Nivia Bustos Bustos
Nivia Bustos Bustos
 

 
Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Filial Concepción
NoTiCiAs AcTuAliDaD
ACTIVIDADES RECIENTES:
Jordi Artigas i Coch
Nivia Bustos Bustos
Elia Clavería
Mercedes Cuní
Humberto Estay Bermúdez
Marcia Flandes
Guillermo Gangas Silva
Alicia Hernández Emparanza
Mirentxu Hernández Emparanza
Carlos Jaramillo
Beatriz Martínez Rossi
Tulio Mendoza Belio
Gladys Muñoz Córdova
René Ramos Mora
Ramón Riffo Olivares
Ramón Riquelme
Judit Romo Díaz
Abraham Villaseñor
Ester Zapata
María Zúñiga Villagrán
RESULTADO VII CONCURSO NACIONAL DE POESÍA “DOLORES PINCHEIRA OYARZÚN” 2010
.
Imagen
imagen
ESCRITORA NIVIA BUSTOS
NOTA BIOBIBLIOGRAFICA


NIVIA BUSTOS BUSTOS. Nace en Penco el año 1935. POETA, ESCRITORA Y PROFESORA. Integrante de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Filial Concepción y de otras importantes entidades artí­stico-culturales.


Ha participado en encuentros literarios a través del paí­s y en destacadas lecturas poéticas.

De 1955 a 1959, estudia Pedagogía en Francés en la Universidad de Concepción; en 1971, Curso Sistemas Educativos, en Tel-Aviv, Israel. De 1984 a 1986, Licenciatura Francés; de 1991 a 1992, Post Grado en Estudios Multidisciplinarios de la Mujer, Universidad de Concepción. En 1996, se titula de Pedagoga en Educación Básica a la edad de sesenta y un años. Ha realizado interesantes cursos de Perfeccionamiento Docente, en Chile y en el extranjero.

Dentro de las manifestaciones del Arte le apasiona el Teatro. Desde 1987 a 1991 estudia Teatro en el Centro de Expresión y Formación Artística (CEFA), e integra el Grupo de Teatro de la Universidad de Concepción.

Nivia Bustos ha sido incluida en el Diccionario de Autores de la Región del Bío-Bío de escritor Matías Cardal y forma parte además de la Cartografía Cultural de Chile (1999).



OBRAS PUBLICADAS

- NO HAY SOLEDAD MAS FIEL, LA QUE VA CONMIGO, Ediciones Letra Nueva, 1988.

- DESTINO DE CARTON, Ediciones Letra Nueva 1990.

- DECLIVE, PENDIENTE, 1992.

- SOLSTICIO VERNAL (Penco es Amor), 1996.

- OBLACION, 1998. Reedición, 2000.

- LA PALABRA VIAJA POR LOS NIÑOS, Ediciones Vitral, (Varios Autores), 1998.

- BANCO DEL ESTADO PENQUISTA (Poema), 2001.

Entre otras Obras, Antologías y Trípticos.

ESCRITOS DE NIVIA BUSTOS



De su libro-BANCO DEL ESTADO PENQUISTA-(FRAGMENTOS)



BANCO DEL ESTADO PENQUISTA



Fecha de Apertura Cuenta Número
Invierno-Siglo XXI Derechos Reversados

Nombre
Nivia Bustos

DEPOSITOS DENUNCIADOS A LA VISTA

Unipersonal e Intransferible


DENUNCIADO I

PARADA CIVIL


Uno tras uno
El soldado bancario
Arrea
A los bovinos
civilizados
Compútese
Apriete botón
Retire su autógrafo
Reapriete cinturón
Autodesfile y enfile
El peso
Robótese
Firme
por los pasillos


Ondule en espiral
Sin roce de cordones
Repí­tase
Bis
Rostro a rostro
Con su mismo bovino

Reincidente

PaziCiencia


DENUNCIADO II

EN TRAMITE


Paso irregular
A la iz
quier
Da a ventanilla
inusual
Circule
sobre sí mismo

Interne su autógrafo
Certifique su chequeo
Cédula de sobre
Vivencia
Regí­strese
A nivel de su chequera
Realí­cese
por su cuenta
Robot en trámite
No se traspapele
A la orden
Vuelva a girar
Consulte al soldado
civil
Aquí­
bovino chequeado
Cambio
Descuente
los giros
Cubra sus salidas
Por la ventanilla
Fiscal
izada
Ahorre
en su casillero
interno
Al portador



