POEMAS DE...
 
POEMAS DE...
Nana Smith
Mi vida y mi poesia
Mas poemas
Mis primeros poemas
Album de fotos
Así es mi tierra
Poemas de mi gente querida
Cartas a mi Madre
Páginas amigas
POEMAS DE...

NANA SMITH
Metáfora de vida




Quise llorar, al ver de la injusticia
su mano indemne.
Quise gritar, ante el murmullo opaco,
Indiferente.
Quise esquivar el viento,
con mi frente y...
así sentir, el frío de su entraña.
Quise robar a la muerte,
su guadaña y...
así evitar, que rasgase las vidas.
Más, solo fue querer,
ni iniciativa ni fuerza hacia el vacío,
nada que hiciera, que el tiempo fuera mío,
para parar esferas implacables.
Siguió el reloj, su toque invariable,
monótono sonar de la mentira,
acompasado, su tic tac, que deja herida
en la estela del tiempo y la memoria.
Gravando a fuego épocas y glorias,
en el vientre pudriente de la vida
y abortan lentamente las esquilas
punzantes agudas de la historia.
Dejo llorar a cangilones, cuál rocío inerte,
el alma sola y replegar las velas
de la barca, invocando a caronte en mi memoria.
Ya está la piel del tiempo casi seca,
yaciente en la tierra del pasado,
invoca a los dioses, el legado de vida
ha sido efímero, la paz nunca ha existido.
Volver atrás...ya no hay camino,
cubierto de hojarasca,
no se detiene el tiempo, ni el hoyo...
cubre el alma.
Océano

Amargo, débil, refulgente espejo,
donde estrella su fuerza la locura
Profundidad de océano y de hermosura,
palabras y ecos de otra boca.
Estallido de olas en la arena,
acertando estrella inmaculada,
reflejo sutil de tu mirada,
en el iris azul de mis complejos.
Llamarada sin brasa, incandescente,
rugir del leño, que arde en las entrañas,
enmarañada gentil, tela de araña,
atrapando la vida en un bostezo.
imagen
La Loca


La vida llenó sus sueños
de amarguras y torpezas.
La marca de nacimiento,
siempre la llevaba puesta.

Y la llamaban....la loca.
La loca vivía en la cuesta,
en la que sube hasta el llano,
donde asentado se encuentra,

mozárabe que no cristiano,
un castillo o fortaleza.
La Sierra Morena...al frente;
a sus pies...la gran riqueza,

escondida en los terrones
de aquella bendita tierra.
Pero... ella, sólo es la loca,
y a todos les daba pena.

Aunque nunca tuvo nadie
palabras de amor por ella.
La criticaba a hurtadillas....
la señora y...la doncella.

Y la loca, con su pena
arrastraba su tristeza.
Solo quería ser querida,
por las gentes de su tierra.

Un día, se fue la loca,
dejando atrás, hambre y pena,
olvidando sus olivos y
aquella querida tierra.

Quiso volver a empezar,
necesitaba ser ella.
Volvió de nuevo a su Mar,
aquel que le abrió las puertas,

cuándo de niña llegara,
con un manto de tristeza.
Allí...no era ¡la loca!
La gente creía en ella.

Y...entonces volvió a soñar
y a contarle a las estrellas
todo el inmenso pesar
que la llenaba de pena.

Y cabalgó en los luceros
de todas, las noches bellas.
Sólo se quería acercar
al olivar de su tierra.

Pero... las olas del mar
arroparon con destreza
ese corazón de amor
que soñaba con sus sierras.

Y... le arrastró, caracolas,
algas de mar, madreselvas,
la ginesta de sus montes
y... de sus playas la arena.

Todo lo puso a sus pies,
aquella.... su nueva tierra,
la que la acogió de niña,
y nunca, loca dijera. Pero...

la loca, está...loca
y vaga por sus tristezas,
es la locura que nace,
cuándo tus gentes te dejan,

cuándo no entienden que estás…
tan lejos de las miserias
y tu locura es.... amar
aunque el amor, sea a una tierra.