Así es mi tierra
 
POEMAS DE...
Nana Smith
Mi vida y mi poesia
Mas poemas
Mis primeros poemas
Album de fotos
Así es mi tierra
Poemas de mi gente querida
Cartas a mi Madre
Páginas amigas
Así es mi tierra

Andalucía
Inmenso espejo donde se refleja,
La luz de un nuevo día.
Verdes y azules aguas de mis mares.
Campos sembrados de mi Andalucía.
Sierras y llanos, verdes olivares,
Sol que es bandera amor y estandarte.
Sierra y desierto de la tierra mía,
en ti conjuga la naturaleza,
todo su aroma toda su poesía...
velero que al alba surcabas las aguas
turquesas, bravías del mar de alboran,
llevas en tu casco el sabor amargo,
de luchas por vida por pan y por sal.
Arado que hundes tu hierro en el suelo,
Arrancas terrones de amargo sudor
Y…allá a lo lejos, son los torreones,
del castillo moro del rey Almanzor.
Sierras de pizarra, de jara y encina,
adelfas en ríos de dulce candor,
requiebros de vida, que lleva tu entraña,
junto con el plomo que hay en su interior.
La fauna salvaje que fuera alimento,
de un pueblo valiente, que dio lo mejor.
Su aceite su trigo, sus vides sus peces,
Rebaños de vida, ofreció el pastor.
Así fue viviendo, esta tierra mía,
Cubierta de olvido que el tiempo vejó.
Y…hoy que se levanta le ahogan el grito,
porque, todos saben que fue la mejor.
¡Arriba las redes! ¡Alcen el arado!
Navegar caminos, no dejar pasar,
a todo el que piensa, que es Andalucía,
del resto de pueblos… despensa y lagar
imagen
RECUERDOS DE INFANCIA




Nostalgia de una tierra, que solo vi de niña,

Nostalgia de un recuerdo, en mi mente atrevida.

Solo siento nostalgia, porque no veo tus campos,

tus inmensos olivos, y tu mote callado.


Esas gentes enjutas, tus sierras y tus llanos.

olivar de mi tierra, sumiso y sosegado,

al aire de los tiempos, al yugo de los amos.

Las varas tintinean, el invierno callado.


Y entre la camada…los fuegos sosegados,

que dan calor al cuerpo, que sigue cosechando,

el oro de tus ramas, el líquido apreciado,

que alimentará vidas, para seguir amando,

esa tierra que un día, se quedó en mi pasado.

Hoy piso entre la arena, de un mar…por mi soñado

y entre sus verdes aguas…reverdecen mis campos
Imagen
OLIVAR DE MI TIERRA



Olivar y olivar, encinas viejas,

caminos de polvo, de mí amada tierra.

En cerro asentado…sublime el Castillo

y tus pies, de monte y verdes olivos.

Copadas sus ramas, del acido fruto,

mi pueblo callado, sencillo y enjuto.

Su vida…el trabajo que ofrece esa sierra,

su historia…calada con viejas leyendas,

agrestes paisajes, de fauna salvaje,

tu Ermita…tu Iglesia, tu viejo linaje.

Casonas antiguas y viejos blasones.

Y el castillo moro, con sus torreones,

mirando a las aguas del hondo pantano

que tapa la historia de nuestro legado
imagen
MI TIERRA


Emblema de mi tierra, pan de mi gente,
olivos y encinares y…sierra ardiente.

Caminos de pizarra, chaparra encina,
a jara y a tomillo ¡canela fina!.


Son estos los olores, que hay en mi tierra
que por nombre pusieron…Sierra morena.

En los llanos manchegos, Despeñaperros,
Jabalcuz y Mágina, le van siguiendo.


Y…allí entre los llanos, los olivares
de mi Villa bañusca, de aceite y lares,

Un pantano rodea su vieja historia y
a la sierra de Andujar, le da memoria


Subiendo por pizarras, entre pinares,
en su cima está Baños con olivares,

Verde alfombra que cuenta… mis despertare
son sus calles de piedra, cortas y estrechas


El Castillo y la Ermita, historia y leyenda
donde deja la luna, su faz de plata,

Con reflejos de armiño de paz…y nácar

imagen
EL DOLOR DE UNA TIERRA


Desde mi atalaya, que está frente al mar,

diviso en sus aguas, tu verde olivar,

entre sus espumas se yerguen con fuerza,

picos de pizarra de mi amada sierra,

me quedo mirando, mientras, mi alma vuela

posando sus pies, en tu blanca arena.

Tus olas con fuerza, rompen en mi esencia

y siento en mi vida tu verde presencia.

Caminos de barro y verde olivar,

jilgueros que cantan, en mi soledad.

El acido fruto, prendido en las ramas,

troncos retorcidos y vasta retama,

cubriendo mi tierra, de amor y de ganas,

de sentir vivirla, de poder pisarla.

Repliego mis alas, retorno a mi cuerpo,

desde mi atalaya…sueño en tus recuerdos.
imagen
Sin Tierra

Yo, que soy de tierra de nadie,
andaluza paria y...catalana lecta.
Yo, que ni un cacho me queda ya de sierra,
pa poder disfrutarla cuando...
ande a tres patas por mi ultima senda.

