REGIMIENTO  DE INFANTERÍA

 

 REGIMIENTO  DE INFANTERÍA “ NAVARRA

Granadero del rgto. de Infantería de Línea de Navarra de 1779

 Por José López Hermida

Comandante de Artillería del Estado Mayor del Cuartel General de la Región Militar Noroeste.

 Fotografías e ilustraciones por cortesía de Luis Sorando Muzas, vicepresidente de la Asociación

y Andrés Lancina, Fotógrafo

Se crea este Regimiento por acuerdo de las Cortes reunidas en Sangüesa el veintiuno de julio del año 1705, su primer Coronel fue D. Francisco Ignacio de Mencos,  nombrado por Real Despacho del seis de agosto del mismo año. Apenas se había organizado, armado y vestido el Regimiento cuando marcha a Aragón para detener en el Cinca la sublevación de Cataluña, donde recibió su bautismo de fuego. Después de otras vicisitudes la primera estancia en Galicia es cuando por R.O. de veintidós de agosto del año 1778, embarca en Ferrol con rumbo a la Habana, donde se mantiene dando servicio hasta el cinco de marzo del año 1780, en  que el primer Batallón se traslada a la bahía de Mobila donde permanece un año de guarnición, las Compañías 5ª, 7ª y 8ª concurren al sitio de la plaza de panzacola hasta que se verifica su rendición. Después de la rendición de esta plaza, con motivo de la sublevación de la orilla izquierda del Misisipi contra el fuerte de Natchez, dispone el Conde de Galvez que pase a La Luisiana la primera Compañía de Granaderos con otras cinco de fusileros ; la primera retorna a La Habana en agosto del año 1782 y con el resto de tropas de aquella  plaza, se embarcan para el Güarico, en cuyo acantonamiento permanecen, con el objeto de tomar parte en  la expedición que se preparaba para Jamaica. Hecha la paz  en marzo del año 1783, el Regimiento regresa a Cádiz. Desde ese mismo puerto parte seis años más tarde para reforzar la plaza de Orán, para en 1792 desembarcar en Barcelona, para cubrir los destacamentos de la frontera con Francia y luego tomar parte en toda la guerra contra esta nación hasta el año 1796, que el primero y segundo Batallón pasan a Extremadura, para formar un cuerpo de observación, en 1800 vuelve a aparecer en el Distrito de Galicia, pero un años más tarde se reúnen con el tercero - que estaba en Mallorca - en Extremadura, formando parte del de la Tercera División, que al mando del General Marqués de Castelar, que la madrugada del veinte de mayo de ese año, cae sobre Olivenza que se rinde al día siguiente, después de sucesivas victorias se suspenden las hostilidades por la paz firmada en Badajoz y el día quince de septiembre se dirige a Madrid.

                     

 

Distintas reproducciones del uniforme del Regimiento de Infantería Navarra

 

   En abril del año 1804 los Batallones primero y tercero son destinados a Santander y el segundo a Gijón y Oviedo, en septiembre el primero se traslada a Bilbao para apaciguar el tumulto promovido por el escribano Zamácola, regresando en mayo del año siguiente.

 

    En 1806 recibe nuevamente la orden de pasar al distrito de Galicia, que en el mes de abril del año siguiente salen hacia La Coruña donde todo el Regimiento reunido guarnece la plaza, hasta el  uno de abril del año 1808 que se traslada a Ferrol, contando con sólo ochocientos noventa y dos plazas, pero lanzado en La Coruña el grito de guerra contra los franceses, se embarca el día treinta y uno de mayo para este puerto, donde subsiste hasta el treinta de junio, que marcha a campaña bajo las ordenes del General Blake, formando parte de la cuarta División que mandaba el Mariscal de Campo Marques del Portazgo. Cuando llega la paz el Regimiento se encuentra en la provincia de su nombre y pasa a guarnecer Cádiz.

    Con motivo de ser destinado el viejo Navarra a los Ejércitos de Ultramar por R.D. de cinco de diciembre del año 1815, tuvo lugar la creación del gemelo[1] peninsular, que se organiza en La Coruña de la siguiente forma: El primer Batallón lo constituyó el Regimiento de Monterrey, que se hallaba acantonado en Orense; el segundo Batallón lo formó el Regimiento Vizcaya, que estaba acantonado en Bilbao; el tercer Batallón lo formó con el Regimiento de Voluntarios de Navarra, que se hallaba acantonado en el valle del Baztán.  En abril del año siguiente los Batallones segundo y tercero del peninsular pasan a acantonarse en las ciudades de Mondoñedo y Orense, con el objeto de custodiar las cárceles y perseguir a los malhechores.     

 

Uniforme de Granadero del Museo del Ejercito y Uniforme utilizado por la Asociación

    En abril del año siguiente los Batallones segundo y tercero del peninsular pasan a acantonarse en las ciudades de Mondoñedo y Orense, con objeto de custodiar las cárceles y perseguir a los malhechores.

