OPTICA - VISORES

Los visores telescópicos son sin duda uno de los accesorios más utilizados en las armas de aire comprimido, permiten aumentar las posibilidades del disparo a larga distancia ya que tienen como misión acercar el objetivo y proporcionar la claridad suficiente como para efectuar un disparo más seguro, fiable y certero. Aportan una mejora sustancial frente a las miras abiertas especialmente en condiciones de baja luminosidad.

A continuación comentaré algunos de los puntos clave de la anatomía de los visores para mejor comprensión y facilitar la elección para cada aplicación sin entrar en excesivas complejidades. Inicialmente siempre hay que decantarse por visores específicos para armas de aire ya que se pueden dar problemas y graves averías en visores de alta calidad que por contra no resisten el retroceso inverso ni la vibración y generada en las potentes carabinas de muelle.

Aumentos (magnification): es la potencia que tiene el visor para acercar el blanco, esta potencia la indican con uno o varios números seguido de la letra "X", por ejemplo un visor de 3-9x indica que es un zoom variable de 3 a 9 aumentos por lo cual el blanco puede aparecer entre 3 y 9 veces más cerca de nuestro ojo. Un mayor aumento generalmente implica menor luminosidad y un campo de visión mas pequeño y es más dificil mantener las reticulas sobre el blanco que parece que estén en continuo movimiento sobre el blanco, excepto claro que el arma esté apoyada. Los grandes aumentos se reservan para usos en los que el arma puede estar sobre soportes o en posturas que faciliten la tarea de apuntar.

Retícula (reticle): es el tipo de "cruz" que vemos en el visor y elemento indispensable para fijar la puntería, existen modelos de visores de retícula iluminada que combinan las reticulas normales con puntos iluminados electrónicamente para permitir rápidas maniobras de la adquisición de blancos y otros que incluso sustituyen la reticula por un único punto rojo. Hay una inmensa cantidad de tipos de reticula pero los más utilizados son estos:

30/30 Crosshair Duplex Mildot  Dot Ret. iluminada

Torretas de ajuste: permiten el ajuste del visor, la torreta superior lleva una rueda dentada que corrige la elevación y la torreta lateral se encarga de corregir los ajustes de desviación lateral. Los modelos más especializados llevan unos botones exteriores que permiten el ajuste de estas ruedas sin necesidad de herramientas e incluso incorporan un escala graduada con el fin de poder realizar ajustes muy precisos durante el tiro según las condiciones de viento o cambios de distancia. En los manuales de instrucciones se incluye el grado de corrección por cada movimiento o "click" de las ruedas de ajuste.            

Abertura (aberture): es el diámetro de la lente frontal (objetivo) del visor y se expresa en milímetros, es uno de los factores a tener en cuenta ya que por regla general cuanto mayor es la abertura más capacitado está el visor para operar en condiciones de poca luz. Así continuando con el ejemplo del visor 3-9x40 la cifra "40" nos indica que la lente frontal tiene 40 mm de diámetro, lo cual es ya una cifra considerable. Tambien hay una relación a tener en cuenta y es que cuantos más aumentos tiene un visor más abertura es necesaria ya que por regla general es necesaria más luz a mayor aumento. 

Salida de púpila (exit pupil): otro factor relacionado con la luminosidad de visor, se determina dividiendo la abertura por los aumentos, por ejemplo el 3-9x40 tiene una salida de pupila de 13 a 4.5 mm, cuanto mayor es el numero en milimetros mayor es el punto de luz que recoge nuestro ojo, aqui se observa precisamente la relacion que hay entre aumentos y cantidad de luz.

Distancia al ojo (eye relief): indica a que distancia desde la lente trasera (ocular) podremos ver la imagen completa en el visor, para determinadas aplicaciones existen diferentes distancias al ojo, hay visores para armas de gran potencia que tienen una distancia al ojo muy superior a los convencionales con el fin de proteger los ojos de golpes producidos por el retroceso del arma, o por ejemplo las que se montan en pistolas, ya que con el brazo extendido podemos ver perfectamente toda la imagen nítida en el ocular.

Campo de visión (field of view): es el ancho y alto del area que podemos ver a través del visor, normalmente viene expresado como el ancho en metros que podemos ver para una distancia determinada, generalmente 100 metros o bien dependiendo del aumento aplicado. A medida que aumentamos la magnificación del visor se reduce el campo de visión. Si se utiliza un excesivo aumento a cortas distancias puede que el campo de visión sea demasiado pequeño.

Opticas tratadas (coated optics): son ópticas que llevan un revestimiento especial en su superficie que evita brillos y reflexiones indeseadas y que además proporciona una mejora de la visión en condiciones de poca luz. Algunos revestimientos son de fluorato de magnesio, capas de rubí, etc.