DENUNCIADO III

PUERTA GIRATORIA


Hipoteque
al soldado bancario
Descontrole
al robot
choqueado
Protéstese
por la ventanilla
De escape
Alcance la puerta
giratoria
De vueltas
y revueltas
Deposite
Su indiferencia
En el bovino
de la alcancí­a
Por la reja
espontánea



DENUNCIADO IV
METAMORFOSIS


Cambio y viva
Cambio y muera
Flexión y reflexión
Paziciencia
Bovino robot
Apriete las teclas
Rescate su autógrafo
Autodesfile y enfile
El peso
Cambio



DENUNCIADO V
ESTRIBILLO


En espiral
Sin roce de cordones
Robot cí­vico
itérese
En el banco
del Estado
en trámite
Parada civil
Da a ventanilla inusual
Alcance la puerta giratoria
Bovino civilizado
Compútese
Reitérese
En el Banco del Estado
De Chile


DENUNCIADO


Flexión y Reflexión
Paz y Ciencia



____________________

De su libro OBLACION(fragmentos)



Palabras Preliminares


Eclipse de horizonte
Donde inválida
Se torna la espera
Donde agujas
Punzan el tic-tac
En el computador del tiempo

Otoño, Siglo XX


LOS CRANEOS
-Retrato-


Primera escena
Paisaje


Pintado
de cielo
el paisaje
Cuelga de las nubes
Se enmarca en la ventana
Y atrapa
un retrato
Que ocioso se oculta
en el tiempo
Adusto
al éxodo de la vida


Segunda escena
Silencios

Silencios
incrustados
En el vidrio
al fondo
Rozan
el velo perpetuo
Del azul
escenario
El paisaje
Se extasia en dos iris
enceguecidos.



Tercera escena
Oblación


Las pupilas
En secreto
envejecen
Huyen
horrorizadas
Desde el éxtasis
Observan
a los cráneos
acelerados
Que cargan
oblación
Por el hambre venidera



Cuarta escena
Apertura


Esquiva
de sí­ misma
La senectud
Rompe
La tela azul
y se sepulta
En lo opalino del
paisaje
Los cráneos
hambrientos
Aplauden
La apertura del velo celestial.




Quinta escena
Telón


Cae el telón
Fin
a la escena
planetaria.




PALABRAS TERMINALES


Soldar desasosegadamente el alma
Verse
en el espejo
Y hundir la mirada
En el luctuoso abandono
del ser
Esperar desasosegadamente
el respiro
Inspirar
Coger un manojo de vida
improvisada
Y expirar
Vencer serena
un azorar de dudas
homicidas

Invierno, Siglo XX.


_________________

De su texto DECLIVE, PENDIENTE(fragmentos)


REF. Necrografí­a


Iba yo con una corona de copihues rojos al funeral. Nos acompañaba una alegre neblina de domingo. Domingo‚ ­a de mi muerte. El concierto por radio universidad de Concepción en mi doble calaña de ex-alumna de s., me concedía el lujo de informar mi defunción:

- Hoy ha dejado de existir nuestra querida e inolvidable difunta, ah! Y que en paz descanse Amapola = q.e.p.d doña nivia bustos de NADIE.

- Tenemos El sentimiento de comunicar el hipo-sensible y frágil fallecimiento de nuestra incomparable madre, excepcional esposada, más dueña de casa que un computador-robota, abuela desusada, pero abuela enlolada hasta la tobillera, y despampanante suegra. Hermana de sus hermanos fue, no!- es- la hermanita regalona de y entre tres hermanos varones: dos vivos y un muertito feliz-.

- Como poetiza, la atraparon en telas pegajosas de negras arañas. Nadie la descubrió ni la desenredó y ahí­ estaba como blanca araña tejiendo su vida y desamarrando su muerte-.

- Brillante Profesora, el Ministro de Educación la saludo por correspondencia amistosa y amnesia retroactiva, retrospectiva e introspectiva en los cien de la Gaby-.

