Historia de General Pacheco

Buenos Aires, durante el año 1850, volvía a nacer. Juan de Garay al determinar la ciudad de la Santísima Trinidad y el Puerto de Santa María de los Buenos Aires en dicho año, tomó como límite el arroyo de Las Conchas, que se le dio tal nombre por la gran cantidad de conchillas dispersas en su lecho.

Esta extensa región fue dividida  en solares, quintas y chacras y  repartida por Garay entre los hombres de su expedición.

De manera paralela a Buenos Aires nacía Tigre, que según los historiadores estaba habitada por indios guaraníes. Estos evitaban tener contacto con los querandíes, eran la raza vecina, guerrera y pendenciera.

No hay una fecha determinada de la instalación de los primeros pobladores en las localidades de General Pacheco y El Talar.

Su nacimiento se debió, a los primeros fraccionamientos de la estancia El Talar, que pertenecía al General Ángel Pacheco, que adquirió esas tierras como reconocimiento a los servicios que prestara al que, en esa época, era el Gobernador de Buenos Aires: General Juan Manuel de Rosas y además como recompensa por su actividad en la campaña del desierto de 1833.

En sus pertenencias el General Pacheco, ordenó hacer un bello edificio, que por sus líneas arquitectónicas y su grandiosidad, se le da el nombre de "el castillo", rodeado por un lindo parque. Muy próximo se alza el anfiteatro, su escenario natural está rodeado de palcos hechos con plantas y protegidos por una elegante glorieta. En él demostraron su arte artistas de la talla de Ana Pavlova y André Broulé, entre otros.

A este lugar eran invitados, por el General Pacheco, artistas y escultores.

Uno de los descendientes del General, José Pacheco y su esposa, enviaron a levantar una capilla; bajo la advocación de la Concepción de María. Luego, en 1963, por disposición del Obispo de Buenos Aires la capilla fue elevada a la categoría de Parroquia y cambia su denominación por: "Purísima Concepción ".

Los restos de este matrimonio y de su hijo descansan en la cripta de la capilla.

Allí funcionó también la primera escuela dando así origen a los primeros edificios públicos de la localidad.

No hay datos exactos de los límites y de la extensión de estas tierras mientras pertenecieron al General Pacheco y luego a su hijo José.

Pero hay datos constatados de cuando pasa a manos de Don José Pacheco y Anchorena; la superficie total era de 5802 hectáreas  32 áreas 47 centiáreas, que estaban limitadas por otras posesiones.

Las localidades de General Pacheco y El Talar se presentan por primera vez en la carta topográfica levantada en el año 1927 por el Instituto geográfico Militar del Ejército Argentino.

En la estancia "El Talar" la ganadería y, en consecuencia, la industria lechera; era la única actividad que se desarrollaba.

El primer parcelamiento fue realizado por la sucesión de José Pacheco y Anchorena.

El trazado del futuro pueblo de General Pacheco estuvo a cargo del Ingeniero Civil señor Joaquín Sirven en el año 1926.

En 1927, comenzaron a venderse los primeros terrenos ubicados frente a la actual Ruta 197, entonces llamada "Camino General", que unía General Rodríguez con San Fernando.

Los primeros habitantes de la zona se dedicaron a la explotación de tambos. Otras de las tareas que se desarrollaron fueron el cultivo y recolección de legumbres, frutos y plantación de especies forrajeras en chacras y quintas de pastores. Como lógica consecuencia comenzaron a instalarse los comercios y ante el rápido crecimiento de la población se hizo necesaria la implantación de negocios en los que se expendían los más diversos artículos. 

La tendencia al desarrollo produce otras necesidades y el 20 de junio de 1960 se crea el Centro de Comerciantes de General Pacheco, siendo constituida la primera comisión.

Con la finalización de un pleito establecido entre las familias Pacheco y López Camelo, la hoy jurisdicción de El Talar, comenzó el crecimiento. La zona que ocupan los terrenos frente a la estación El Talar, eran los llamados "gallineros del Gral. Pacheco", debido a que allí están ubicados los galpones para la cría de aves.

A continuación las industrias primarias, secundarias y terciarias son factor indiscutible del auge económico-social: FORD, ARMETAL, TEXAS, INSTRUMENTS, WOBRON, CORNI, frigoríficos Río de la Plata y Gral. Pacheco, ALBA, TERRABUSI, PAPELERA MOSCONI, TOSI Y CARRARA, ETC.