Ajuste de paralaje (parallax): es un ajuste muy útil que permite optimizar el enfoque en distintas distancias, en algunos visores orientados al uso con armas de fuego, la imagen en distancias muy cortas puede aparecer clara pero con las reticulas borrosas, con un ajuste de paralaje ese problema puede solucionarse perfectamente, esto sucede porque la imagen y la reticula no estan en el mismo plano focal. Generalmente este tipo de ajuste preciso del enfoque se reserva a visores de gran potencia de aumento. Consiste basicamente en un anillo de ajuste situado en la lente frontal (objetivo) o bien una rueda lateral que puede girarse hasta encontrar el mejor enfoque para esa distancia. La indicacion de distancia mediante este ajuste permite calcular de forma aproximada la distancia a la que se encuentra el blanco.

Anillo de enfoque rápido: en la lente situada justo delante del ojo (ocular) algunos visores incluyen un anillo de enfoque rápido que tiene como misión una función similar a la del ajuste de paralaje pero que combinado con este evita tener que cambiar el ajuste delantero en el caso de cambiar rápidamente la distancia de disparo, en otros modelos el margen de ajuste permite incluso adaptar el enfoque de las dioptrías del ojo en el caso de no poder utilizar gafas graduadas especialmente en los visores con una distancia al ojo muy corta.

Hermeticidad y protección ambiental: los buenos visores llevan sistemas que los protegen de la lluvia, humedad y cambios bruscos de temperatura, este punto es de vital importancia a la hora de escoger un visor. Los rellenos a base de gases especiales como el nitrógeno evitan que se forme humedad en el interior de las ópticas por cambios de temperatura o por estar expuestos a condiciones meteorológicas extremas. Paralelamente todos los anillos y diales de ajuste deben llevar sus correspondientes juntas estancas con el fin de evitar la entrada de polvo o humedad.

Tapas de objetivo: imprescindible su uso cuando el visor está guardado, previene de la acumulación de polvo en las ópticas asi como de rayaduras involuntarias en las lentes durante su almacenamiento o transporte. Algunas de estas tapas incluyen lentes de colores que se pueden colocar en el visor para aumentar el contraste en condiciones de poca luz (las tapas amarillas).

Algunos CONSEJOS de utilidad:

  • Evitar los golpes y fuertes vibraciones.

  • No dejar expuestos al sol mucho rato los visores.

  • Utilizar siempre las tapas cuando no se usen.

  • Limpiar las lentes con materiales y productos específicos.

  • Utilizar monturas adecuadas a cada modelo.

COMO AJUSTAR EL VISOR?

Para ajustar un visor telescópico debemos buscar una posición lo más estable posible para efectuar el disparo, recomiendo utilizar una mesa con un buen apoyo y sentarse en una silla para estar mas cómodo. Aunque lo idoneo sería contar con una mesa de tiro con su correspondiente torreta ajustable, como apoyo se puede improvisar una toalla enrollada y se efectuarán 3 disparos a un blanco situado a la distancia a la que se quiera centrar el visor. Se actuará sobre las torretas de ajuste para corregir la altura o la desviación lateral, pero solo una cosa a la vez, se puede empezar por la altura y cuando se consigue centrarla luego se empieza a corregir la desviación lateral. Se deben efectuar al menos 3 disparos en cada corrección para asegurar el disparo.

Puede suceder, que a pesar de llevar la rueda de ajuste de altura al final del recorrido no se consiga llevar el disparo al objetivo, ello es debido a que las monturas tienen una pequeña desalineación con respecto al tubo por lo que se debera colocar entre el tubo y la montura unas pequeñas láminas de plástico que elevarán o bajarán el punto de visión. Personalmente utilizo trozos de película fotográfica ya que es un plástico muy resistente y de escaso grosor con lo cual puedo poner varias capas hasta que consigo centrar elvisor adecuadamente.

La solución más estable y perfecta es la de adquirir una montura ajustable que permita compensar la falta de alineacion, estas monturas llevan una serie de tornillos de ajuste que permiten levantar la montura con respecto a un carril integrado. 

Sobre todo, hay que ser pacientes...

Articulo: La retícula Mil-Dot

PRUEBAS DE VISORES

  Bushnell Banner 6-18x50

  Tasco Target 10-40x50 DS

  Swift Premier 4-12x40

  BSA Catseye 1.5-4.5x32  

  BSA Mildot 4-16x40

Gamo Sistema Vampir 4x32

 

 

 

Volver a la pagina de armas de aire


Miguel Durán Perelló