Cortés Carballo, Elidio

"Cortés" Jugador del Depor entre 1968-1974

HISTORIAS DEL DEPORTIVO

Arsenio llega al banquillo (1970-1972)

"Cortés en el Deportivo"

En lo que sigue copio al pie de la letra los dos capítulos del libro que corresponden a lols años en que Cortés estuvo jugando en el Deportivo...

               

Deportivo 1971. Fotografía añadida por el webmaster.

 

"La temporada 70-71 se presentaba favorable para el Deportivo, pues, debido a la ampliación de la Primera a 18 clubes, iban a ascender automáticamente los cuatro primeros de Segunda, de la misma manera que deSegunda sólo descenderían dos.

El primer partido de liga tuvo lugar en Riazor, el 6 de septiembre, con el Mallorca, al que se ganó por 2-1, con esta alineación: Juanet, Bello, Luis, Cholo; Manolete, Domínguez; Cortés, Loureda (Juncal), Beci, Cervera y Tejedor. El entrenador era Roque Oísen, viejo conocido de la afición por su ascenso a Primera en la 63-64.

El primer positivo lo consiguió el Deportivo en Villarreal, al empatar, 1-1, con un gol de Chapela. Luego, victoria mínima, 1-0, frente al Oviedo, en Riazor. La primera derrota de la liga se produciría en Burgos, el día 27, por 3-1. Chapela fue llamado nuevamente por el seleccionador nacional Kubala, para los sub-23, aunque no jugaría. Victoria en Puertollano, por 1-0, ante el Calvo Sotelo, para caer derrotado en Cádiz, 3-1, y en la siguiente salida, empate, 1-1, con el Logrones, con gran actuación del meta Aguilar, algo voluminoso pero seguro.

    

Y a pesar de que la marcha del equipo no era mala (se estaba a un punto del ascenso directo, con 4 positivos), el último día del año fue cesado Oísen y accedió Arsenio Iglesias, que entrenaba al filial Fabril, haciéndose cargo de este equipo el veterano Rodrigo García Vizoso.

En el primer partido de Arsenio con el Deportivo no se cumplió la tradición de "a entrenador nuevo, victoria segura", pues se empató, 2-2, en Riazor, con el Racing de Ferrol, el 3 de enero. Menos mal que al domingo siguiente se empató en Vallecas, 1-1, con gol de Beci y gran partido de Loureda, portentoso de facultades físicas. Por cierto, que Loureda tenía pánico ,   a los viajes en avión y regresaba por tierra a La Coruña mientras el equipo lo hacía por aire.

El 24 de enero, triunfo en Riazor ante el Villarreal, por 2-0, y triple empate a 24 puntos para el tercer puesto (Mallorca, Deportivo y Castellón). Valioso empate el 14 de febrero ante el líder Betis, en Sevilla, 1-1, con gol de Manolete.  

En la jornada 28 el Deportivo estaba el sexto, con, 33 puntos y cinco positivos. El 21 de marzo fue derrotado por el Moscardó, colista, por 2-0. Parecía que iba a haber nueva crisis de entrenador, pero al domingo siguiente se ganó por 4-1 al Hércules, en Riazor, con goles de Vales (2), Beci y Cervera.

El 9 de mayo, victoria sobre el Pontevedra en Riazor, por 1-0, con gol de Luis. El Deportivo se colocaría de cuarto en la tabla, con seis positivos. Después, unempate, 1-1, con el Córdoba, a domicilio, y gol de Rubiñán, otro valor emergente de la cantera. Tras vencer, 2-0, al Santander en Riazor, derrota en el Manuel Rivera ante el Racing, por 1-0, gol de Pepino, lo que convirtió en dramático el encuentro con el Rayo Vallecano en Riazor en la última jornada de liga, pues había que ganarle para ascender automáticamente a Primera.

El partido se celebró el 6 de junio, con un lleno impresionante en Riazor, en el que había miles de seguidores madrileños que animaron ruidosamente al Rayo. Alineó el Deportivo a: Seoane, Bello, Luis, Cholo; Manolete, Bordoy; Cortés, Loureda, Beci, Cervera y Juanito . Venció el Deportivo por 1-0, gol de Beci, a los 7 minutos de juego, rematando una falta sacada por Cervera. Arbitró bien Serrano Berenguer, del Colegio Valenciano.

El Deportivo terminó la liga en el puesto tercero, con 45 puntos y 7 positivos, 44 goles a favor y 33 en contra.

Pero la mayor hazaña del Deportivo en esta temporada sería en la Copa,  donde se eliminaría, nada menos, al Real Madrid, en dieciseisavos de final. Se empataría primero en el Bernabéu, 1-1, y luego, el 2 de mayo, en Riazor, se empató 0-0, decidiendo el valor doble de los goles en campo contrario. La alineación fue la siguiente: Seoane, Bello, Luis, Cholo; Manolete, Bordoy; Cortés, Loureda, Vales, Cervera y Juanito. Se repetía, así, la hazaña de 1932.

