cp1.gif (17293 bytes)

ATENCION!! si eres menor de edad no deberías visitar esta web. Porque contiene contenido adulto , en caso contrario bienvenido a Teens69 Version 2003 , disfruta de todo totalmente GRATIS!.

Niko mi amante
Evolución sexual de Sandra y como descubrio que deseaba ser follada por Niko, su perro


 

Mi nombre es Sandra, tengo 32 años de edad,hace 10 estoy casada, mi esposo tiene 38 años, él es un tipo muy ardiente, de muchas experiencias, juntos hemos vivido muchas placenteras aventuras.-Hace algún tiempo me trajo a ver unas películas donde una dama hacia el amor con su perro, fue algo que me impacto mucho, ver como gozaban esa pareja tan extraña, a nosotros nos calentó mucho y esa noche hicimos el amor como locos, fantaseamos que erramos perro y que hacíamos el amor, en otra ocasión me propuso que lo hiciéramos con nuestro perro , un dálmata que en ese entonces tenia dos años de edad, yo le dije que no me atrevía que sentía miedo, aun así por la noche lo metimos a nuestra recamara y hicimos el amor frente a el, yo solo me atreví a tocar su miembro y masturbarlo hasta que eyaculo, fue impresionante ver su verga tan grande y la cantidad de semen, mas tarde niko, nuestro perro, cuando se repuso intento montarme y eso me asusto mucho, aparte que me rasguño las caderas y mi esposo decidió sacarlo de la casa, posteriormente mi esposo al verme lastimada y asustada me pedio disculpas y dijo que no lo haríamos mas.