Yo, que escribo, en papel de servilletas
ó...en la funda de tela del capacho,
cuando la inspiración despierta.
Yo, que he corrido medio mundo
con la nostalgia a cuestas.

Yo, que no dejo más herencia,
que el amor a mi tierra.
Yo soy, andaluza que se jacta
de amar el sol del sur y amar...
las catalanas sierras.

De enarbolar con orgullo verde y blanco,
el enjuto sudor de las miserias
y sentir que se destripa a cada paso,
la tierra del olivo, que me hiciera soñar
un día ante su sombra, reflejada en la mar
de mi otra tierra.

Y en la arena suave de sus playas,
con el mismo orgullo que naciera..
ondeo ante sus aguas...verde, blancas,
de sangre y oro...mi senyera.


14 de Octubre



Vino la muerte a buscarte
cuándo menos la esperabas,
cuándo tu alma tenia,
amueblada nuestra estancia.

Le dijiste, que esperara
solo un segundo...un instante,
la muere te respondia...
¡llegó tu hora, adelante!

Y sola, sin más bagaje
que el dolor de tus entrañas,
bajo tu manto de penas,
le diste a la muerte el alma

Sola se quedó la casa y
amueblada nuestra estancia,
en los rincones el eco,
de tu voz que me llamaba.

Me dejaste un mensaje
envuelto en sábanas blancas,
pero...no supe leerlo,porque
me ahogaban las lagrimas.

Pero al pasar de los años,
he vuelto a pisar tu casa.
Abrí todos los balcones,
para que la luz entrara.

y descorrí las cortinas
que cerraban tus ventanas
los ecos de los rincones...
se tornaron en sonatas

Descifrandome el mensaje
que entre sábanas dejaras.
y me acurruco en el suelo,
al pie de aquella ventana

¡¡¡Ay madre!!! si yo aquel día
no hubiese tenido lagrimas
imagen
imagen
Te escribo…pueblo


A ti, que solo me acogiste,
cuándo vi la luz, por vez primera
A ti, que nunca me tuviste,
como habitante de tu tierra en primavera

No fuiste tú, el culpable de mi ausencia,
fueron más bien…los malos vientos,
que exiliaron mi vida de tu suelo.
Largo camino, aún no recorrido

días de llanto y…noches de lamento,
que ya no se, si cerrará la herida
ni, tampoco se quien la haya abierto

Se empaquetó mi infancia en la maleta
cual equipaje bien dispuesto.
Cambiaron mis paisajes…llevaron me
a otro puerto.

Mis ojos descubrieron otros soles
y…aquel mar, que luego fue mi sueño.
Pero…en mi alma infantil, quedó grabado
tu olivar tus sierra y tus cerros.

El meterme debajo de los carros,
manchándome de grasa todo el cuerpo
y el no querer lavarme en otra casa,
porque…amarillo es el color de la toalla
con que mi madre me seca, y…sigo luego
correteando, disfrazada de gañan
bajando alegre por las cuestas de ese pueblo

A ti, te cuento hoy estas cosas, porque…
tu sombra, siempre dio consuelo,
a esa nostalgia que quedó grabada,
en mis ojos de niña y…en mi pecho
In Memoriam, A tí Pajarilla
Recuerdo las largas veladas de invierno,
cuándo el viento frío, soplaba con fuerza,
moviendo postigos, sacudiendo puertas.
Recuerdo los días de lluvia y escarcha,
la negra aceituna, en terrones clavada.
Refajos mojados, las manos heladas
y las seras llenas, de ese fruto amargo
que, tras el proceso, de lento letargo,
entre las esteras, manará su caldo,
dorado y espeso, cuál jugo sagrado

El paso cansino, de mulos cansados
cargados de aperos, los veo pasando
y cuál procesión, mojados refajos,
que esconden heladas las manos,
los pies en las botas, cubiertas de barro.
Enormes portones, abiertos al amo.
Sentada en mi silla, sigo recordando,
el paso del tiempo, con sabor a nardo
y tras los cristales, postigos sonando,
que van diluyendo, los tiempos de antaño.

Mis sueños vividos, mis días pasados.
Tras esta ventana, se los va llevando
esta tramontana, este viento helado,
que clava en mis carnes, sus mudos guijarros.
La noche de nuevo, envuelve en su manto,
mis campos de olivos, mis sueños callados,
todos los recuerdos, todo mi legado
Y entre sus estrellas me siento flotando,
ya el viento no ruge, el sol se ha apagado
las sombras ya cubren…mis sierras mis campos

Mi cuerpo a la tierra, su polvo ha entregado
y mi espíritu abarca, más de lo soñado.
Ya vuelvo a ser parte, de sierras y llanos,
atrás en las aguas de aquel mar amado
quedaron flotando, mis viejos arraigos,
amigos que fueron y también marcharon,
mi hija mis nietas, que siguen luchando,
aunque de otro tronco ellas sean un vástago
siempre serán parte, de olivos calmados
y del mar bravío por ellas soñado