1. Gravimetría.

La gravimetría es la determinación de la cantidad de un componente por medio de la pesada. La analita se debe separar físicamente de los demás componentes de la mezcla, tanto de los solutos como del solvente. La técnica más utilizada, aunque no la única, para la separación es la precipitación; para disminuir la solubilidad del precipitado se agrega un exceso de R; una vez precipitada la analita, el precipitado se debe filtrar fácilmente. También se usan la electroforesis, la extracción con solventes, la cromatografía y la volatilización.

Para que la gravimetría sea eficiente y no ofrezca resultados erróneos se requiere que:

  1. La separación de los componentes de la mezcla sea completa y la cantidad de analita que no precipite no sea detectable.
  2. La substancia a pesar sea pura y tenga composición conocida.

ESTEQUIOMETRIA

La gravimetría se basa en la estequiometría de una reacción química:

ecuación 1: aA + rR à AaRr

donde a es el número de moles de analita A que reacciona con r moles de reactivo R para formar AaRr o producto P. El producto P es una substancia poco soluble que se pesa después de secarla o calcinarla.

A partir de la pesada o peso medido del producto P y su estequiometría se calcula el peso de la analita A presente en la muestra analizada. El peso de analita wA se calcula a partir del peso medido del producto wP mediante el factor gravimétrico fG

ecuación 2: wA = wP · fG

El factor gravimétrico fG se define como los equivalentes gramos mol o peso atómico o molecular M de A en un gramo mol o peso molecular M de producto P

ecuación 3: fG = MA / MP

El porcentaje de analita % A se define como

ecuación 4: % A = ( wA / wm ) 100

donde wA es el peso de analita y wm es el peso medido de la muestra m.

Por lo tanto, substituyendo peso de analita wA de la ecuación 4 por su igualdad en la ecuación 2, se obtiene que el porcentaje de analita % A se calcula como

ecuación 5: % A = (wP · fG / wm ) 100