Los siguientes días no hablamos del tema, hasta que en una ocasión me lo propuso nuevamente y yo dije, que no estaba preparada todavía para hacerlo, el me dijo que lo tomara con calma que seria cuando yo quisiera, continuamente me mostraba paginas de Internet con el fin de que yo me excitara, y lo lograba pero yo quería hacerlo solo con el, por el momento el perro no me atraía, hasta que un día, salí a la terraza a hacer aerobic, era una mañana de mayo del 2002, que hacia un calor intenso y yo sudaba abundantemente después de ejercitarme, me sentí agotada y me recosté en el piso y cerré los ojos un momento, de pronto sentí la presencia de niko que olía mis pies y luego empezó a subir olfateando mis piernas hasta llegar a mi entrepierna y rápidamente lo retire de ahí, pero él insistió nuevamente y ahora si logro pasar su lengua por mi ingle, y provoco un escalofrío que recorrió todo mi cuerpo y rápidamente lo retire otra vez y le dije que se estuviera en paz, pero niko puso cara de suplica y le dije que estaba bien pero que solo podía oler, entonces abrí bien las piernas y rápido acerco su nariz húmeda y fresca.-Yo sentí una gran excitación, rara pero me gusto y lo retire nuevamente, me levante y me fui a darme un regaderazo.
Cuando me estaba bañando y enjuagar mi conchita, me vino a la mente lo había hecho momentos antes y sentí vergüenza, y me prometí no hacerlo otra vez.
Al siguiente día me dispuse nuevamente a hacer mi rutina diaria de aeróbic, y cuando hacia abdominales en el suelo, niko nuevamente se acerco a olerme, se lo permití un momento y lo retire, pero el lo intento de nuevo, y se lo volví a permitir, el aprovecho para pasar su lengua sobre mi short, presionando mi conchita, fue una rica sensación por lo que lo deje que lo hiciera en varias ocasiones, estuve a punto de alcanzar un orgasmo lo que me asusto y avergonzó, y decidí retirarlo, esto se repitió por varios días, hasta que en una ocasión tuve el valor para hacer a un lado mi short y la pantaleta, y abrí las piernas todo lo que pude, lo que niko aprovecho para pasar su lengua por todos mis rincones, la sensación era increíble sus lengüetazos iban desde mi culito hasta mi rajadita, pronto llego un orgasmo grandioso de inmediato me levante y me dirigí tambaleante a la regadera.-cuando me bañaba sentí nuevamente el complejo de culpa y vergüenza, pero luego volvía la excitación de la experiencia que estaba viviendo.
Los días siguientes hice mis aeróbic en el interior de la casa, y niko me veía por el ventanal, con cara de extrañado y mirada suplicante, el quería oler y lamer a su hembra, por un momento se sentó a verme ,y yo pude ver su verga, que salía de su capucha, note lo excitado que estaba por que lo tenia mas rojo y grueso de lo normal, yo sentí una sensación increíble al verlo y un escalofrió recorrió todo mi cuerpo hasta llegar a mi clítoris que al tocarlo lo sentí húmedo e inflamado reclamando la lengua de niko, y entonces decidí salir un momento a la terraza no sin antes desnudarme para entregarme a mi perro, cuando estuve afuera el de inmediato acerco su boca a mi panochita y lengüeteo como un amante apasionado, abrí las piernas estando yo de pie y el llegaba con su lengua a mis dos hoyitos, el placer era intenso indescriptible y en cuestión de segundos llego un orgasmo y por un momento me sentí desmayar de placer por lo que tuve que sujetarme de un mueble para no caer, me arrodille y niko aprovecho para rodearme por detrás y sujetarme de la cintura a lo que no pude resistirme y con su peso me hizo ponerme en cuatro patas y luego empezó a moverse frenéticamente intentando penetrarme, sin encontrar mi hoyito, el picoteaba mis nalgas y muslos sin alcanzar ninguna de mis entradas, por lo que levante mis caderas para ofrecer mi rajita que estaba inundada de mis jugos. luego empezó a picar alrededor de mi panochita, sentía su verga caliente y su huesito interior como un lápiz, también sentía los pequeños chorros de leche que escurrían en mis nalgas y mi panocha, nuevamente acomode las caderas y al fin lo metió en mi rajita, senti un ligero dolor, por que su verga entro ligeramente cruzado.- El al sentir lo caliente de mi conchita, se impulso con mas fuerza hacia dentro de mi, en ese momento el se movió hacia un lado y se tropezó con mis piernas y su verga se salió y exactamente en ese momento tuve otro orgasmo que fue grandioso, al sentir como me sujetaba de la cintura tan fuerte y su verga buscaba mi panocha, por un momento el se desmonto y yo aproveche para levantarme y huir de el, me metí a casa y el se quedo lamiendo su verga bien hinchada y escurriendo de mis jugos.
Me di una ducha y me recoste un momento, quedándome dormida, cuando desperté ya era tardísimo, tuve que salir a la calle a buscar comida para mi esposo que no tardaba en llegar.
Ya en el coche camino al restaurante, me llego la resaca de lo que había hecho, sentía una culpa muy grande y mucha pena con mi esposo por haberle sido infiel, que a el le hubiera encantado verme hacer el amor con niko, yo sentía mucha vergüenza conmigo misma, me sentía la mas puta de las mujeres ,y prometí otra vez no volverlo hacer jamás.
Cuando estuve de regreso en casa prepare todo para recibirlo, cuando llego se me caía la cara de vergüenza y el lo noto y me pregunto que me pasaba y le respondí que me sentía mal por mi menstruación.-Pasaron los días y yo sentía una mezcla de vergüenza y de deseo, y decidí buscar a alguien con quien platicar de mis sentimientos y decidí ingresar a varios chats para buscar alguna mujer que hubiera tenido mi misma experiencia y que pudiera ayudarme a salir de mi depresión en la que había caído por mi complejo de culpa que sentía.-Tuve algunas experiencias desagradables por que la mayoría de las veces que contactaba a alguien resultaba ser un hombre que hablaba puras estupideces, hasta que un día contacte a una amiga llamada norma patricia con quien si pude platicar de mis problemas, ella me dijo que paso por lo mismo que yo, y que debía aceptar lo que me gustaba y que tenia derecho a tener mis propios gusto sin tener que compartirlos con mi esposo.
