BALINES INSECTICIDAS

 

Llega a estas páginas de tiro con aire comprimido un articulo singular, poco relacionado con el tiro de entretenimiento si bien me ha llamado mucho la atención por la utilización práctica y beneficiosa de las armas de aire comprimido para mantener en buena salud nuestros arboles. Se trata de los Balines Insecticidas del Sr. Luis Rejat, biólogo y tecnico aplicador de tratamientos que amablemente me ha remitido unas muestras de sus balines insecticidas para evaluar sus prestaciones balisticas. Estos balines estan concebidos para luchar contra las bolsas de la Procesionaria, esas caracteristicas bolsas que vemos en los pinos de nuestros bosques en los que hay las urticantes y alergicas orugas que tantos problemas causan a las personas, en algunos casos muy graves.

Estan compuestos por un balin diabolo wadcutter convencional que lleva adherida en su cabeza una dosis de 10 mg de insecticida, el peso total del balin es de 7.8 grains y su diseño permite que en el impacto se libere de forma rapida la dosis dentro de la bolsa de las orugas.

Mis pruebas han estado encaminadas a comprobar el grado de precisión de los disparos con la carga del producto y la verdad es que en distancias de hasta 40 metros la precision es muy buena. Discrepo con la apreciacion de la potencia requerida por el Sr. Rejat ya que según sus indicaciones para los disparos a mas de 15 metros sugiere potencias por encima de los 24 julios y por lo que he podido comprobar una potencia de 21 julios de potencia se muestra efectiva al 100% en distancias de más de 50 metros de distancia con buena contundencia y reparto del insecticida. Asi pues casi cualquier carabina de aire comprimido medianamente potente puede admitir estos balines que sirven para combatir las dañinas plagas de procesionaria.

 

Los balines vienen adecuadamente envueltos en una cajita de carton en el que hay 10 unidades adecuadamente protegidas.

El uso de estos balines insecticidas es sumamente sencillo, se trata unicamente de cargarlos en una carabina de potencia media o alta para dispararlos contra las bolsas de la Procesionaria, como unica precaución no debe tocarse la punta de los balines para evitar el contacto con el insecticida y en cualquier caso finalizada la aplicación hay que lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabón. El uso de un visor telescopico permite efectuar la aplicacion con mayor seguridad y precisión.

Por su interes transcribo a continuacion la documentación técnica que el Sr. Rejat me ha facilitado y que expone todos los datos referentes a estos singulares balines:

 

Balines Insecticidas para el tratamiento de bolsones inaccesibles de la Procesionaria del Pino por disparo mediante carabinas de aire o gas comprimido.

(por Luis Rejat)

Introducción

En consonancia con las tendencias actuales de investigación y desarrollo de métodos de manejo de plagas que provocan cada vez una menor perturbación del entorno y reducen los peligros derivados de la aplicación de plaguicidas, el tratamiento de bolsones de la Procesionaria del Pino por disparo de Balines Insecticidas mediante carabinas de aire o gas comprimido permite limitar la aplicación de insecticida:

  • al interior de los bolsones
  • a los casos en que resulta estrictamente necesario adoptar medidas de control del insecto.

Características y composición del preparado insecticida

Los Balines Insecticidas poseen el cuerpo de un balín de cabeza plana, presentando en su superficie frontal o zona de choque 10 mg de preparado insecticida en forma de masa amarillo-verdosa, ligeramente traslúcida, de consistencia blanda, que funde alrededor de 45 ºC dando un líquido límpido de olor característico constituido por 55 % p/p DECIS EC 2,5 (Aventis CropScience) 40 % p/p parafina y 5 % p/p colofonia, recubierto bajo una película de unas 10 micras de grosor constituida por 44 % p/p goma arábiga 27,9 % p/p gelatina 27,9 % p/p glicerina y 0,2 % p/p ácido fénico.