Enfin, al fin por fin ha dejado de morir nuestra querida y consagrada Artista de todas las caretas del Arte penquista y pencona, doña

INTERBACIONAL NIVIA
q. e. p. d.

Sus funerales no se efectuarán hoy, pues desde una misa en el domingo muerto, a mediodía , partirá sin cortejo en dirección a su celda donde sus restos han descansado en sueños eternos por los siglos de los siglos, Amén.



La Sagrada Familia
y
Fosas Comunales
Sociedad de Ingenuos L
OS.


Sus residuos están siendo velados en-digna mesa-da pensión.

Invita personalmente a Ud.,
LA OCCISA.

23 abriles y años cursados 89.

________________

De su libro DESTINO DE CARTON (fragmento)


Se acumulan residuos, hasta del pensar descompuesto, aun en las cajas de cartón-travesuras del destino-. Y las cajas de cartón pueden llegar a ser casas; las casas de cartón pueden prefabricarse; las cajas prefabricadas deben alcanzar a constituir un hogar; este hogar aunque quiméricamente raquí­tico termina transformándose en asísmico viajero, Idealista ambulante, alguien ligado al cándido apremio de abandonarse al agrio vagar, a la exquisitez del morir, a este excelentísimo sabor neutro del vivir, pues la imaginación ilustre conduce a revelar serviles tisanuras envasadas y entonces enmudecen en el dulzón absorto de esta mística belleza del destino de cartón.


___________________

De su texto PATRIA CELESTIAL
En homenaje
Al siglo XX (fragmento)


EPIGRAFE

Como una muñeca de trapo
La vista clavada
En el pulmón verde
Su cabeza
Un colgante de invenciones
Sin esqueleto
Gira sigilosa
En la cumbre del eje
Imaginario de la Planeta.


La rutina se torna irreversible, jamás alcanza el éxtasis. Azora la ansia de romper la bruma, donde las cenizas arden putrefactas. Ansias de traspasar la autenticidad de la mente. Transmitir que soy molécula indispensable que se inmortaliza en el cosmos, que mi estructura ósea partirá por antojo, y encubrirá al polvo de las manillas enmohecidas de mi fosa petrificada.

Entonces, que se incruste en mí­ la incordura, me urge enloquecer, comenzar del inicio, sin principios. Reniego de la experiencia, de la sabiduría del perfeccionamiento del stress, de la celeridad del computador, de la despuntualidad. De las cremas antipersonales, del perfume antihigiénico, del vestuario en modelaje, al crédito, al constante y sonante, al precio angustioso de cada día. Reniego de esta autoexigencia, de sentir que la fe está en conflictos, de asumir la injusticia, de contaminar las palabras, de sobreamar el ambiente, de reiterar la ecología de adquirir una porción de aire con la tarjeta de crédito y soñar encalillada con un viaje al Universo.

Basta de controlar el pensamiento. Y la televisión y el inodoro y las firmas suplentes y el lavaplatos y la maleza que cuelga de los techos y los grillos rojos que no grillan, arden y gimen en los rincones secretos.

El reloj despertador zumba en la cima de la madrugada, en el mismo minutero donde yace la pelela por sí sola orinando, sin más bulla que el ladrido aullante de los perros de este siglo, bestias que simulan defender el terror que siente la inválida humanidad.

Cuelga por el oeste el reloj dormitador de manillas enmohecidas, donde programo los momentos para respirar cuando me urge el día iluminado de maravillas desechables.

Y el animador con un computador en su lengua y el chistólogo y las sonrisas cojeantes que soporta inmóvil el T.V. de los cesantes.

En otros siglos estará presente, dispuesto mi pulso para apoyar la tinta quirúrgicamente y adherirla a los vaci­os traumáticos que nada saben aún de esta sensatez anticipada.


EPILOGO


La noche ladra
Como perra
El somniífero
Es una pedrada
A la noche
Para que no me muerda.



MARIA CELESTE

A Pablo Neruda
Isla Negra, 1993


Mascarona triste
De barco terrestre
Ojitos con lágrimas
Cuando se torna el cielo
Húmedo
Como tus mares
Deprimes las pupilas
Mascarona de proa
Y capitán ausente
Navegante eterna
Vestida de oscuro
En tu transparencia
Como Isla Negra
María Celeste.


Imagen