Monumentos

Monumentos                         

Iglesia Vieja antes de tirarla

 

Iglesia Vieja

 

Está situada en la cima del pueblo y estuvo abierta al culto hasta 1975, año en que se empieza a utilizar la Iglesia Nueva. Por estas fechas ya daba muestras de abandono lo que ha desembocado al estado actual de ruina, con el campanario caído, la techumbre hundida y los muros resquebrajados.

A comienzos de este año 2001 ha comenzado a destruirse de forma controlada ya que había peligro de derrumbamiento. De este modo se ha perdido un símbolo muy significativo para el pueblo que la Iglesia Nueva no suplirá. 

La Iglesia Vieja fue construida en el siglo XVII aunque no podemos incluirla en el Barroco más decorativo y exhuberante, sino en el que es propio de los dos primeros tercios de este siglo. Si es cierto que su posición, en plena cima del montículo en que se alza el pueblo, busca la grandeza típica de los edificios barrocos.

Se trata de una iglesia de nave única rectangular, de grandes dimensiones y con capillas entre contrafuertes. El material que predomina es el sillarejo, la mampostería y el tapial.

 

   

Iglesia de San Pedro Apóstol (Iglesia Nueva)

 

Hacia 1975, cuando la Iglesia Vieja fue cerrada al culto, se construyó la iglesia en que actualmente se ofician los actos religiosos. Recibe el mismo nombre:  "San Pedro Apóstol" y se trata de una construcción moderna de planta rectangular y con una torre-campanario separada de la misma. Junto a esto completa la estructura la casa del cura y el parque de   la iglesia.  

 

Iglesia Nueva

 

 

 

Recientemente se ha llevado a cabo un acondicionamiento del lugar como son la preparación y el mantenimiento de los jardines; el vallado del recinto y la rehabilitación y mejora de los salones parroquiales.

Además de acoger los actos religiosos propios de su función, destaca el uso que se hace de los salones parroquiales por parte de los vecinos del pueblo, ya que son el único centro de reunión social que existe en el mismo.

Campanario de la Iglesia Nueva

   

Ermita del Cristo de Amparo, conocida como "La Capilla"

Ermita del Cristo del Amparo

 

Se trata de un pequeño edificio barroco del siglo XVI de mampostería y sillares de refuerzo, con una nave rectangular y presbiterio de mayor altura que el resto, de planta cuadrada, todo techado con armadura de madera.

En esta "capilla", como se conoce a esta ermita entre los vecinos del pueblo, se celebran habitualmente actos religiosos: misas, rezos del rosario...y ha sido restaurada recientemente.

 

   

Ermita del Cristo del Humilladero

 

También se trata de un edificio barroco con una estructura similar a la ermita anterior. Normalmente está cerrada al público y sólo se abre en ocasiones puntuales como , por ejemplo, la noche de Viernes Santo, en la que todos los vecinos del pueblo, durante la Procesión de Silencio, van a adorar la imagen del Cristo que allí se encuentra

Según nos informó la señora encargada de la limpieza y mantenimiento de la ermita, cuenta la leyenda que antiguamente, durante la guerra, la noche antes de fusilar a alguien se le llevaba a esta ermita para humillarle y maltratarle, de aquí el origen del nombre.

 

El Cristo

   

La Virgen de Valverde en procesión

 

Ermita de Nuestra Señora de Valverde

 

Se trata de una ermita de pequeñas dimensiones situada en una finca a varios kilómetros del pueblo, donde se celebra anualmente la romería dedicada a esta Virgen, patrona de Valdeobispo, el domingo siguiente al de Resurrección.

Consta de una sola nave con contrafuertes exteriores y la fachada está adornada con un pequeño portalillo columnado. Se remata el edificio con una techumbre a "teja vana", sustituida tras una reciente remodelación. El material utilizado es la piedra irregular, aunque llama la atención en este contexto de austeridad rural el refinado artesonado mudéjar con que se cubre el presbiterio. Se cree que se construyó en 1615 y que fue obra de Martín Franco.

En el interior de la ermita encontramos una talla de madera policromada que representa a la Virgen de Valverde. Debemos puntualizar que esta talla es una copia donada por un particular hace varios años y que la original se encuentra actualmente en la Iglesia Nueva.

Esta talla es una pieza de gran valor, que responde a la imagen de una Virgen con el Niño sentado sobre su pierna izquierda. La técnica de la talla es tosca en general, lo que nos indica su carácter popular y que no ha sido realizada por ningún maestro de renombre, sino en el algún taller artesanal.

Por último, hay que decir que esta imagen está incluida en el período artístico denominado Románico, que se extendió por los siglos XI y XIII, coincidiendo con el período de formación del propio pueblo.  

 

   

Fuentes

 

Un aspecto característico de Valdeobispo son las numerosas fuentes y pozos con los que cuenta. Estos están situados en los alrededores del pueblo aunque antiguamente también había algunas fuentes dentro del mismo, ya que cuando aún no había agua corriente  eran una forma de abastecimiento.

Cada una de las fuentes o pozos reciben un determinado nombre, que en la actualidad, sirve para denominar la zona en la que se encuentran. Algunas de las más importantes son:

  • Fuente del Valle

  • Fuente Nueva

  • Pozo de Plasencia

  • Los Siete Arroyos

  • Fuente Pulía

 

 

La Fuente Nueva

   

Fachada de una casa típica

El poyo de las tinajas

Casa Típica   

La casa típica de Valdeobispo era de pequeñas dimensiones, construida con materiales como el adobe de barro secado al sol.

La estructura de la casa es la siguiente:

Planta baja: con un patio de gran amplitud, las escaleras de acceso al segundo piso, cuyo hueco se utilizaba como despensa y "poyo de las tinajas", y las alcobas cuyo número oscilaba entre uno y tres. El techo de esta primera planta era de madera.

Planta alta: podía ser toda una gran habitación o dos, se utilizaban como cocinas para la lumbre, desván para meter los productos del campo, la chacina del cerdo, etc, y la techumbre era de "teja vana".

Por fuera la casa solía ir revestida de cal y era común la existencia de los típicos "poyos" que servían de asiento. Otra nota de tipismo en las fachadas la añadían las llamadas "pasaderas", realizadas en piedra y su uso más normal era el de servir de soporte para las macetas.

En la actualidad este modelo de casa se ha ido perdiendo en función de una mayor comodidad y amplitud en las viviendas.

 

   

 Volver a página principal

El Pueblo - Monumentos - Costumbres - Fiestas - Dulces - La Maya - Álbum de fotos - Autoras