cp1.gif (17293 bytes)

ATENCION!! si eres menor de edad no deberías visitar esta web. Porque contiene contenido adulto , en caso contrario bienvenido a Teens69 Version 2003 , disfruta de todo totalmente GRATIS!.

ARRECHA COMO CUALQUIER ESPERTA.
Una mujer descubre el placer del mundo animal



Mi nombre es Sandra, soy de Perú y acabo de cumplir los 18 años, soy bajita(1.55), muy blanca, de ojitos verdes y pelo castaño claro, muy delgada, tengo senos pequeños, pero lindos y bueno, mi punto fuerte, y según todos los que me conocen, un culo lindo, durito, parado...lo cuido mucho saben, es la parte de mi cuerpo que mas me gusta...Okay, todo comienza hace 1 años, tenia 17 , un domingo fui con mis padres a un almuerzo campestre, en una hacienda en las afueras de Piura, toda la tarde lo pase de lo mas aburrida, me fui a dar vueltas por ahí, no se como llegue hasta unas caballerizas, escuche voces y me acerque despacio, cuan grande fue mi sorpresa al ver a dos muchachos tirarse de lo mas contentos a una burrita, ver esto me asusto, pero la curiosidad pudo mas, y me quede viendo la escena...hasta el final, esta experiencia me dejo una rara sensación, fue la primera vez que le vi el pene a un hombre, digamos que esas imágenes jamás se borraron de mi mente...

Un mes después, y de nuevo por curiosa, fui testigo de otro hecho, sorprendí a mi tía , la hermana menor de mi madre, en tremenda culeada con el novio, si, este la tenia ensartada por el culo, el no se percato de mi, ella, que estaba en pleno orgasmo, me miro, hizo un gesto pícaro, y me hizo una señal para que me fuera, me aleje un poco, pero desde luego que vi todo, sin darme cuenta, me empecé a tocar, y por primera vez sentí lo rico que era tocarse...Días después, mi tía me hablo, me pidió que no comentara con nadie lo que había visto, y que quedaba en deuda conmigo, que me debía una...

Unos meses después, ya había cumplido los dieciocho, cuando papá apareció en la casa con un "cachorrito" de gran danés, y lo digo así, por que a los 5 meses ese mounstro parecía un pastor alemán, hermoso, gris oscuro casi negro, pura fibra, una cabellera brillante, y una bocota de la que emanaba abundante saliva , no se pero desde que lo vi me creo una extraña sensación, no sabia si le temía, o me gustaba. Por esos tiempos ya tenia enamorado, y ese mismo año perdí la virginidad con él, experiencia más frustrante que agradable, siempre me dejaba a medias y siempre tenia que llegar a casa a darme gusto sola, nada digno que contar. Recuerdo que fue un viernes por la tarde, regresaba supuestamente de hacer deportes en el colegio, en realidad venia de la casa del fiasco, yo muy insistente pues tratando que el nene aprendiera, al llegar a casa me encuentro a mis padres muy elegantes que se iban a un matrimonio, que como me había demorado ya no me podían esperar, así que las recomendaciones de siempre, no salir, terminar mis deberes.

Decidí ver la tele, y recordé que papá tenia unas revistas que siempre escondía, luego de rebuscar un rato por su cuarto me encontré unas cuantas play boy, y, bingo!, habían dos pornos, me puse a verlas, estaban rebuenas, la foto que mas me calentó fue la de una muchacha que estaba ensartada por delante y por detrás, que cara de arrecha, me moje de ver esta imagen...me acorde de los dos muchachos y la burra...me puse a pensar en el perro...instintivamente fui hacia la ventana y ahí estaba ese proyecto de caballo, ursus se llama, le pusimos ese nombre pues le caía a pelo, tosco duro...carajo! que animalada estoy pensando me dije, allá esos enfermos, yo no lo iba a hacer con un perro...pero estaba súper arrecha, así que recordé lo que una amiga me había contado, que había visto una vez a su empleada metiendose un pepinillo inmenso, aquí en USA le llaman cucumbers o lucumbers, mi ingles esta de mas , pero bueno, fui a la cocina y cogí tres uno mas o menos , otro grande y otro inmenso y a darse una "autofollada".

Me eche en el piso y abrí mis piernas lo mas que pude, huuuuaaaauuuu....fue increíble, que sensación deliciosa esa lengua toda rugosa y áspera...no se si seria por los restos de vaselina y aceite que tenia en el culo pero el animal se dedico a meterme la lengua hasta los intestinos, imagínense, tenia el culo súper abierto de mis practicas pepiniferas, y de verdad que valió la pena, tuve un orgasmo salvaje, sensacional...en ese momento y así echada el animalote este que me trenza con sus patas e intenta follarme, es demasiado grande y yo estoy en el piso, en un momento dado me suelta, y yo, que no media las consecuencias de mis actos , con el arrechamiento que traía que me pongo en cuatro patas y le pongo el culo ...vamos negro dame dame...le decía, parecía loca , aun así el perro era mas alto, así que levante la cola lo mas que pude sin darme cuenta de lo que hacia, y supongo que por la posición y la altura de el, que me ensarta la cosota esa en el culo, obviamente lo tenia abierto y lubricado, y es

Cuanto tiempo pase así, no lo se, 20 minutos, media hora...y debo confesar que , o soy una desquiciada masoquista, o una enferma completa, pero esa sensación de abandono, de total sumisión, me tenia adoloradísima, pero súper arrecha, el dolor se transformo en un extraño placer, era una perra, una perrota bien clavada por su macho, a su merced...me sentía extrañamente satisfecha, llena, ensartada....dominada....fue una experiencia alucinante...mas alucinante fue cuando el animalon este empezó a chorrearse dentro de mi, ya había sentido sus primeros chorros pero el dolor había sido tan fuerte que no lo había disfrutado, ahora , así prendida, y con el ano absolutamente dilatado, lo sentía rico, caliente, parecían litros, chorritos empezaron a salírseme del culo, un ardor terrible me invadió, sabia que la piel había vencido, el liquido corría como por carne viva, aun así trate de relajarlo lo mas que pude, así el dolor cedía, y podía disfrutar un poco siquiera. Luego, sentí que su verga empezó a perder grosor, yo decidí quedarme quieta.

Fue una experiencia increíble, salvaje y si , desde esa vez, tuve mas encuentros con ursus, por mucho tiempo solo lo deje penétrame por delante, un mes antes de venir a vivir aquí a los Estados Unidos, repetí el plato, pues digamos que me he vuelto fanática del sexo anal, y digamos que ya, mi culo bastante mas trajinado