Finalidad del tratamiento

La técnica de tratamiento de bolsones de la Procesionaria del Pino por disparo de Balines Insecticidas mediante carabinas de aire o gas comprimido viene a llenar el vacío existente en el conjunto de técnicas de control dirigido al estado larvario del lepidóptero, incorporando en una sola técnica las ventajas de las de inyección de insecticidas bolsón por bolsón y las de destrucción de bolsones inaccesibles mediante disparos de escopetas de caza, permitiendo en la mayor parte de los casos retrasar la adopción de medidas de control hasta que la evolución de la plaga lo hace estrictamente necesario, dejando tiempo para la acción de sus enemigos naturales y evitando la necesidad de efectuar tratamientos anticipados rutinarios en fechas fijas.

Prescripción de la aplicación de Balines Insecticidas

La aplicación de los Balines Insecticidas es especialmente recomendable cuando los ataques de la Procesionaria del Pino son ligeros o moderados en la mayor parte de los casos en que no es posible la utilización de otras técnicas, resultando especialmente útil en:

  • zonas de borde
  • claros
  • árboles sueltos

que son precisamente las zonas y los árboles donde se inicia la colonización de las masas forestales extensas a la vez que se trata de las zonas y los árboles más fáciles de ser tratados por disparo al permitir el ángulo de tiro necesario para efectuar los disparos con seguridad y precisión.

Ventajas del tratamiento mediante Balines Insecticidas

El tratamiento de bolsones de la Procesionaria del Pino mediante Balines Insecticidas puede competir con las aplicaciones insecticidas convencionales más utilizadas contra la procesionaria, principalmente por las siguientes características:

  • simplicidad y facilidad de realización
  • aplicación localizada del insecticida en el foco de infestación
  • se aplica únicamente la cantidad mínima necesaria de insecticida

Protocolo de actuación mediante empleo de Balines Insecticidas

En los casos en que el programa de manejo de la plaga determine el tratamiento de bolsones mediante la aplicación de Balines Insecticidas, se procederá de acuerdo con el siguiente protocolo de actuación:

1. Fase de preparación.

La orografía y la topografía del terreno así como la meteorología y los factores ecológicos pueden favorecer el empleo de Balines Insecticidas respecto a otras técnicas de tratamiento.

  1. Inspección de la zona: es primordial la disponibilidad de planos, la localización, el muestreo y la cuantificación inicial de los bolsones a tratar.
  2. Elaboración del plan de actuación.
  3. Determinación del personal y equipos necesarios, tanto para los trabajos previos de marcado de árboles a tratar como para los de ejecución del tratamiento.

    Elaboración del presupuesto.

    Solicitud de autorización para la actuación a los propietarios de las fincas y a los alcaldes de los

    municipios implicados.

    Notificación de actuación a las fincas colindantes.

    Adopción de las medidas de seguridad que se estimen necesarias; acotar con vallas y carteles.

  4. Fase de ejecución y seguimiento.
  5. Fase de mantenimiento.

Inspección de fallos de tratamiento y operaciones de repaso.

Estado actual de desarrollo de los Balines Insecticidas

Tras un período de investigación inicial empleado en determinar la forma, los ingredientes activos, las dosis necesarias y las formulaciones más idóneas, en la actualidad los Balines Insecticidas se encuentran en una fase intermedia de desarrollo en que es determinante sensibilizar a los técnicos y a los responsables de programas de control de la Procesionaria del Pino en el interés en este método nuevo de tratamiento, antes de que, conscientes de su eficacia, lo acepten en la práctica.

Pruebas de eficacia de los Balines Insecticidas

Debido a que la reducida dosis de plaguicida contenida en los Balines Insecticidas hace que la muerte de la totalidad de las orugas de los bolsones tratados tarde unos días en alcanzarse, todas las pruebas para la determinación de la eficacia de los Balines Insecticidas en su fase de desarrollo se llevan a cabo en trabajos de campo, consiguiéndose de este modo que a la acción del tóxico no se superponga la acción de la carencia alimentaria respecto al comportamiento de los insectos de control.

