Imágenes Secundarias

Poncio Pilatos: La talla de esta imagen fue llevada a cabo por Francisco Buiza en 1958. Se nos presenta a un Poncio Pilatos sentado en su trono en actitud reflexiva con la cabeza ligeramente inclinada hacia la derecha.


Poncio Pilatos sentado en su trono.


Claudia Prócula: La ejecución de esta imagen estuvo a cargo de Francisco Buiza (1958). Claudia Prócula se encuentra arrodillada ante el trono de Pilatos pidiendo clemencia para el acusado (Jesús).



Centurión Romano (junto a Pilatos): La imagen del centurión romano fue realizada por el imaginero gaditano, y licenado en Bellas Artes, Arturo Torres Vivas en 1999 dotando al misterio de mas majestuosidad. Este centurión aparece depié ,con un ligero contraposto, junto al trono de Pilatos y portando una lanza en su mano derecha, su mirada se dirige al frente (a la posición donde se encuentra la imagen Titular).


Romano que procesiona junto al trono de Pilatos.


Esclavo: El esclavo es una imagen de Francisco Buiza realizándola en 1958. Esta imagen representa a un esclavo joven de raza negra que porta sobre sus dos manos y con los brazos ligeramentes extendidos hacia delante una palangana, apoyando una de sus rodillas en el suelo.



Lector: Esta imagen, al igual que el resto del misteiro exceptuando el centurión que está junto a Pilatos, es del imaginero Francisco Buiza y también como las otras de 1958. Se trata de una representación de un hombre de rasgos muy marcados sosteniendo sobre ambas manos un pergamino que contiene la Sentencia de Jesucristo.


Lector.


Centurión Romano (junto al Cristo): Este centurión romano también fue tallado por el sevillano Francisco Buiza en 1958. Esta imagen, como el otro centurión, se encuentra ataviada con los ropajes propios de un centurión romano. Su posición en el misterio la podemos encontrar junto al Cristo, sostiene sobre su mano derecha el cordón con el cual tiene atadas las manos Jesús y en su mano izquierda porta una lanza.


Romano que procesiona junto a la imagen de Nuestro Señor Jesucristo.


Debemos señalar que todas estas imágenes (exceptuando la del centurión realizada por Arturo Torres Vivas) han sufrido numerosos cambios en su policromía original. Todas ellas han sufrido retoques y restauraciones de manos de Miguel Lainez Capote, Ovando, Francisco Fornell y María del Carmen Cos. El propio Arturo Torres Vivas realizo la última modificación en la policromía de las imágenes terminando este proceso de restauración en 1999.

Por último, y como nota anecdótica y para el recuerdo, añadiremos que Nuestro Padre Jesús de la Sentencia procesionó junto a otras imágenes secundaras entre los años 1951 y 1958, cuando fueron sustituidas por las imágenes actuales, obra de Francisco Buiza. Estas imágenes fueron realizadas por el gaditano Miguel Lainez Capote en 1951 representaban a Poncio Pilatos, Claudia Prócula, un esclavo que sostenía una palangana pero no era de raza negra, realizando la imagen del lector en 1952. Como anécdota diremos que tanto en 1952 como en 1953 Nuestro Padre Jesús de la Sentencia procesionó de espaldas al público, ya que lo hizo de cara a Poncio Pilatos. Ya en 1954 el Cristo volvió a procesionar en su posición habitual y en 1956 estrenó el flamante paso en el que aun procesiona (en la época se le llegó a conocer en Cádiz como el "Barco de Luces" por su tamaño y la vistosidad de sus dorados). Este mismo añó y con motivo del estreno del nuevo paso Lainez remodeló al lector y policromó al esclavo de manera que representara una persona de raza negra. Pero este grupo escultórico tan solo procesionó dos años, hasta 1958, año en el que Francisco Buiza entrega el conjunto de imágenes que procesionan en la actualidad.


Paso de Misterio en los años 50.