Portada
 
Portada
Maquetas 1
Maquetas 2
Maquetas 3
Maquetas 4
Maquetas 5
Taller 1
Taller 2
Portada

Imagen
Juan Antonio Lombraña junto a dos de sus maquetas.
 
Juan Antonio Lombraña.
Una vocación tardía.
El maestro Lombraña, es natural de Salinas de Pisuerga, población ubicada en la comarca de La Montaña Palentina.

Los duros tiempos que corrían en su mocedad le obligaron a comenzar su andadura laboral siendo todavía un niño.

Se inicia en la construcción y dada su innata capacidad para el aprendizaje pronto se abre camino y va superando distintos niveles profesionales. Cuando se jubila lo hace habiendo conseguido alcanzar el grado de maestro de obra.

En esta su nueva etapa de la vida, libre ya de obligaciones laborales, con la madurez que le han dado los años y la experiencia adquirida a través de ellos, va a volcar sus conocimientos en trabajos artesanales en variados campos, por ejemplo: primorosos trabajos en madera tallada y lo que en esta página se va a mostrar: la construcción de maquetas de iglesias en piedra.

El maestro Lombraña está en posesión de una extraordinaria habilidad para los trabajos manuales. A ello se une su enorme capacidad de trabajo al que no regatea esfuerzo ni horas de dedicación.

El conocimiento del oficio de albañilería, así como de todas las técnicas empleadas en la construcción de edificios le van a llevar, vocacional y necesariamente a la construcción de edificios, ahora en miniatura.

Un hombre que vive en una provincia que atesora la concentración más importante de Europa en monumentos románicos y que tiene esa vocación de maquetista, tiene la línea trazada ya desde la cuna.

En la comarca de La Montaña Palentina pueden verse pequeñas iglesias enclavadas en pueblos apartados de los circuitos habituales del turismo masificado. En ellas se atesoran espadañas, pórticos, frisos, ábsides, capiteles, pilas bautismales, fustes, canecillos, etc., muestras de la enorme valía de los maestros canteros que, a través de sus obras, narraron al pueblo la historia sagrada escrita en sus portentosas obras de piedra labrada.

Pues bien, ya tenemos los dos ejes sobre los que va versar nuestra historia. Por una parte, el maestro Lombraña con sus conocimientos y por otra, esa admiración que le dejó marcado hacia el románico vivido tan de cerca toda la vida.

La conclusión no puede ser otra más que la de volcar su empeño para dar un toque personal a la promoción del bello románico de su tierra, expresando el arte que lleva dentro a través de la construcción de maquetas de esas iglesias con diminutas piezas de piedra.



Nueva página con las
últimas obras y exposiciones de Juan Antonio Lombraña


 
Puede ir viendo fotografías de las maquetas pulsando en el índice del ángulo superior izquierdo de esta página.


Otras páginas WEB interesantes relacionadas con el tema.

Ayuntamiento de Salinas de Pisuerga
Villa natal y residencia de Juan Antonio Lombraña.

Románico Palentino
Magnífica Web con el Catálogo General del Románico Palentino.