A las semanas siguientes mi esposo me invito a acompañarlo a un viaje de negocios lo cual no acepte, diciéndole que al hotel que llegaría no era de mi agrado.-Al domingo siguiente por la tarde lo lleve al aeropuerto y de regreso a casa me di nuevamente un baño y depile mi conchita para agradar mas a mi amante, me vestí con una bata de dormir sin nada abajo e inicie los preparativo en la sala, cubrí la alfombra con sabanas e hice a un lado los muebles, acerque cojines, cerré ventanas, acerqué toallas y me senté a tomar un trago de vino para relajarme y a escuchar los movimientos de niko en el patio que se encontraba muy inquieto olfateando mis hormonas, abrí la puerta y rápidamente entró y busco mi vagina para olerla yo abrí las piernas y el paso su lengua por mi rajita húmeda me dirigí a un sillón, me senté y abrí las piernas al máximo y niko se deleitaba con mis jugos y poco a poco me deslice hacia el piso, recostada el lengüeteaba mi panocha y mi culito yo gemía de placer y estaba dispuesta a todo, lo jale de una pierna para llegar a su verga, se la tome y empuje hacia atras su capuchon hasta sacar su bulbo, su verga se veía esplendorosa inmensa, roja, húmeda, venosa y escurriendo chorritos de mecos, entonces me la acerque a la boca y pude sentir por primera vez su olor y su sabor una mezcla de orines, semen y oxido pero delicioso, me lo introduje hasta el bulbo, niko al sentir lo caliente de mi boca hizo una pausa como para gozar la mamada que le daba y que yo también gozaba y me deleitaba con los chorritos de mecos que arrojaba en mi garganta, el busco echarse en el suelo, lo que yo permiti, ya recostado seguí mamando su verga que crecía cada vez mas, cuando con mi lengua picaba el orificio de su verga, el parecía que temblaba y mas mecos le escurrían, yo me sentía estallar, me retire de el y me puse de perrito invitándolo a que me cogiera a que hiciera conmigo lo que el quisiera que al fin yo era su perra la mas puta, pero el seguía recostado, entonces me levante tome su verga y me senté en ella, me la meti hasta el tronco, nunca había tenido una verga tan grande y tan gorda dentro de mi, yo sentía que me tocaba la matriz, la sensación era increíble, lo caliente de su verga, lo resbaladiza, lo grande y lo caliente de su piel tocando mi vagina y sus pelos en mi clitoris me hicieron tener un orgasmo delicioso, me quede quieta por un momento y empecé a mover los músculos de mi vagina y en cada movimiento podía sentir en las paredes de mi panocha como tocaba toda su verga, con una mano me sostenía de su pecho y con la otra jalaba mi pezón y como a los dos minutos tuve otro orgasmo tan intenso como el primero, débil me recosté hacia un costado, cuando salió su verga fue una sensación grandiosa y aun mas, ver su verga bien erecta, no se cuanto le mide pero es doble de gruesa y largo que la de mi esposo.- Niko se lamió su gran pene mientras yo descansaba recostada en el suelo, luego el se levanto y empezó a olerme a lo que yo respondí de inmediato poniéndome de cuatro patas, él olió mi culito y mi panocha que estaba escurriendo y de una sola lamida la seco, con su pata derecha me jalo para acomodarme a su gusto, yo cedí y él me monto con mucho poder, me sujeto con fuerza de la cintura haciendo movimiento de copula picoteando mis nalgas, yo baje ligeramente las caderas para poner a su alcance mi culito, con mi mano lo dirigí y el al sentirlo se empujo y me metió la mitad de su verga de un jalon, me dolió delicioso por que su pene entro un poco atravesado y conforme se movía me la metía mas y mas, hasta que sentí su bulbo presionando mi culo, por un momento desee que me lo metiera, pero lo contuve con mi mano, le apreté fuertemente su bulbo y empezó a hincharse, creo que el sintió que lo había metido todo y se empujaba con mas fuerzas y su verga crecía mas dentro de mi.-Mi culo también crecía deliciosamente y de pronto sentí los chorros de mecos dentro de mi, me inundaba el culo, en cada chorro el se empujaba y como buen macho me jalaba mas fuerte de mi cintura para echármelos mas adentro y ahí me vine nuevamente convulsionándome de placer, fue como orinar o eyacular, vi como eyacule, en ese instante el se jalo y me la saco de un solo golpe, me dolió pero me gusto, al salirse sonó como si destapara una botella de vino, y empezó a escurridme el culo, sus mecos corrían por mis piernas hasta la alfombra.- El se hecho y se puso a limpiar su verga y yo me quede en la misma posición para ver como goteaba mi culito y no perder la sensación de tenerlo abierto, ese placer nunca nadie me lo había hecho sentir, creo que solo Afrodita podía haber gozado tanto como yo, esa noche me dolió mucho el busto y en los días siguientes tuve que cambiar de talla, niko hizo que me crecieran.
Mi amante se sintió cansado y busco la salida al patio, yo me subí a acostarme y sin bañarme me dormi, así acabo esa noche en que realmente me convertí en mujer.-A partir de ahí cambio mi vida soy otra y creo que lo proyecto, mi esposo se siente muy feliz, me lo ha dicho y que me ve mas buena, claro que el no sabe por que todavía no se lo he contado, pero algún día se lo contare para cumplirle su fantasía y cumplir yo mi nueva fantasia, que en otro relato se las contare.