En octavos de final, otro "hueso" duro de roer: el Celta. Empate en Riazor, 0-0, y gran victoria en Balaídos, por 2-0, con un buen partido de Manolete. En cuartos de final tocó otro "hueso", el Barcelona, al que ya no se pudo eliminar: 4-0 en el Camp Nou y un digno 0-0 en Riazor.

En el verano del 71 el Deportivo había participado, por séptima vez, en el Trofeo Teresa Herrera, teniendo como rival al Estrella Roja de Belgrado, que entrenaba Miljanic. Ganó el equipo yugoeslavo por 3-1 y el Deportivo alineó a Seoane, Bello (Collazo I), Luis, Cholo; Manolete (Cobas), Bordoy; Juanito,Loureda, Beci, Cervera y Rubiñán.

También se participó en el Trofeo Conde de Fenosa, perdiéndose por 3-1ante el Torpedo de Moscú.

El primer partido de la liga 71-72 se jugó en Riazor, con el Córdoba, venciéndose por 3-2, gracias a un gol de Cervera, de tiro desde fuera del área, cuando faltaban pocos minutos para el final. Momentos antes, el interior blanquiazul había fallado un penalty. La alineación coruñesa sería Seoane, Bello, Luis, Cholo; Manolete, Bordoy; Cortés (Juanito), Loureda, Beci, Cervera y Rubiñán.

Seguía entrenando al Deportivo Arsenio Iglesias y entre las novedades destacaban los vascos Landa, delantero, y Zugazaga, defensa; el extremo orensano Cortés, el interior Bustillo, así como la consolidación en el primer equipo de jugadores de la cantera, como Rubiñán y Vales.

Después de caer en Málaga, por 2-0, nueva victoria en Riazor, 1-0, ante la Real Sociedad, el mismo resultado que dos semanas después ante las Palmas, con gol del oportunista Beci.

La liga empezaría a torcerse cuando el 14 de noviembre se perdió en Riazor con el Celta, por 1-0, gol de Juan, tras aprovechar un balón que se le escapó de las manos al buen meta Seoane. Menos mal que en el siguiente partido en casa se ganaría al Athleric Bilbao, 1-0, gol de Juanito. Y el 5 de diciembre se obtuvo un valioso empate en Mestalla ante el Valencia, 1-1, con gol de Manolete desde 25 metros, empatando los levantinos nueve minutos ames del final. Después, el Barcelona de Rinus Micheis se llevaría los dos puntos de Riazor, 2-0. A la jornada siguiente se empató en Granada, 2-2.

La primera vuelta la terminó el equipo coruñés de cuarto por la cola, con 14 puntos y dos negativos. A comienzos de 1972 se inauguraron los nuevos  locales en la Plaza de Pontevedra. En este año, Manolete iba a conseguir  un importante éxito, que había que unir a los conseguidos por Pahíño, Veloso, Acuña, Pedrito y otros jugadores, cual era la de ser internacional en el Deportivo.

De vuelta a la liga, el 23 de enero se empató en Córdoba, 0-0. En la siguiente salida, valiosa victoria en Atocha, con la Real, por 1-0, con gol de Rubiñán. El  saldo de negativos se redujo a uno. La recuperación se ratificaría al domingo siguiente, con un 3-1 al Español, con goles de Landa (2) y Beci. El 19 de marzo, derrota en Balaídos ante el Celta, por 3-1.

Un gran paso para la permanencia se dio el 9 de abril, al vencer al Valencia en Riazor, por 3-0, con goles de Cervera, Juanito y Landa. Luego, una derrota mínima en Barcelona, por 1-0, y triunfo sobre el Granada, en Riazor,por 2-0.

Y el 30 de abril, encuentro clave en Riazor, contra el Real Madrid, con una magnífica entrada. Alinearon los deportivistas a Seoane, Bello, Zugazaga,Cholo; Manolete, Luis; Cortés, Loureda, Landa, Cervera y Juanito. Arbitró Guruceta, que fue muy protestado al conceder un penalty al Madrid por una mano involuntaria del deportivista Luis. Menos mal que Pirri lo falló al estrellar el balón en el poste, aunque luego marcase sin esperar a que tocase el balón otro contrario. El gol blanquiazul llegó a consecuencia de otro penalty, transformado por Cervera. Los mejores jugadores en el campo fueron Amancio y Manolete.

El último partido se jugó el 14 de mayo, en Riazor, contra el Burgos, empatándose 0-0. El Deportivo alineó a Seoane, Bello, Luis, Cholo; Zugazaga, Manolete; Cortés, Loureda, Landa, Cervera y Juanito.

La permanencia estaba asegurada y la fama de equipo "ascensor" quedaba rota. Con buen criterio, el presidente González renovó el.contrato de Arsenio como entrenador.  

En la Copa, el Deportivo fue eliminado en la primera fase por el modesto logroñés (1-1 y 1-0).

Para cubrir el déficit que arrastraba el club, y de la misma manera que ya sucedió con Luis Suárez, Amancio, Veloso y otros, el Deportivo traspasaría a su flamante internacional Manolete al Valencia, por ocho millones de pesetas y una cantidad por jugar un partido en el trofeo Conde de Fenosa."  

Salir.