Armas adecuadas para la aplicación de Balines Insecticidas

Las armas útiles para la aplicación de los Balines Insecticidas son de fácil manejo y poco coste. Las carabinas de aire o gas comprimido cuya energía cinética del proyectil en la boca del cañón no excede de 24,2 julios deben estar documentadas en el territorio español con tarjeta de armas. En el caso de aplicaciones a más de 15 metros de distancia, en el tratamiento de bolsones de orugas colonizando árboles de gran altura, para que el tratamiento se realice con la necesaria precisión resulta conveniente utilizar armas accionadas por aire o gas comprimido de la categoría 3ª 3, de mayor energía, que deben estar documentadas con guía de pertenencia y su tenencia requiere de licencia de armas de tipo "E". En todos los casos la utilización específica de las armas necesarias para cada actuación concreta deberá ser autorizada por los alcaldes de los términos municipales respectivos.

Cuando se desea visualizar con detalle la porción del bolsón donde se introduce el Balín Insecticida es conveniente adaptar al arma una mira o alza telescópica, para cuya tenencia y uso se requiere licencia de armas de tipo "D".

Disparo de los Balines Insecticidas

La estabilidad al vuelo y la precisión a grandes distancias de los Balines Insecticidas hacen que con un aprendizaje mínimo de la técnica del tiro, la mayoría de las personas se hallen en condiciones de realizar los disparos con la seguridad y precisión necesarias para su aplicación eficaz.

Las buenas armas de aire comprimido son excepcionalmente precisas.

Liberación del preparado insecticida en el nido

La liberación del preparado insecticida, único objeto del disparo, se inicia en el momento en que la superficie de choque del Balín Insecticida encuentra una resistencia opuesta a su avance próxima a 1 Kg./cm².

Lo más habitual al aplicar Balines Insecticidas con precisión es conseguir su inserción en las partes sedosas blandas de los bolsones, en cuyo caso la secuencia típica de hechos que se suceden en el breve período de tiempo que transcurre desde el momento en que se inicia el contacto del Balín Insecticida con el bolsón hasta que se realiza la liberación e introducción en el nido del preparado insecticida, es la siguiente:

  1. deformación elástica del tejido de la pared del bolsón envolviendo la superficie de choque del Balín Insecticida en su trayectoria de entrada al nido,
  2. liberación del preparado insecticida por extrusión entre los hilos del tejido, forzada bajo la presión ejercida sobre el mismo contra ellos por el cuerpo del balín, y
  3. penetración de las puntas rotas de los hilos del tejido arrastrando consigo el preparado insecticida liberado y dejando paso a la entrada del cuerpo del balín

En algunos casos, sin embargo, ya sea por fallos de puntería o por falta de detenimiento a la hora de elegir la porción del bolsón donde es introducido, el Balín Insecticida puede hacer impacto en partes no elásticas del bolsón, tales como acículas o pequeñas ramas y piñas externas más o menos englobadas en el tejido sedoso, no alcanzándose el cubrimiento completo del objetivo sino solamente la proyección del insecticida sobre las paredes externas del bolsón, con lo cual el producto actúa entonces únicamente como si se tratara de una pulverización de la superficie externa del bolsón.

Distribución del insecticida en el nido

La elevada humedad que se registra en los nidos de la Procesionaria del Pino cuando las orugas se hallan concentradas en ellos hace que la distribución del insecticida en el nido a partir del material liberado por el Balín Insecticida se realice según los siguientes procesos:

  1. A consecuencia de la extrusión ejercida por el cuerpo del balín al penetrar el bolsón, el concentrado emulsionable retenido en las micelas del preparado insecticida aflora a su superficie y se disuelve en el agua que constituye la humedad del aire del nido, difundiendo el insecticida a la totalidad de la atmósfera interna del bolsón de forma inmediata.
  2. Por evaporación de los disolventes propios del concentrado emulsionable, la materia activa insecticida solubilizada precipita por coagulación a lo largo de todas las superficies del nido, a la vez que se disuelven nuevas cantidades del concentrado emulsionable, en una sucesión de procesos de intercambio entre las superficies y las capas de aire que las rodean.

