CROSMAN 1077 REPEATAIR

Introducida en 1993 esta carabina viene manteniendose como uno de los "best sellers" de la empresa americana Crosman. La novedad del sistema de disparo semiautomatico supuso una atractiva oferta para los amantes del tiro de entretenimiento y las prestaciones de que hace gala la convierten en una carabina terriblemente divertida y efectiva para el "plinking".

PRESENTACION:

La carabina Crosman 1077 viene presentada en una caja de cartón sumamente ilustrada con todos los detalles funcionales de la carabina, así como tablas de características técnicas en varios idiomas entre los cuales está el español. En el interior de la caja se encuentra la carabina así como una bolsa de plástico que contiene manual de instrucciones en tres idiomas (inglés, francés y alemán), dos cargadores de tambor y dos llaves para el candado de gatillo Crossblock que se suministra con la carabina en sintonía con la prevención y seguridad infantil de la que hace gala la empresa americana. Para este dispositivo de seguridad se adjunta un pequeño manual de uso en cuatro idiomas (español incluido).

ASPECTO:

Esta carabina reproduce la estética de la famosa carabina americana de fuego anular semiautomatico Ruger 10/22 incluso en sus dimensiones, en este caso la Crosman está completamente construida en plástico exceptuando como partes de metal el cañón y el alza trasera, hay una versión para el mercado USA denominada 1077W que esta construida enteramente en madera de nogal y que mantiene las mismas caracteristicas técnicas.

A pesar del espartano aspecto del plástico la 1077 se sujeta muy bien en las manos, cuenta con un sencillo pero efectivo "picado" en su cuerpo sintetico en el pistolet en la parte delantera del guardamanos. El guardamontes y el gatillo también son de material sintético.

El cargador, siguiendo con la linea "replica" es tambien de material plástico y aloja en su interior el cargador de 12 disparos. Todo el mecanismo es de material plástico.

El cañón cuenta primeramente con una funda plástica interior y a la vez esta recubierto por otra funda metálica que simula un pavonado. Es conveniente mantener esta zona convenientemente protegida de la corrosión por el sudor de las manos.

CARACTERISTICAS Y FUNCIONAMIENTO:

La carabina Crosman 1077 funciona en modo de disparo semiautomatico gracias al uso de una cápsula universal de 12 gramos de Co2. Esta cápsula va alojada en la parte delantera de la carabina, unicamente hay que desenroscar el gran tornillo situado debajo del cañon para poder acceder a ella. Este tornillo cuenta con un vástago que es el que se encarga de proporcionar la suficiente longitud como para perforar la capsula.

_

El cargador, situado en la parte inferior del cuerpo del guardamanos y justo frente al guardamontes, se puede extraer fácil y rápidamente apretando los pulsadores que tiene a ambos lados.

En su interior esta el cargador rotativo de giro antihorario que permite la carga de 12 balines de una longitud maxima de 7.2 mm, ya que de sobresalir por la parte delantera del arma pueden producirse fallos en la alimentación, aun a pesar de esta limitacion la Crosman puede "digerir" una amplia variedad de municion existente en el mercado. El tambor queda alojado y fijado en el mecanismo del cargador mediante un eje movil que lo bloquea, para extraer el cargador hay que desplazar hacia atras este pasador y para fijarlo hay que desplazarlo hacia adelante hasta que se escucha el "click" de enclavamiento.

__

La colocación y carga del tambor es bastante sencilla, cuenta con unas guías de alineamiento y es imposible introducir ninguna pieza de manera incorrecta y a pesar de la aparente fragilidad del sistema parece que es bastante efectivo. El único problema es que podrian cargarse los balines al reves, pero en el manual se muestra con detalle cual es el lado correcto del tambor para la carga de los balines.

Cuenta con un seguro de gatillo por pulsador cerca del guardamontes, pulsando desde el lado derecho el arma queda en modo de disparo y pulsando desde el costado izquierdo queda fijado el seguro.

En los costados superiores de la caja de mecanismos hay dos botones de plástico que tienen como mision el desplazar el cañón hacia adelante para permitir desbloquear cualquier balín que pudiera haber quedado atascado en el mecanismo de disparo. Para ello primeramente hay que quitar el cargador, la capsula de Co2 y poner el seguro de disparo como medida básica de precaución.

 

ELEMENTOS DE PUNTERIA:

Los elementos de puntería de la 1077 son muy modestos, cuenta con un alza metálica trasera ajustable por puntos de escala en altura y por desviacion de la platina para compensar la desviacion lateral. El guión delantero es el clásico por rampa de plástico. El sistema es muy tosco y de manejo bastante rudo que requiere en el caso del alza trasera de un excesivo esfuerzo lo cual dificulta enormemente el ajuste.