El medio de locomoción indispensable y sino de progreso fue el ferrocarril; dos ramales del ferrocarril Gral. Bartolomé Mitre atravesaban la región, pero sin detenerse en ella a pedido de la comunidad de Pacheco fue construida la estación que lleva su nombre y fue librada a servicio el 8 de abril de 1876. Los servicios tenían una frecuencia de 80 minutos. El primero de mayo de 1932 se inauguró la primera línea de colectivo. La Ruta Nacional 197 se inauguró en 1931 y en 1936 la Ruta Nacional Nº 9.Y no podía faltar el transporte aéreo, de rápido desarrollo después de la Segunda Guerra Mundial.

El correo se fundó en el año 1937 y el 15 de septiembre se habilitó el servicio. Hasta ese momento se recibía la correspondencia en la estación del ferrocarril.

La misión educativa comienza en Gral. Pacheco en 1927. Comenzó a funcionar en un local cedido por la familia Pacheco Anchorena, bajo la denominación de Escuela Rural y con el número 15.

En abril de 1932 se traslada a una casa alquilada al señor Pío Cippitelli y en 1940 se traslada a El Talar, a un local alquilado al señor Angel Martolelli.

Posteriormente y debido al crecimiento, se impone la ampliación del edificio que en el año 1951 pasa a ser el local definitivo, de propiedad fiscal, el ubicado en la calle Maestra María Celina Voena, entre Lavalle y Brasil. Por orden cronológico fueron apareciendo las siguientes escuelas:

Ricardo Gutierrez- Nº 20,

Martín Güemes- Nº 30,

Ricardo Rojas- Nº 31,

Constancio C. Vigil- Nº 33,

Jorge Newbery- Nº 14,

Sargento Cabral- Nº 26,

Rompehielos San Martín- Nº 35,

Fragata Presidente Sarmiento (noct.)- Nº 40,

Alfredo L. Palacios (noct.)- Nº 38,

La primera escuela secundaria fue La Escuela Técnica Industrial Nº 1, en mayo de 1962. Y en 1968 se creó la primera escuela privada de enseñanza media La Escuela General Pacheco.

 El aumento de la población y el fervor religioso motivaron la creación de la Iglesia de la Medalla Milagrosa, en El Talar, que comenzó los oficios religiosos el 25 de noviembre de 1967. Otras instituciones fueron agregando su aporte sucesivamente: Los Bomberos Voluntarios, Las Sociedades de Fomento, Los Centros de Asistencia Médica, El Registro Civil, La Policía, etc. La Comisaría de General Pacheco fue inaugurada en 1938; la Asociación de Fomento "Unión" de El Talar en 1940, junto con la Asociación de Fomento y Club Social de General Pacheco.

Debido a la gran extensión de Gral. Pacheco se resolvió separar la jurisdicción de El Talar.

El registro Civil fue creado en 1961.

En 1952, el señor Marco Baldi organiza una comisión denominada Pro-Hospital y el 5 de noviembre se inició la obra (la primera etapa), dando comienzo la atención médica. Al año siguiente se continuó con la segunda etapa y es nombrado director del "HOSPITAL VECINAL" el Dr. Carmelo S. Armando y administrador el Sr. Marco Baldi. Hoy gracias al empuje del gobierno de la Provincia de Buenos Aires y con fondos del Ente del Conurbano Bonaerense, se construye en Gral. Pacheco un moderno e importante HOSPITAL público, con alta tecnología para operaciones y salas de internación.

Los focos de atracción de población en Gral. Pacheco y El Talar se manifiestan desde los albores. En 1779 se practicó el primer censo de población. En 1806, Don Félix de Azara realiza el censo de Buenos Aires, dando una población de 40.000 habitantes en toda la provincia, de los cuales 2.000 eran del Partido de las Conchas. En 1914, el Partido de las Conchas se divide en cuarteles. Esos cuarteles comprendían: Tigre, Gral. Pacheco, Benavídez, y la zona Rural. En ese mismo año, las estadísticas realizadas por el Ministerio de Economía y Hacienda, arrojan el siguiente resultado: Pacheco = 36.984, Talar = 41.456 y Troncos = 24.750. Estas cifras cumplían el sueño de los pioneros, de esos hombres que tuvieron fe en el futuro de Gral. Pacheco y El Talar, y revela que fue acertado y adecuado el planeamiento por ellos realizados. Este trozo de patria reúne las características esenciales de los más grandes territorios, ya que se dan en él los factores primordiales de la actividad humana; es centro industrial, fabril, comercial, cultural y de esparcimiento. Esto último no sólo para los lugareños, sino también para centenares de personas que llegan los fines de semana buscando el necesario descanso, lo prueban así las numerosas casaquintas que realzan su pintoresca y hermosa personalidad.

 Recopilación de datos: Alarcón Gabriela y Pérez Juliana.

Temas relacionados:

Volver