La velocidad a la cual la materia activa insecticida se moviliza, después de la fase inicial durante la cual los disolventes escapan rápidamente, disminuye progresivamente a medida que merman las masas liberadas por el Balín Insecticida hasta quedar reducidas a depósitos residuales de movilización muy lenta.

Adquisición del insecticida por las orugas

Las orugas de los bolsones tratados por aplicación de Balines Insecticidas pueden adquirir la materia activa insecticida de cinco maneras distintas:

  • por vía respiratoria,
  • por coagulación de la materia activa insecticida sobre las propias orugas,
  • por contacto con la materia activa insecticida precipitada por coagulación,
  • por contacto directo con las masas de preparado insecticida liberadas por el Balín Insecticida,
  • por contacto con orugas portadoras de residuos de la materia insecticida.

Reacciones de las orugas al tratamiento con Balines Insecticidas

Al cabo de un tiempo de exposición al insecticida que se prolonga hasta que las orugas adquieren la dosis necesaria para que el insecticida ejerza su acción y varía en función de condicionantes meteorológicos y fisiológicos constituyendo el tiempo de actuación, se desencadenan las siguientes reacciones que desembocan en la muerte:

  1. Estado de excitación. Abandono del nido.
  2. Torpeza. Parálisis. Caída de orugas.
  3. Síntomas digestivos (cuadro de diarreas y vómitos). Algunas remisiones.
  4. Recaídas.
  5. Síntomas musculares y nerviosos (convulsiones). Agonía.

Efectos

Cuando la aplicación ha sido bien realizada, el Balín Insecticida origina la dispersión y muerte de gran parte de las orugas del bolsón en un radio de alrededor de 20 cm durante las primeras 48 horas, hecho que permite comprobar el éxito del tratamiento. El resto de las orugas perecen en un plazo mas largo, prolongándose hasta 10 ó incluso hasta 15 días en aplicaciones realizadas hacia final de temporada con dosis escasa, ya sea ésta por haber sido alcanzado el bolsón muy lateralmente por el disparo, o por tratarse de bolsones de grandes dimensiones tratados con un único balín insecticida.

Medidas de precaución

El cuerpo del balín insecticida atraviesa por completo los bolsones cuando no encuentra ramas del grosor suficiente para detenerlo en su interior, por lo que es necesario dar a los disparos la inclinación conveniente para que el cuerpo del balín no escape libremente con riesgo de ocasionar daños al atravesar el bolsón, lo cual se consigue encarando en segundo plano las copas de los árboles o ramas gruesas por detrás de los bolsones al disparar.

Presentación y P.V.P. estimado

En su presentación preliminar los Balines Insecticidas se presentan en estuches de cartón de 10 balines de cuerpo de plomo con un P.V.P. estimado de 0.5 € por balín.

Para evitar cualquier contacto con el preparado insecticida, en su presentación definitiva los Balines Insecticidas se presentarán por unidades en el interior de cañas de polietileno desechables que permitirán, ya sea la inserción del balín en el arma mediante un sencillo dispositivo, o bien la utilización de armas especialmente adaptadas para este uso, pudiéndose suministrar Balines Insecticidas con cuerpo de plástico, lo cual encarecerá el coste en 0,2 € por balín..

Autor y responsable

Luis Rejat, biólogo col.2442-C y técnico aplicador de tratamientos D.D.D. cualificado.

NIF 36503318 H

C/ E. Maristany, 93-95

08912 Badalona (Barcelona)

Tel. 932472538 / 616540433

E-mail: teresamar@grupobbva.net

 

Volver al indice de artículos


Miguel Durán Perelló