_

Cuenta con un rail para visor, aunque este rail es de material plástico. Por fortuna la total ausencia de retroceso en este rifle no require de montajes muy sólidos que de otra manera no podrian ser posibles ya que los tornillos de apriete de las monturas pueden llegar a dañar el rail de plástico.

Para esta prueba y como puede verse en la primera foto de este artículo, le he montado un economico visor Prima 4x32 que aumenta drasticamente las posibilidades de uso de esta carabina, el cual ha quedado solidamente fijado al rail sintético del arma gracias a unas monturas elevadas Gamo (903A) para tubo de una pulgada.

DISPARANDO:

Esta carabina es sin duda una "fun gun" en la que la prioridad del fabricante ha sido dotarla de unos prestaciones que garanticen la diversión. Ante esta circunstancia uno no espera altas prestaciones, pero detras de su aspecto infantil la 1077 esconde unas cualidades muy interesantes para el tiro de entretenimiento.

La precisión es notable y teniendo en cuenta el precio y el tipo de arma diria que sobresaliente ya que las agrupaciones en 10 y 15 metros son fenomenales, aunque hay que decir que el tosco sistema de punteria no ayuda demasiado. Cuando se nota mejor la buena precision es utilizando un visor telescopico. El gatillo a pesar de actuar como un revolver en sistema doble accion, tiene un recorrido bastante corto, el tacto es muy "pastoso" y algo impreciso, pero con un poco de práctica es posible disparar de forma controlada con muy buenos resultados.

El tamaño compacto de la carabina hace que la tarea de apuntar al blanco sea muy rápida y el bajo peso no penaliza en absoluto su manejo, hay que tener en cuenta que el público al que se dirige esta carabina es a partir de los 16 años y los tiradores jovencitos agradeceran sin duda la manejabilidad del arma.

El disparo semiautomatico es tan rapido como lo sea el dedo en el gatillo, en poco mas de 3 segundos puede vaciarse el cargador de 12 disparos sobre el blanco. El mecanismo aunque parece algo "débil" responde sin protestas a un uso continuado, en el momento de redactar estas lineas y en el segundo dia de evaluación la 1077 ha devorado 10 capsulas de Co2 (500 disparos aproximadamente) sin el mas mínimo problema o señal de fatiga. Si sumamos a la velocidad de disparo la increible facilidad para mantener el arma apuntada podemos imaginar los devastadores efectos sobre los blancos...

La potencia cumple perfectamente con el compromiso de energía y autonomia, incluso con series rápidas de disparo, con un balin de 7.3 grains la velocidad esta por encima de los 165 m/s según las pruebas cronográficas, si bien la gran variedad de balines a utilizar permite utilizar pesos diferentes y ajustar la velocidad a los intereses de cada cual. Llevada a sus limites prácticos se puede disparar incluso hasta los 40 metros con un estupendo control, pero obviamente no hay que esperar enormes impactos. El fabricante recomienda no exceder de los 48 disparos por carga con el fin de garantizar las prestaciones del arma y no tener problemas con el mecanismo de carga.

Lo cierto es que disparando desde los 20 metros de distancia la efectividad es bestial, a esa distancia hacer saltar tapones y pequeños blancos es sumamente adictivo, si el gatillo no fuera algo duro y aspero seria una verdadera gozada porque sin retrocesos de ninguna clase apuntar con el visor es facilisimo ademas de poder rectificar al instante cualquier pequeña desviación. Devastadora...

CONCLUSIONES:

Dejando de lado los detalles cualitativos en la construcción de esta carabina y teniendo en cuenta el precio, es de justicia reconocer que la Crosman 1077 es una carabina que da mucho de si. Un arma sin complicaciones que no requiere de excesiva experiencia para disfrutar con ella desde el primer disparo.

En definitiva no importa la edad que uno tenga, la diversion con la 1077 esta mas que garantizada, su rapidez de disparo unido a su correcta precisión asi como la facilidad de uso la convierten en una delicia para el tiro de entretenimiento.

Características Técnicas:

  • Funcionamiento: por gas Co2, sistema de tiro semiautomático.
  • Capacidad del cargador: 12 disparos.
  • Seguro: de gatillo por pulsador.
  • Calibre 4.5 mm (.177)
  • Longitud total: 93.7 centímetros.
  • Longitud del cañón: 51.75 centímetros (20" 3/8)
  • Miras: regulable trasera y guión fijo delantero.
  • Rail para visor (de plástico)
  • Peso: 1.680 gramos
  • Velocidad inicial: 190 metros/segundo (maxima anunciada)
  • Precio en España (aproximado): 14.900 pesetas (Junio 2001)
  • Volver al menu de armas


    Miguel Durán Perelló