         Hombres…………… 11 479

                                               Mujeres……………   10 539

                                                                                  ----------

                                                                                  22 018

 

            Total:                                                             55 812

 

           

            Población por provincias y distritos

 

            Provincia         Tumbes……………………   40 211

            Distrito           Tumbes……………………   23 258

                                   Corrales..…………………      8 212

                                   San Jacinto…………………   3 725

                                   San Juan de la Virgen…..…    5 016

 

            Provincia         Contralm. Villar……………   8 615

            Distrito           Zorritos……………………    4 758

                                   Casitas…..…………………    3 857

 

            Provincia         Zarumilla…………………      6 986

            Distrito           Zarumilla…………………      4 183

                                   Matapalo..…………………       381

                                   Papayal…………………         2 422

 

            Población de más de 15 años……… 30 147

            Alfabetos……………………………23 637

            Analfabetos…………………………  6 510