 

    El veintisiete de marzo  del año 1817 el viejo Navarra,  con dos Batallones se embarca en Cádiz con la División del Brigadier Canterac para la América Meridional, desembarcando en Cumaná. El gemelo pasa destinado al treinta de abril del mismo año al Distrito de Castilla la Vieja, donde le asignan las plazas de Ciudad Rodrigo, Salamanca, Avila y el pueblo de Arevalo, pero en mayo de 1819 es destinado al distrito de Extremadura y de  guarnición en la plaza de Badajoz. Proclamada la Constitución del año doce por el Ejército Expedicionario de Andalucía en virtud de  la R.O. de dieciocho de enero del año 1820, las fuerzas del segundo Batallón completan la del primero y emprende la marcha para Sevilla, continuando para el Campo de Gibraltar, para combatir a las fuerzas del Coronel D. Rafael Riego. Jurada la Constitución por el Rey, el Batallón marcha a Badajoz, que después de pasar por varias ciudades para afianzar la tranquilidad pública, se reúne con el segundo Batallón en Ciudadrreal  y al año siguiente se desplaza el gemelo a Valencia y le asignan la guarnición de Alicante y el primer Batallón pasa destinado a al Ejército de Cataluña, pasando a dar guarnición a San Fernando de Figueras,  que la defiende del Ejército del Mariscal Mancey que la cerca, ajustada la rendición de la plaza, el Batallón es conducido prisionero a Francia; el segundo se ve igualmente sitiado por los mismos y capitula, quedando poco después disuelto de orden de la Regencia Provisional.

 

   Reducidos los Regimientos a Batallones independientes, por decreto de Las Cortes de veinte de marzo del año 1823, con esta organización quedan disueltos en diciembre del mismo año.

 

    Mientras en América el viejo Navarra capitula el cuatro de agosto de 1823 y embarca en Maracaibo para la isla de Cuba, el día dieciocho de febrero del año siguiente sale de La Habana y llega a Cádiz el dos de abril. Por R.D. de tres de marzo del año 1825 se reorganiza este Regimiento como ligero, pasando de guarnición a la plaza de Pamplona, que cinco años más tarde lo hace a la de Madrid, para luego pasar a la de Zaragoza.

 

    Declarada la Primera Guerra Carlista, pasa  el Regimiento al Ejército del Norte y en 1837 el primer Batallón pasa destinado al del Centro, formando parte de la División del Mariscal de Campo D. José de Buerens. Al año siguiente el Regimiento sigue dividido, el primer Batallón en el Ejército de Aragón, el segundo en Navarra y el tercero que se encontraba de depósito en Badajoz sale para Castilla la Nueva y se disuelve en Villaverde.

 

    En 1841 se dirige a La Mancha, para el día dos de junio pasar al Distrito de Andalucía y de guarnición en Sevilla, donde vuelve a reorganizarse el tercer Batallón, el once de noviembre el Regimiento recibe la orden de pasar con la misma División al Distrito de Valencia, quedando el tercer Batallón en Sevilla hasta el dieciocho de febrero del año siguiente que se traslada a Murcia, para más tarde incorporarse al Reguimiento en Valencia.

 

    El día diez de junio del año 1843 se adhiere al Alzamiento Nacional contra el Regente Duque de La Victoria; terminada esta operación marcha con las tropas del General Narvaez  a Madrid, hasta que es trasladado de nuevo a Sevilla.

 

     En 1848 el Gobierno determina la ocupación de las islas Chafarinas, formando parte de la expedición el segundo Batallón permanece de guarnición y toma parte en la fortificación efectuada por una compañía de Ingenieros. Por R.D. de veintinueve de marzo de este año, se crean los terceros Batallones de varios Regimientos de Infantería, el  del Navarra se organiza en Granada, correspondiéndole el cuadro de oficiales y sargentos de los extinguidos Provisionales, y la fuerza de quintos del depósito de Sevilla.

 

     En 1850 se ordena que los terceros Batallones pasen a formar la reserva, al del Navarra le correspondió fijar su residencia en Lugo, el primero y segundo se trasladan a Málaga, pero al año siguiente lo hacen al Distrito de Valencia, para luego pasar a Cataluña, donde vivió los sucesos de Vicalvaro, en estos acontecimientos toma parte el segundo Batallón, que sale de su cuartel la noche del catorce de julio, y se presenta en la plaza de San Jaime de Barcelona, distinguiéndose en las medidas antirrevolucionarias. Al finalizar el año 1855 se reúne todo el Regimiento en el Castillo de San Fernando de Figueras. 


[1] Por R.O. de doce de mayo del 1814 se previno que los regimientos destinados a Ultramar se denominaran segundos para quedar en la Península otros de igual nombre.